Anatomía de la prensa deportiva en 2021

2021 ya ha pasado a la historia. Toca hacer balance de cómo se ha portado la prensa deportiva con los deportes que no son fútbol masculino. Si el año pasado veíamos que el panorama era desolador con respecto al deporte femenino, en 2021 las cosas han mejorado un poco. La celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio ha ayudado a que haya sido así. Por eso la comparativa habría que hacerla con un año sin Juegos de verano.

Falta mucho por cambiar

Después de analizar un año de portadas de Marca, As y Mundo Deportivo, volvemos a llegar a la conclusión de que falta mucho por hacer y por cambiar. Si nos centramos solo en Sphera Sports y L´Equipe podemos volver a decir, sin miedo a equivocarnos, que son los dos grandes estandartes de la cultura deportiva. Sphera Sports ha superado las 150 portadas sin fútbol masculino como protagonista. L´Equipe ha vuelto a alcanzar el centenar de primeras páginas con contenido polideportivo. Sphera Sports ha sido el medio que más portadas ha dedicado a mujeres. Para entenderlo mejor, si juntamos las portadas dedicadas al deporte femenino de los otros cuatro diarios deportivos, las 50 portadas de Sphera Sports siguen siendo mayoría. De esas 50, casi la mitad han estado dedicadas al fútbol femenino, la mayoría al equipo dominador de la Liga Iberdrola, el Fútbol Club Barcelona.

Si le tenemos que poner un “pero” a L´Equipe es en el caso que destaca Sphera Sports. El diario deportivo francés solo le ha dedicado 10 portadas a sus mujeres deportistas. El porcentaje es muy pequeño. 

Tanto Sphera Sports como L´Equipe han dedicado varias de sus portadas de 2021 al mundo olímpico y paralímpico. 22 de Sphera Sports dedicadas a los Olímpicos y 5 a los Paralímpicos. 15 + 1 en el caso de los franceses. El rugby ha sido el deporte “favorito” para L´Equipe, 27 portadas, seguido del ciclismo con 22. La cobertura del Tour de Francia fue magnífica. De las 22 portadas de ciclismo, 17 corresponden a la gran carrera.  20 portadas le ha dedicado Sphera Sports al mundo del motor en 2021. 17 al tenis. 12 al balonmano y otras 12 al baloncesto. 11 al ciclismo y 6 al golf. 

Mundo Deportivo le ha dedicado 14 portadas a mujeres

Si nos fijamos en Marca, As y Mundo Deportivo, el que más protagonistas femeninas ha llevado en sus portadas ha sido el diario catalán. De las 31 portadas sin fútbol masculino como protagonista, 14 han sido para mujeres, nueve de ellas para fútbol femenino. La mitad de las 31 portadas han llevado a jugadores y jugadoras de distintas secciones del Barça. Siete portadas de Mundo Deportivo estuvieron dedicadas a los Juegos Olímpicos de Tokio. 

27 portadas ha dedicado el diario As al mundo polideportivo. Solo 4 han llevado como protagonistas a mujeres. El porcentaje es bajísimo. 10 de las 27 portadas fueron para los Juegos de Tokio. 7 para el tenis y otras 7 para el mundo del motor. As ha aumentado en dos las primeras dedicadas a mujeres y ha igualado las 23 a otros deportes con respecto a los números de 2020. 

 

Los Juegos Olímpicos de Tokio han ayudado

El diario Marca ha dedicado 39 de sus 365 portadas a otros deportes que no son fútbol masculino. Solo un 10,68%. Eso sí, ha mejorado sus datos de 2020: de 19 a 28 de otros deportes, de 2 a 11 protagonistas femeninas. De las once dedicadas al deporte femenino, tres fueron para el fútbol. Durante los Juegos de Tokio hubo 10 portadas dedicadas al gran. acontecimiento deportivo de 2021.

El 5 de agosto fue un día histórico para el deporte español. Sandra Sánchez y Alberto Ginés le dieron a España dos oros olímpicos en el mismo día. Algo que no ocurría desde Barcelona 92. La portada del día siguiente de Marca, As y Mundo Deportivo fue para Messi. Es un pequeño gran ejemplo de lo que ocurre en la prensa deportiva española. El deporte “favorito” para el diario Marca fue el tenis. Seis primeras le ha dedicado el diario más leído de nuestro país al deporte de Garbiñe Muguruza y Paula Badosa. 

La hemeroteca y los datos están a disposición de todos. Sigue faltando mucha cultura deportiva en España y la prensa tiene en su poder cambiar la tendencia. Menos mal que tenemos a Sphera Sports. Y también a L´Equipe, aunque haya que disfrutarlo fuera de nuestras fronteras. Ojalá 2022 sea un año mejor para el resto de deportes y sobre todo para el deporte femenino, español, francés e internacional. 

50 PORTADAS FEMENINAS DE SPHERA SPORTS

 

 

 

LAS ÚLTIMAS PORTADAS FEMENINAS DE 2021

OTRAS PORTADAS FEMENINAS DE 2021 

 

 

La mejor foto deportiva de 2021

DYLAN MARTÍNEZ/REUTERS

Ocurrió el 1 de agosto de 2021 en el Estadio Olímpico de Tokio. Mientras España comía, una gallega, una venezolana y una portuguesa, volaban sobre el foso de triple salto para pasar a la historia del atletismo. Una final que recordaremos siempre pasen los años que pasen. Dos de las tres protagonistas salen en la foto del año elegida como la mejor, falta la portuguesa, subcampeona olímpica, Patricia Mamona. 

Yulimar Rojas y Ana Peleteiro, compañeras de entrenamiento en Guadalajara a lo largo de todo el año, celebran eufóricas el récord mundial de triple salto que la venezolana acaba de lograr. La alegría de la española, Peleteiro, refleja su amistad y el buen rollo que siempre transmite el atletismo en cada una de sus competiciones. Lo he podido comprobar las veces que he tenido la suerte de ir a las pistas madrileñas de Gallur o Vallehermoso. Los atletas están hechos de otra pasta. Se alegran cuando sus rivales ganan. Es el deporte con mayúsculas. Por eso es el rey del mundo olímpico junto a la natación y a la gimnasia. 

Alegría de oro y bronce

DYLAN MARTÍNEZ/REUTERS

La triplista gallega siente que forma parte de la historia olímpica. Acaba de confirmarse como medallista de bronce, el mayor hito de su carrera deportiva, y celebra con la mejor del mundo, una marca sideral que ha tardado veintiséis años en superarse. 15 metros y 67 centímetros tienen la culpa. La foto de Dylan Martínez de Reuters está tirada antes de que se conociera la marca. Ellas ya sabían lo que había ocurrido. Solo faltaba la confirmación. Después de saberlo, Peleteiro se echa las manos a la cabeza y sigue gritando de alegría. Rojas corre unos metros y grita como si no se creyera lo que acaba de suceder. Es la reina indiscutible del triple salto. Mientras sus rivales luchan por sobrepasar los quince metros, ella ya está pensando en los dieciséis. 

 

Tim Clayton/Corbis/ Getty Images

 

La mejor foto deportiva de 2020

La mejor foto deportiva de 2019

La mejor foto deportiva de 2018

La mejor foto deportiva de 2017

La mejor foto deportiva de 2016

La mejor foto deportiva de 2015

La mejor foto deportiva de 2014

 

Las 21 mejores portadas de Sphera Sports en 2021

España está muy por detrás de otros países en lo que se refiere a cultura deportiva. Afortunadamente hay un medio que se encarga de defenderla cada día. Sphera Sports ha vuelto a ser referencia con sus portadas en 2021. Por eso, por quinto año consecutivo, toca repasar las 21 mejores. De nuevo separadas de las elegidas en el anterior repaso con Marca, As, Mundo Deportivo y otros periódicos europeos y americanos. La elección es mucho más complicada que con los diarios deportivos tradicionales. Si el año pasado superaron los 125 días sin fútbol masculino como protagonista, en 2021 han pasado de los 145. La diferencia con el resto es abismal. Solo se acerca L´EQUIPE que, un año más, se va a quedar muy cerca del centenar de primeras páginas con contenido polideportivo. En la elección de las 21 mejores portadas de Sphera Sports en 2021 destacan las dedicadas a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos y también las de las retiradas de leyendas del deporte.

Cuando publicas una portada el 2 de enero y entra dentro de las mejores del año, es que eres muy bueno en lo que haces.

Antes de que llegase una nueva lesión para Carolina Marín, todo eran buenas noticias para ella.

Grandes portadas dedicadas a Tokio 2020

Los Juegos de Tokio se celebraron finalmente sin público. Pero en el mes de marzo se dijo que, de haberlo, sería todo japonés.

Maravillosa portada dedicada a la piragüista Teresa Portela, medalla de plata en sus sextos Juegos.

Grandísima portada dedicada a la triple medallista olímpica Maialen Chourraut. La piragüista de aguas bravas fue plata en Tokio 2020. Ya había sido oro en Río 2016 y bronce en Londres 2012.

Fátima Gálvez y Alberto Fernández hicieron historia con el oro en foso por equipos mixto de tiro olímpico.

Fue un día tremendo. Dos colegas subieron al podio en sus respectivos deportes. Ray Zapata se colgó la plata en gimnasia artística y Ana Peleteiro quedó tercera en triple salto.

Magnífica portada dedicada a Saúl Craviotto (piragüismo), Sandra Sánchez (kárate), Gonzalo Pérez de Vargas (balonmano) y Laura Ester (waterpolo).

Algunos se han retirado, otro han decidido continuar unos años más. Portadón dedicado a grandes deportistas españoles.

Siete medallas conquistó aquel día el equipo paralímpico español.

Portada dedicada a Teresa Perales tras conquistar su 27ª medalla paralímpica en natación.

Ciclismo, motor, retiradas…

Sensacional portada a uno de los mejores días de ciclismo de 2021. La batalla en los Lagos de Covadonga fue espectacular.

Tadej Pogacar ha ganado este año su segundo Tour de Francia consecutivo.

El piloto francés Fabio Quartararo se coronó como campeón mundial de Moto GP.

Otra barrera caída para el deporte español. Álex Palou se ha convertido en el primero en ganar la IndyCar.

Año de retiradas de grandes del deporte: Pau Gasol, Laia Palau (solo de la selección española de baloncesto) y Valentino Rossi.

 

Ya sea en la victoria o en la derrota, Sphera Sports se sale siempre del mapa. Estas tres últimas portadas son un ejemplo.

Las 20 mejores portadas de Sphera Sports en 2020

Las 19 mejores portadas de Sphera Sports en 2019

Las 18 mejores portadas de Sphera Sports en 2018

Las 17 mejores portadas de Sphera Sports en 2017

Las 21 mejores portadas deportivas de 2021

2021 ha sido año olímpico. La pandemia impidió que los Juegos de Tokio se celebrasen en 2020 tal y como estaba previsto. Por eso, al hacer el repaso a las mejores portadas deportivas de 2021, la mayoría de las elegidas son de aquellos días en los que el mundo entero vibró y se emocionó a través de las pantallas. Ha sido complicado hacer la criba para elegir las 21 mejores. Posiblemente cada persona que haga este ejercicio tendrá sus 21 portadas diferentes. Sobre gustos no hay nada escrito y cada elección es igualmente válida. Como en años anteriores en este repaso no hay primeras de Sphera Sports, irán en otro artículo que se publicará próximamente en esta página.

Entre las 21 mejores portadas deportivas de 2021 aparecen seis del diario As, cuatro del diario Marca, cuatro del diario francés L´Equipe y hay una portada de varios periódicos de Europa y del mundo. Catorce de las veintiuna portadas se publicaron durante los Juegos Olímpicos de Tokio. El mundo paralímpico tiene dos primeras entre las elegidas.

Una final de triple salto inolvidable

El 1 de agosto de 2021 tuvo lugar la final femenina de triple salto. El diario portugués A Bola le dedicó este portadón a Patricia Mamona, subcampeona olímpica.

El diario venezolano Meridiano le regaló esta portada a su paisana Yulimar Rojas. Campeona olímpica con récord mundial incluido en el último salto de la final.

Portada compartida del diario As para Ana Peleteiro y Ray Zapata. Peleteiro fue bronce en la final de triple salto y Zapata se colgó la medalla de plata en la final de suelo de gimnasia artística.

 

L´Equipe juega en otra Liga

Tres portadas del diario francés L´Equipe. La primera del día de la inauguración de los Juegos de Tokio. La segunda para el bronce del judoca francés de origen georgiano, Luka Mkheidze. La tercera fue para tres medallas femeninas de la delegación francesa.

 

 

Dos platas y un bronce para recordar

Tres medallistas españoles. Maialen Chourraut fue plata en piragüismo slalom. Sumó así su tercera medalla olímpica consecutiva. David Valero dio la sorpresa en la prueba ciclista de Mountain Bike con un magnífico bronce. Saúl Craviotto igualó a David Cal con cinco medallas olímpicas tras la plata conseguida en el K4-500 metros. Craviotto tiene un oro más que Cal y está situado en lo más alto del olimpo español.

En Europa y en el mundo

Las siguientes cinco portadas también se produjeron durante los Juegos de Tokio. En la del diario italiano La Gazzetta dello Sport vemos a dos campeones olímpicos, Lamont Marcell Jacobs ganó los 100 metros lisos y Gianmarco Tamberi el salto de altura.

 

Espectacular la portada del diario ecuatoriano El Universo para la histórica plata olímpica de la halterófila Tamara Salazar. Se convirtió en la segunda ecuatoriana en ganar una medalla en unos Juegos.

El récord mundial de 400 metros vallas de Karsten Warholm fue uno de los momentazos de Tokio 2020. El diario noruego Aftenposten le regaló esta primera a su compatriota.

El diario brasileño Correio Braziliense celebró con esta portada la medalla de oro del piragüista Isaquias Queiroz en C1-1000metros.

Sensacional la portada del neerlandés AD Sportwereld con varios de los medallistas de Países Bajos en los Juegos Olímpicos.

Gigantes paralímpicos

Dos portadas del diario Marca dedicadas a los paralímpicos. Teresa Perales fue galardonada con el premio Princesa de Asturias de los Deportes. Magnífica actuación en los Juegos Paralímpicos. España acabó finalmente con 36 medallas, 9 oros, 15 platas y 12 bronces.

2021 ha sido un año de grandes triunfos para el deporte español. Jon Rahm ganó el US Open de golf. Garbiñe Muguruza ganó las WTA Finals. Ambos hicieron historia por primera vez para nuestro país. Ha sido también el año de la retirada de uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos, Pau Gasol.

El ciclista francés Julian Alaphilippe ganó su segundo Mundial. L´Equipe convirtió su mancheta habitual de color rojo a arcoíris. El diario As

 

 

Las 20 mejores portadas deportivas de 2020

Las 19 mejores portadas deportivas de 2019

Las 18 mejores portadas deportivas de 2018

Las 17 mejores portadas deportivas de 2017

Las 16 mejores portadas deportivas de 2016

Las 15 mejores portadas deportivas de 2015

Los días más gloriosos de Ana Peleteiro

Cuando Ana Peleteiro Brión (Ribeira, La Coruña, 2 de diciembre de 1995) compite, todo se para. Tiene una especie de imán que te atrapa y no te deja hacer otra cosa. Me ocurrió por última vez durante los Juegos Olímpicos de Tokio, el día más grande de su carrera deportiva hasta el momento. La histórica final de triple salto en la que su compañera de entrenamientos, la venezolana Yulimar Rojas batió el récord mundial y ella se colgó la medalla de bronce. Ese día la comida pasó a un segundo plano. La final era lo más importante. 

Peleteiro tiene algo especial. Siempre se aprende algo de ella en cada entrevista por pequeña que sea. Siempre provoca un titular que sirva de ejemplo para los chavales que están empezando o están dudando si dedicarse al atletismo en el futuro. 

Es una fuera de serie del atletismo. En su carrera deportiva no todo ha sido de color de rosa. Pero hay que quedarse con lo bueno aprendiendo de lo no tan bueno. Este es un pequeño repaso a los días más gloriosos de Ana Peleteiro. 

Oro en Barcelona

Para entender la carrera deportiva de la atleta gallega hay que viajar a Barcelona, al Estadio Olímpico de Montjuic. El estadio de los sueños de Barcelona 92. Veinte años después de las medallas de Cacho, Plaza, Peñalver y García Chico. Dos oros, una plata y un bronce para el atletismo español en su día más grande si hablamos de Juegos Olímpicos. Ana Peleteiro llegaba al Campeonato del Mundo júnior con tan solo 16 años. 

Con su mejor salto en Barcelona batió la plusmarca española juvenil, júnior y promesas. Una auténtica burrada la marca de 14 metros y 17 centímetros con la que hizo historia y demostró por primera vez su desparpajo y saber competir. Porque eso es lo que es Ana Peleteiro, una competidora nata que pocas veces falla y siempre está en los primeros lugares de cada competición. 

El inicio de algo grande

Comenzó muy bien la final de triple salto con 13.64 metros. Mejoró con 13.96 metros en el segundo intento con viento en contra (-0,7). Fue en el tercer salto cuando superó los 14 metros y firmó unos mágicos 14.17 metros. De nuevo con viento en contra (-1.0) pero haciendo historia para el atletismo español. Ajustando casi al máximo y volando como los ángeles. Lógica la emoción y el abrazo con su entrenador en ese momento, Lardo Moure

En el cuarto saltó superó los 13.80 metros. Hizo nulo en el quinto y en el sexto, pero ya tenía el oro colgado del cuello. La lituana Dzindzaletaité igualó a Peleteiro, pero como la española hizo un mejor segundo salto, se tuvo que conformar con la plata. El bronce fue para la cubana Zaldívar que hizo un mejor salto de 13.90 metros. Era jueves, 12 de julio de 2012. 

Un año después del Mundial júnior de Barcelona, llegó el turno del Europeo de la categoría en Rieti (Italia). La triplista gallega volvió a subir a un podio internacional. Fue bronce tras hacer un mejor salto de 13.29 metros. Lejos de lo logrado en Barcelona, pero de nuevo entre las mejores.  

Birmingham 2018

Para buscar el siguiente día glorioso de Ana Peleteiro tenemos que viajar al año 2018. A partir de ahí todo ha sido maravilloso. En 2016 fue 11ª en el Mundial bajo techo celebrado en Portland. En 2017 fue 5ª en el Europeo indoor de Belgrado. Ese mismo año acabó séptima en el Mundial al aire libre de Londres. Hace la mejor marca de su vida hasta ese momento, 14.23 metros, superando por fin la estratosférica marca de Barcelona 2012, cuando era solo una niña. 

Viajamos a Inglaterra. Concretamente a Birmingham, para recordar el siguiente podio de Ana Peleteiro. Es 3 de marzo de 2018 y se celebra el Mundial de atletismo en pista cubierta. Yulimar Rojas en escena, palabras mayores. Llegaba a Birmingham la venezolana como subcampeona olímpica (2016), campeona mundial al aire libre (2017) y bajo techo (2016), casi nada. 

Peleteiro sabe que va a tener que dar el cien por cien para alcanzar los puestos de privilegio. Y lo consigue, claro que lo consigue. Llega a colocarse segunda, la plata en sus manos por unos instantes. Pero Yulimar se lo impide ganando de nuevo y dejando a la española con un bronce mundial que sabe a gloria bendita. Rojas gana con un mejor salto de 14.63 metros. Segunda es la jamaicana Williams con 14.48 y tercera la gallega con 14.40 metros. De nuevo el mejor salto de su vida. En el momento justo. Cuando toca darlo todo. “España se merecía ya una alegría por mi parte. Pedroso sabe qué decirme y hace que tenga confianza”, dijo la medallista española. 

A un centímetro de la plata

Un centímetro para la plata. Dieciséis para el oro. Eso es lo que le faltó a Ana Peleteiro el 10 de agosto de 2018 para superar el bronce que conquistó en el Europeo al aire libre de Berlín. Volvió a mejorar su marca. Saltó cuatro centímetros más que meses antes en Birmingham, 14.44m. La griega Papajristu se colgó el oro con 14.60m y la alemana Gierisch 14.45m. Una nueva medalla internacional que confirmaba su excelente momento y que había llegado para quedarse entre las más grandes de su disciplina. “Esta vez ganó la griega pero de aquí a ocho meses a lo mejor gano yo. No estoy muy contenta porque me quedé a un centímetro de la plata”, dijo Peleteiro tras la final. 

El oro más deseado

Lo mejor estaba aún por llegar. La madurez de Ana es una realidad. Casi siete años después de su oro mundial júnior, vuelve a ser campeona. Esta vez de Europa y bajo techo. Glasgow fue la ciudad elegida por la gallega para escribir una página inolvidable en el libro de su vida deportiva. Es 3 de marzo de 2019. Peleteiro comienza la final con dos nulos y en el tercero, de nuevo cuando importa, salta más que nunca, hasta los 14.56 metros. Pero Ana tiene algo en los ojos que indica que puede hacerlo todavía mejor. No se vayan que aún hay más.

En el cuarto intento vuela para hacer un récord de España magnífico, 14 metros y 73 centímetros que la colocan como campeona de Europa de triple salto en pista cubierta. Mejoró en nueve centímetros la marca establecida por Carlota Castrejana en 2007, 14.64m. La plata fue para la griega Papajristu con 14.50m y el bronce para la ucraniana Saladuja con 14.47m. “He sacado toda la rabia. Este año he crecido mentalmente y eso me hace estar muy orgullosa”, comentó Peleteiro tras hacer historia. Ese año fue sexta en el Mundial de Doha con una marca de 14,47m.

Plata que sabe a oro

El 7 de marzo de 2021 llegó un nuevo Campeonato de Europa en pista cubierta. Torun (Polonia) fue la sede elegida. Ana Peleteiro volvía a estar entre las favoritas dos años después de proclamarse campeona. Comenzó con 13.98m. Después hizo dos nulos. En el cuarto saltó 14.34m y en el quinto 14.19m. Solo faltaba un intento y lo afrontaba en cuarto lugar. Todo o nada en el sexto. Lo volvió a hacer. 14.52m que valieron una plata. A solo un centímetro de la portuguesa Patricia Mamona, oro, y empatada con la alemana Eckhardt. Subcampeona de Europa y una nueva medalla en el bolsillo para la triplista gallega que dijo: “No me encontré bien, así que esta plata me sabe a oro”.

Histórico bronce olímpico

Llegaron los esperados Juegos Olímpicos de Tokio y la atleta española volvía a estar en las quinielas de podio. El oro parecía adjudicado para Yulimar Rojas y así se confirmó con un concurso maravilloso y un récord del mundo para la posteridad, 15.67 metros, superando en 17 centímetros la plusmarca de la ucraniana Kravets en 1995. Entrenar cada día con la mejor del mundo te hace ser mejor aún de lo que eres. La competitividad es mucho mayor y Ana Peleteiro demostró una vez más que es presente y futuro del atletismo de nuestro país. 

Empezó muy bien la gallega con un primer salto larguísimo de 14.55 metros. Mejoró en el segundo batiendo su propio récord de España con 14.77m. La medalla estaba cada vez más cerca. Hizo nulo en el tercero. El cuarto fue un buen salto, pero más corto, 14.63m. Voló en el quinto hasta los 14 metros y 87 centímetros. De nuevo superándose a sí misma. Otra vez récord nacional y cada vez más cerca de los 15 metros soñados por toda triplista. Ese salto colocaba a Ana Peleteiro con la medalla de bronce y finalmente fue el que se la concedió. El sexto también fue un salto largo, 14.65m, pero lejos de los sensacionales 14.87m con los que se convirtió en medallista olímpica. La portuguesa Patricia Mamona también hizo un enorme concurso y superó los 15 metros, 15.01m para una plata histórica. 

Equipazo

La traca final de un triple salto memorable llegó con el récord mundial de la venezolana Rojas (desde que fue subcampeona olímpica en Río 2016, solo ha ganado ella en Mundiales y Juegos, dos oros mundiales bajo techo, otros dos al aire libre y el de Tokio) y los abrazos de las amigas y compañeras de entrenamiento. Iván Pedroso tiene un equipazo y seguro que en próximas citas volveremos a verlas, a Ana y a Yulimar con una medalla colgada del cuello.

Tras colgarse el bronce olímpico, Peleteiro se acordó de su entrenador y de su equipo de entrenamiento: “Iván me sacó del pozo, cogió a una niña que pesaba 65 kilos, que le sobraba grasa por todas partes. Que sí, que tenía buena técnica y sabía saltar, pero estaba perdida. Confió en mí y me dijo que lo íbamos a lograr. No estaría aquí si no fuera por Yuli, he aprendido mucho. Nos hemos dejado el alma”. Y también demostró su ambición, clave para conseguir todo lo que ha conseguido y lo que se proponga en el futuro: “me gusta no haber llegado a 15 metros, así me quedan más cosas para luchar”. Pues eso, a por los 15 metros y a seguir haciéndonos disfrutar cada vez que compite. 


El equipo A y los brotes verdes del deporte español para París 2024

Los Juegos Olímpicos de París 2024 están cada vez más cerca. Posiblemente es una de las cosas positivas que se pudieron sacar del aplazamiento a 2021 de los Juegos de Tokio. La espera va a ser más corta que nunca. Para los que amamos el deporte y el olimpismo es una noticia maravillosa. 

España ganó en Tokio 2020 diecisiete medallas y sumó cuarenta y dos puestos de finalistas, los diplomas olímpicos que se otorgan a todos aquellos que quedan entre el cuarto y el octavo lugar de cada una de las disciplinas en las que compiten. Entre los medallistas hubo una mezcla de veteranos y noveles. Entre los que obtuvieron diploma, muchos jóvenes con aspiraciones a subir peldaños en próximas ediciones. 

Es curioso, pero varios de los deportistas españoles que ganaron medalla o lograron un diploma en los Juegos de Tokio, tienen algo en común en sus nombres y apellidos. El destino ha querido que la A esté presente en algunos de ellos. Son el equipo A y los brotes verdes para París 2024 que pueden cargarnos de optimismo y volver a ilusionarnos con que, esta vez sí, el equipo olímpico español superará la barrera ,que parece inexpugnable, de Barcelona 1992. 

EL EQUIPO A

Alberto Ginés López

Cáceres, 23 de octubre de 2002. Campeón olímpico a los 18 años en la combinada de escalada en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Un año antes, plata europea en Edimburgo en la prueba de dificultad. 

Adriana Cerezo Iglesias

Alcalá de Henares, Madrid, 24 de noviembre de 2003. Subcampeona olímpica a los 17 años en la categoría de menos de 49 kilos de taekwondo en Tokio 2020. En abril de 2021 se convirtió en campeona de Europa en ese mismo peso.

Ana Peleteiro Brión

Ribeira, La Coruña, 2 de diciembre de 1995. Bronce olímpico a los 25 años en triple salto de atletismo en Tokio 2020. Campeona de Europa bajo techo en 2019. Bronce mundial bajo techo y bronce europeo al aire libre en 2018, plata europea indoor 2021.

Asier Martínez Echarte

Zizur Mayor, Navarra, 22 de abril de 2000. Diploma olímpico tras acabar sexto en la final de los 110 metros vallas de atletismo en los Juegos de Tokio 2020. Campeón de Europa sub-23 en 2021. 

Alejandro Davidovich Fokina

Rincón de la Victoria, Málaga, 5 de junio de 1999. Ganador del torneo de Wimbledon júnior en 2017. Tercera ronda en los Juegos de Tokio 2020. 

Aina Cid Centelles

Amposta, Tarragona, 1 de septiembre de 1994. Dos diplomas olímpicos. Dos sextos puestos en el dos sin timonel de remo. En Río 2016 acompañada por Anna Boada y en Tokio 2020 por Virginia Díaz. Con la primera, bronce mundial en 2018. Con la segunda, oro europeo en 2019, plata en 2020 y bronce en 2021. 

Adrián Ben Montenegro

Viveiro, Lugo, 4 de agosto de 1998. Diploma olímpico tras su quinto puesto en los 800 metros lisos de atletismo en los Juegos de Tokio. Bronce europeo sub-20 en 1.500 metros en 2017. Sexto en los 800 metros del Mundial de Doha celebrado en 2019. 

Álvaro Martín Uriol

Llerena, Badajoz, 18 de junio de 1994. Diploma olímpico tras su cuarto puesto en los 20 kilómetros marcha de atletismo en Tokio 2020. Campeón de Europa en Berlín 2018 en la misma prueba. Plata europea sub 23 en 2015. 

Antía Jácome Couto

Pontevedra, 22 de noviembre de 1999. Diploma olímpico tras quedar en quinta posición en la prueba C1-200 metros de piragüismo en los Juegos de Tokio. Subcampeona en el Campeonato del Mundo de Copenhague celebrado en 2021. 

Ai Tsunoda Roustant

Lleida, 19 de abril de 2002. Campeona del Mundo júnior en 2021. Bronce europeo júnior en 2020. Campeona del mundo y de Europa cadete en 2019 en la categoría de menos de 70 kilos de judo. 

Alcaraz. Carlos Alcaraz Garfia

El Palmar, Murcia, 5 de mayo de 2003. Cuartofinalista del US Open de tenis. Tercera ronda en Roland Garros. Segunda ronda en Wimbledon y Open de Australia en 2021. Ganador de un torneo ATP 250. 

Aldama. Santiago Aldama Toledo

Las Palmas de Gran Canaria, 10 de enero de 2001. Oro europeo sub 18 con España en 2019. Jugador de los Memphis Grizzlies de la NBA. 

Ayuso. Juan Ayuso Pesquera

Barcelona, 16 de septiembre de 2002. Ganador del Giro de Italia sub 23 de ciclismo. Bronce en el Europeo de ruta sub 23. Ambos en 2021. 

OTROS BROTES VERDES PARA PARÍS 2024

Rocío del Alba García Martínez

Villa del Prado, Madrid, 29 de agosto de 1997. Vigésimo sexta en la prueba de Mountain Bike de los Juegos de Tokio 2020. Campeona de España en 2020 y 2021. 

Niko Sherazadishvili Sakvarelidze

Tiflis, Georgia, 19 de febrero de 1996. Séptimo puesto y diploma olímpico en judo en los Juegos de Tokio. Bicampeón del mundo en la categoría de menos de 90 kilos (2018 y 2021) y bronce europeo (2018). 

Hugo González de Oliveira

Palma de Mallorca, 19 de febrero de 1999. Sexto y diploma olímpico en Tokio 2020 en la prueba de 100 metros espalda de natación. Campeón de Europa de 200 metros estilos. Subcampeón europeo de 100 metros espalda. Bronce europeo en 50 metros espalda. 

Nicolás García Saiz

Madrid, 18 de junio de 2002. Octavo y diploma olímpico en los últimos Juegos en la prueba de 200 metros espalda. 

Paula Badosa Gibert

Nueva York, Estados Unidos, 15 de noviembre de 1997. Diploma olímpico en Tokio 2020 tras caer en los cuartos de final del torneo de tenis por un golpe de calor. Ganadora del torneo de Belgrado y de Indian Wells. Primera tenista española en ganar en el “quinto Grand Slam”

María Vicente García

Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 28 de marzo de 2001. Campeona de Europa sub 20 en heptatlón en 2019. 18ª en sus primeros Juegos Olímpicos. 

David Llorente Vaquero

Palazuelos de Eresma, Segovia, 16 de diciembre de 1996. Décimo puesto en piragüismo slalom en Tokio 2020 en la prueba de K1. Subcampeón del mundo en 2019. 

Caetano Xosé Horta Pombo y Manel Belastegui Riguillo

Noya, A Coruña, 15 de enero de 2003. Llado, Girona, 30 de noviembre de 1999. Diploma olímpico en remo en Tokio 2020 en la prueba de doble scull ligero. 

Nuevas oportunidades de hacer algo grande

El golfista Jon Rahm, la badmintonista Carolina Marín y el atleta Orlando Ortega, tienen algo en común, deberían haber estado en Tokio 2020. Diferentes circunstancias se lo impidieron. De haber estado, habrían luchado claramente por las medallas. En París 2024 tendrán una nueva oportunidad. Marín ya sabe lo que es ganar un oro olímpico y Ortega una plata. Los piragüistas Saúl Craviotto, Carlos Arévalo o Paco Cubelos volverán a luchar por estar en otros Juegos Olímpicos. Craviotto suma cinco medallas, Arévalo ganó la plata en K4-500 junto a Rodrigo Germade, Craviotto y Marcus Cooper. Este último peleará por ganar su tercera medalla olímpica. Cubelos tiene dos diplomas (7º en Londres 2012, 6º en Tokio 2020) en su vitrina particular. En París tendrá una tercera oportunidad de subir al podio. 

 

El último Marca

Desde hace algunos años tengo la costumbre de mirar las portadas de los diarios deportivos nada más levantarme de la cama. Antes de ir a trabajar hago un repaso de lo que llevan Sphera Sports, Marca,As, Mundo Deportivo y L´EQUIPE. El jueves 14 de octubre me sorprendió la portada de Marca. Pau Gasol y Jon Rahm juntos en una foto (de Getty Images) que significa muchas cosas. Gasol acaba de retirarse. Rahm es posiblemente el deportista español más importante del momento. Los dos son ejemplos a seguir dentro y fuera del baloncesto y el golf. En la imagen, Gasol agarra el hombro derecho de Rahm mientras charlan el día previo al Andalucía Masters de Valderrama. 

Suelo comprar los diarios Marca y El País los domingos. Pero también si ocurre algún acontecimiento importante en el deporte español. La portada de Marca con Gasol y Rahm lo era. Así que me preparé para ir a trabajar, cogí el autobús y mientras leía en el camino, iba pensando en comprar el Marca. Me bajé del bus y me encaminé hacia el kiosco de la Calle Montalbán, a unos doscientos metros de la radio donde trabajo. Mientras sacaba los 1,20 euros de mi cartera, miré hacia arriba y vi que algo no era como siempre. El kiosco estaba cerrado. Pensé que los dueños se habían tomado un descanso o que estaban enfermos. Pero me topé con la realidad cuando llegué. Un cartel que lo dice todo: SE TRASPASA. 

Larga vida a los kioscos y al papel

Le escribí a mi chica un whatsapp para preguntarle si podía comprarme el Marca al lado de su trabajo. La respuesta fue positiva. Pero me puse a pensar en el último Marca comprado en el Kiosco de Montalbán nº5. Fue el miércoles 6 de octubre. Ese día también venía en portada Pau Gasol y el Marca estuvo acompañado del As y de Mundo Deportivo. 

Los Kioscos están dejando de existir y a mí me da mucha pena. Durante el confinamiento fui uno de los afortunados que salió de casa todos los días aunque fueran quince minutos. Tener un perro lo facilitó. Hubo una cosa que tampoco dejé de hacer, comprar El País y Marca cada domingo. Antes de la pandemia había tres kioscos alrededor de mi trabajo. Dos ya no están o no venden prensa: el de la Plaza de Cibeles y el de Montalbán. Queda el de la Plaza de la Independencia. Larga vida. Y también larga vida al papel. Aunque el panorama sea cada vez más negro. Ojalá nunca pueda decir que compré el último Marca. 

Las medallas olímpicas del deporte femenino español

 

Hubo que esperar muchos años. Pero dicen que todo lo bueno se hace esperar. Fue en el año 1992 cuando todo cambió para el deporte español. El comienzo de algo nuevo. Hasta ese momento, las mujeres no habían logrado subir a un podio olímpico, tampoco habían tenido muchas oportunidades para ello, porque la mayoría de participantes españoles en los Juegos Olímpicos eran hombres. En Albertville y en Barcelona 92 llegaron las primeras medallas de las mujeres. Este es un pequeño repaso y también homenaje a todas aquellas deportistas españolas que han logrado subirse a un podio olímpico. 

El viaje olímpico de las españolas comenzó en París 1924. Esa fue la primera edición de los Juegos en los que participaron. Fueron solo 2 de un total de 95 participantes de nuestro país: “Lili” Álvarez y Rosa Torras, ambas en tenis.  

Hasta Roma 1960 no volvió a haber participación femenina española en unos Juegos Olímpicos de verano. En los de invierno, celebrados en 1936 en Garmisch-Partenkirchen, participaron dos mujeres: Margot Moles y Ernestina Maenza, las dos en esquí. 

La primera vez que el número de deportistas femeninas superó la decena, fue en Roma 1960, donde otra mujer fue la gran protagonista. La gimnasta rumana Nadia Comaneci. En esa ocasión fueron 11 las participantes españolas. En Los Ángeles 84 ya fueron 16  y en Seúl 88, participaron 29 de un total de 229 deportistas de nuestro país.

Mágico 1992

El 20 de febrero de 1992 fue un día histórico. Blanca Fernández Ochoa se convirtió en la primera española en subir a un podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en el slalom de los Juegos de Albertville. Ese día todo empezó a cambiar para las deportistas españolas. El primer metal llegaba desde la nieve. Blanca Fernández Ochoa es la primera y única mujer, a día de hoy, que se ha colgado una medalla en unos Juegos Olímpicos de invierno. 

Ese mismo año se celebraron los mágicos e inolvidables Juegos de Barcelona. Participaron 422 deportistas, la cifra más alta de españoles olímpicos . Posiblemente nunca se supere esa cifra, a no ser que España vuelva a organizarlos. 125 mujeres representaron a nuestro país.

Fue una judoca la que abrió el camino de las medallas femeninas. Miriam Blasco se convirtió en la primera mujer española en conseguir un metal olímpico en unos Juegos de verano. Además se convirtió en la primera campeona olímpica al colgarse el oro en la categoría de menos de 56 kilos. El 31 de julio de 1992, fue un día histórico para el deporte femenino. Un privilegio, que Miriam mantendrá hasta el infinito y más allá.

Colección de medallas en casa

En los Juegos de Barcelona llegaron otras siete medallas del deporte femenino. Almudena Muñoz sumó un nuevo oro en judo, esta vez en menos de 52 kilos. Llegó otro metal dorado desde el mar y gracias a Theresa Zabell, que junto a Patricia Guerra, lograron ganar en la categoría velera de 470. 

La selección de hockey sobre hierba también fue campeona olímpica gracias a un gol de Eli Maragall en la final contra Alemania poniendo el 2-1 definitivo en el marcador. Además de Eli Maragall fueron oro: Mari Carmen Barea, Sonia Barrio, Mercedes Coghen, Celia Cores, Natalia Dorado, Nagore Gabellanes,Marivi González, Ana Maiques,Silvia Enrique, Teresa Motos, Núria Olivé, Virginia Ramírez, Ángeles Rodríguez, Naider Tellería y Maria Isabel Martínez.

A los cuatro oros se sumaron tres platas: Carolina Pascual en gimnasia rítmica, Natalia Vía Dufresne en la clase Europa de vela y Arantxa Sánchez-Vicario y Conchita Martínez en tenis formando pareja en el dobles. Arantxa también sumó un bronce en categoría individual.

 

 

Una evolución imparable

En los Juegos de Atlanta 96, fueron 95 las españolas participantes.De las 8 medallas conseguidas en Barcelona 92, se pasó a  6. El equipo de gimnasia rítmica se bañó en oro gracias a estas 6 mujeres: Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez.

Theresa Zabell volvió a ser campeona olímpica en el 470 de vela, esta vez estuvo acompañada de Begoña Vía Dufresne. La plata llegó gracias a Arantxa Sánchez Vicario y su fantástico torneo individuallde tenis. La tenista catalana repitió bronce como cuatro años antes, en el dobles con Conchita Martínez. Además llegaron dos bronces más, ambos desde el judo. Isabel Fernández se colgó la medalla en menos de 56 kilos, y Yolanda Soler en menos de 48.

La delegación española en Sidney 2000 fue la más numerosa tras la de Barcelona, 321 atletas, de los cuales 105 fueron mujeres. En Sidney 2000, las atletas españolas lograron cuatro medallas. Una de ellas fue de oro. La judoka Isabel Fernández lograba subir dos escalones del podio y se convertía así en campeona olímpica en la categoría de menos de 57 kilos. Las otras tres medallas fueron de bronce: Nina Zhivanevskaia en los 100 metros espalda de natación, Margarita Fullana en mountain bike y María Vasco en los 20 km marcha de atletismo.

 

Aumenta la participación femenina

En Atenas 2004 participaron 316 españoles, 139 mujeres. En estos Juegos no hubo ninguna campeona olímpica, pero las españolas ganaron cinco medallas. Beatriz Ferrer Salat logró un bronce en el concurso individual de hípica. María Quintanal subió al segundo cajón del podio en el foso de Tiro Olímpico. Las otras dos platas llegaron gracias a dos parejas. Una tenística, Conchita Martínez y Virginia Ruano en el dobles. Y en el 470 de vela, Natalia Vía Dufresne y Sandra Azón. El bronce llegó desde la prueba de suelo de la gimnasia artística, gracias a la jovencísima Patricia Moreno.

Cuatro años después, en Pekín, la participación femenina fue de 120 atletas de un total de 283. En los Juegos de 2008 , las mujeres lograron cuatro medallas más, tres de plata y una de bronce. Anabel Medina y Virginia Ruano fueron subcampeonas olímpicas en el dobles de tenis. Las las otras medallas plateadas llegaron desde la piscina, gracias a las chicas de natación sincronizada, del dúo formado por Gemma Mengual y Andrea Fuentes y el equipo formado por ambas y Alba María Cabello, Raquel Corral, Thais Henríquez, Laura López, Gisela Morón, Irina Rodríguez y Paola Tirados. El bronce llegó desde el velódromo. Lo ganó Leire Olaberría en la prueba de puntuación de ciclismo en pista. Años más tarde supimos de la plata ganada por Lydia Valentín en halterofilia.

 

El salto definitivo de las mujeres

 

Los Juegos Olímpicos de Londres significaron un salto y una actuación espectacular para las deportistas españolas. Participaron 110 mujeres de un total de 278 atletas. El deporte femenino logró 13 medallas, 2 de oro, 5 de plata y 4 de bronce. Casi todas llegaron desde el agua. La vela aportó como casi siempre con dos campeonatos olímpicos: Marina Alabau en RS:X y las chicas del Elliot, Támara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro.

Doblete de Mireia

La nadadora Mireia Belmonte sumó dos platas, en 800 metros libre y 200 metros mariposa. El piragüismo aguas bravas sumó un bronce gracias a Maialen Chourraut. La natación sincronizada sumó dos nuevas medallas. Una fue de plata, el dúo formado por Andrea Fuentes y Ona Carbonell. La otra fue de bronce, del equipo formado por ambas y por Clara Basiana, Alba Cabello, Marga Crespí, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Irene Montrucchio y Laia Pons.

La selección femenina de waterpolo logró una valiosísima plata. Un equipo capitaneado por Jennifer Pareja y formado por ella misma , Marta Bach, Andrea Blas, Ana Copado, Anni Espar, Laura Ester, Mari Carmen García, Laura López, Ona Meseguer, Lorena Miranda, Mati Ortiz, Roser Tarragó y Pilar Peña.

Las otras tres medallas fueron para Briggitte Yagüe en taekwondo. La mallorquina logró la plata en menos de 49 kilos. Para Maider Unda (de bronce) en lucha, en la categoría de 72 kilos. La selección de balonmano logró un valiosísimo bronce, al vencer a Corea del Sur tras dos prórrogas. El equipo estaba formado por Andrea Barnó, Carmen Martín, Nely Carla Alberto, Beatriz Fernández, Verónica Cuadrado, Marta Mangué, Macarena Aguilar,Silvia Navarro, Jessica Alonso, Eli Pinedo, Begoña Fernández, Vanessa Amorós, Patricia Elorza y Mihaela Ciobanu.

Varios años después de los Juegos de Londres, Lydia Valentín ha recibido la medalla de oro en halterofilia. Falta que a Ruth Beitia le entreguen el bronce que ganó limpiamente en salto de altura. Ambas contaron en el podio con varias tramposas que les impidieron disfrutar de sus medallas el día señalado.

Cuatro oros en Río

En los Juegos de Río 2016, el deporte femenino español volvió a tener una fantástica actuación. Nueve medallas en total, cuatro oros, tres platas y dos bronces. Los oros llegaron desde el bádminton, gracias a Carolina Marín. Desde el atletismo, gracias al oro en salto de altura de Ruth Beitia. Maialen Chourraut lo ganó en piragüismo slalom. Mireia Belmonte en los 200 metros mariposa de natación.

La badalonesa también se colgó un bronce en los 400 metros estilos. Las tres platas llegaron desde el taekwondo, Eva Calvo. La selección femenina de baloncesto compuesta por Anna Cruz, Silvia Domínguez, Laura Gil, Astou Ndour, Laura Nicholls, Lucila Pascua, Laura Quevedo, Laia Palau, Leticia Romero, Leonor Rodríguez, Marta Xargay y Alba Torrens y el equipo de gimnasia rítmica formado por Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda . El otro bronce lo ganó Lydia Valentín en halterofilia.

Seis podios en Tokio

Seis de las diecisiete medallas españolas conquistadas en Tokio 2020, llegaron gracias a nuestras deportistas. Un oro, cuatro platas y un bronce en cinco deportes distintos. Veteranas y noveles que lucharon hasta el final por ser las mejores. El oro llegó gracias a la karateca Sandra Sánchez. Las cuatro platas llegaron del piragüismo sprint y slalom, con Teresa Portela y Maialen Chourraut como protagonistas respectivamente. La jovencísima Adriana Cerezo fue subcampeona en taekwondo y la selección femenina de waterpolo repitió el excelente resultado de Londres 2012. Laura Ester, Marta Bach, Anna Espar, Beatriz Ortiz, Elena Ruiz, Irene González, Clara Espar, Pilar Peña, Judith Forca, Roser Tarragó, Maica García, Paula Leitón y Elena Sánchez fueron las artífices de la plata en waterpolo.

La medalla de bronce llegó desde el Estadio Olímpico de Tokio. Ana Peleteiro hizo el mejor triple salto de su vida para subir al podio junto a la venezolana Yulimar Rojas y a la portuguesa Patricia Mamona.

 

Las 17 medallas de España en Atlanta 1996

Ciento noventa y cuatro hombres y noventa y cinco mujeres representaron a España en los Juegos Olímpicos de Atlanta celebrados en 1996. Hasta ese momento fue la participación más numerosa tras la de Barcelona 92 como anfitriones. Un total de doscientos ochenta y nueve deportistas iban a intentar dejar el pabellón bien alto tras el sobresaliente de aquel verano inolvidable del 92 en el que España logró el mayor número de medallas de su historia, veintidós. 

El regatista Luis Doreste Blanco fue el abanderado español en la ceremonia de inauguración. Doreste fue el primer deportista de nuestro país en conseguir dos oros olímpicos. Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992 forman parte de su magnífico historial. Desde la apertura el 19 de julio, a la clausura, el 4 de agosto, España ganó diecisiete medallas, cinco oros,seis platas y seis bronces. Los metales llegaron en diez deportes distintos: vela, atletismo, tenis, boxeo, judo, hockey hierba, waterpolo, ciclismo, gimnasia rítmica y balonmano. Once fueron masculinas y seis femeninas. 

Diecisiete medallas en nueve días

España repartió sus diecisiete preseas en nueve días. Hubo dos que destacaron sobre los demás. El 2 de agosto, cuatro podios. El 3 de agosto, seis. Diez medallas en tan solo dos días. Se trata de dos de los mejores días olímpicos de España en toda su historia. 

La primera de las diecisiete medallas españolas en Atlanta llegó pronto. El sábado 20 de julio, el pabellón H del Georgia World Congress Center, vio como el judoca madrileño Ernesto Pérez Lobo (Madrid, 5 de septiembre de 1970) se colgaba la medalla de plata en la categoría de más de 95 kilos. Pérez Lobo, que además de ser judoca, trabajaba en Telemadrid como técnico de enlace, se convirtió en el primer medallista masculino español en judo. El subcampeón olímpico mejoraba así el diploma logrado cuatro años antes en Barcelona 92 donde logró la séptima plaza. El francés David Doulliet le impidió ser campeón olímpico, el mismo que le apartó de la lucha por las medallas en Barcelona. 

Tres medallas en judo

La de Pérez Lobo no fue la única medalla del judo español en los Juegos de Atlanta. Llegaron dos más. El 24 de julio llegaba el bronce de Isabel Fernández en la categoría de 56 kilos. La alicantina ganó en el combate por la medalla de bronce a la británica Nicola Fairbrother, en ese momento vigente subcampeona olímpica. Fernández ganaba así la primera de sus dos medallas olímpicas. Otra judoca se unió a la fiesta y también ganó un bronce. Era 26 de julio y la madrileña Yolanda Soler subía al podio olímpico tras haber sido séptima en los Juegos de Barcelona 92. 

Acababa la primera semana de los Juegos de Atlanta 1996 y España sumaba tres medallas, una plata y dos bronces, en judo. Buen resultado para el judo español que cuatro años antes había sumado dos oros olímpicos. 

Medallas desde el agua

A la selección masculina de waterpolo se le resistía la medalla de oro en grandes campeonatos antes de llegar a Atlanta. Plata europea y mundial en 1991. Plata olímpica en 1992. Bronce europeo en 1993. Plata mundial en 1994. Llegaron al verano de 1996 como subcampeones olímpicos y por fin llegó la recompensa tras varios años intentando llegar a lo más alto. La selección liderada por Manel Estiarte y Jesús Rollán venció a Croacia por 7 a 5 en la gran final y dio la vuelta por completo al disgusto que significó la plata en las piscinas Bernat Picornell de Barcelona en 1992. José María Abarca, Dani Ballart, Manel Estiarte, Pedro García Aguado, Salva Gómez, Iván Moro, Miki Oca, Jordi Payá, Sergi Pedrerol, Jesús Rollán, Jordi Sans y Carles Sanz fueron los protagonistas de un triunfo histórico para el waterpolo español. Era 28 de julio de 1996.

La quinta medalla para España también llegó desde el agua. Pero esta vez desde el mar. Fernando León y José Luis Ballester se proclamaron campeones olímpicos en la clase Tornado de vela el 30 de julio. León y Ballester no ganaron ni una regata en los Juegos de Atlanta, pero fueron los más regulares de todos los participantes y acabaron en primera posición a falta de una regata para el final de la competición. 

La fiesta de la vela española no había terminado. Un día después, el 1 de agosto, llegó otro oro desde el mar. Theresa Zabell y Begoña Vía Dufresne se convirtieron en campeonas olímpicas en la clase 470. Zabell ganaba así su segunda medalla olímpica, la primera fue también de oro en Barcelona. Es la única deportista femenina española con dos oros olímpicos. Ganaron tres de las once regatas de la competición celebrada en Savannah, ciudad del estado de Georgia. 

Cuatro medallas en un día

Cuatro medallas llegaron el 2 de agosto. Es uno de los días más grandes en la historia olímpica española. El conjunto de gimnasia rítmica se hizo con una histórica medalla de oro.

Estela Giménez , Estíbaliz Martínez , Tania Lamarca , Nuria Cabanillas, Marta Baldó y Lorena Guréndez son las seis niñas que lograron una gesta fabulosa en el Georgia Coliseum. Las Niñas de Oro superaron a las búlgaras (segundas) y a las rusas (terceras) tras unos ejercicios que rozaron la perfección. 

La selección masculina de hockey hierba se quedó a las puertas del oro olímpico tras perder en la final contra Países Bajos por un gol a cero. España se adelantó en el marcador gracias a Víctor Pujol, pero después los neerlandeses anotaron tres goles. Los artífices de la medalla de plata fueron los siguientes: Óscar Barrena, Kim Malgosa, Jordi Arnau, Juantxo García-Mauriño, Jaime Amat, Juan Escarré, Víctor Pujol, Ignacio Cobos, Xabier Escudé, Xavi Arnau, Ramón Sala, Pol Amat, Juan Antonio Dinarés, Pablo Usoz, Ramón Jofresa y Antonio González. 

Arantxa no falla

Arantxa Sánchez Vicario pasó las tres primeras rondas del torneo olímpico sin perder un solo set. En cuartos de final tuvo que remontar a la japonesa Kimiko Date. La tenista española ganó 4-6 6-3 y 10-8 y se colocó en la lucha por las medallas. En semifinales se impuso a la checa Jana Novotna en tres mangas: 6-4 1-6 6-3 y se aseguró la plata. Medalla que consiguió al caer en la final contra la estadounidense Lindsay Davenport por 7-6 y 6-2. 

El mismo día que el oro de la rítmica y las platas del hockey y Arantxa, llegó el bronce del marchador Valentín Massana. El atleta español quedó tercero en los 50km marcha. Cuatro años después de quedarse a las puertas de subir al podio tras su descalificación en los 20 km marcha de Barcelona 92. El catalán cubrió la prueba en 3 horas 44 minutos y 19 segundos. Solo fueron más rápidos que él, el polaco Robert Korzeniovski y el ruso Mikhail Shchennikov

El mejor día olímpico de España

Será difícil que España supere algún día las seis medallas ganadas el 3 de agosto de 1996. Es el mejor día olímpico español de la historia. Un oro, tres platas y dos bronces inolvidables. Miguel Induráin y Abraham Olano se colgaron oro y plata respectivamente en la contrarreloj individual de ciclismo. Induráin aventajó a Olano en doce segundos. El británico Chris Boardman se colgó la medalla de bronce. 

La medalla de Arantxa Sánchez conseguida el día anterior, no fue la única del tenis español en Atlanta 1996. El también catalán, Sergi Bruguera, también se colgó una plata. Pasó las dos primeras rondas tras jugar tres sets. En la tercera solo le hicieron falta dos. Volvió a ganar en tres en cuartos de final. En semifinales venció al brasileño Meligeni en dos mangas. En la final, no pudo con uno de los grandes. El estadounidense Andre Agassi le ganó fácil: 6-2, 6-3 y 6-1. 

Ese mismo día llegó la segunda medalla olímpica de Fermín Cacho. El atleta soriano llegaba a Atlanta con la vitola de campeón olímpico de 1.500 metros. La caída de Hicham El Guerrouj a poco más de 400 metros para el final de la prueba, hizo que el argelino Morceli cogiese ventaja. Cacho fue subcampeón, pero nunca sabremos si podría haber revalidado el título cuatro años después de aquella tarde mágica en Montjuic. 

Triplete de podios en tenis

No hay dos sin tres. Ese día ganaron un bronce en el torneo de dobles Arantxa Sánchez y Conchita Martínez. Para la primera significaba su cuarto metal, dos en Barcelona 92 y dos en Atlanta 96. Para la segunda significaba su segunda medalla tras la plata ganada junto a Sánchez en Barcelona. Ganaron en dos sets a la pareja neerlandesa formada por Bollegraf y Schultz

Y para redondear un día histórico, el boxeador Rafa Lozano, también subió al podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en la categoría de menos de 48 kilos. El filipino Mansueto Velasco impidió que llegara a la final. Fue la primera de las dos medallas olímpicas de Lozano. 

Faltaba una última medalla para acabar los Juegos de Atlanta el 4 de agosto de 1996. La selección masculina de balonmano ganó el bronce tras ganar a Francia por 27 a 25. Estos fueron los artífices de la medalla: Aitor Etxaburu, Alberto Urdiales, Demetrio Lozano, Fernando Hernández, Iñaki Urdangarín, Jaume Fort, José Javier Hombrados, Juan Pérez, Mateo Garralda, Rafael Guijosa, José Salvador Esquer, Jesús Fernández, Josu Olalla, Jordi Núñez, Raúl González y Talant Dujshebaev

 

 

Siempre de Pau

Durante el final de mi infancia y parte de mi adolescencia, siempre fui de los Chicago Bulls. Es lo que tiene haber nacido en 1982 y tener a Michael Jordan como referencia. En 2001 todo cambió, aunque nunca «dejé» a Jordan hasta su retirada, me hice seguidor de Pau Gasol Sáez (Barcelona, 6 de julio de 1980). Digamos que fue un amor compartido. La carrera de Pau ha sido maravillosa. Desde aquel oro júnior con la selección española que lo cambió todo para siempre en aquel verano del 99. Líder de una generación irrepetible de jugadores de baloncesto. 

Los llamaron la ÑBA y después se convirtieron en La Familia . Gasol siempre estuvo ahí. Dando ejemplo dentro y fuera de la cancha. Comenzó y terminó su carrera en el Barcelona. Cuesta hablar en pasado sobre él. Se acaba una era de más de dos décadas de disfrute. Llegó muy joven a los Memphis Grizzlies. Fue el segundo jugador español en la NBA tras Fernando Martín.

Primera parada en la NBA

Jugó siete temporadas seguidas en los Grizzlies mejorando año tras año sus estadísticas y porcentajes. Me hice de los Grizzlies. Siempre de Pau. En 2002 fue nombrado mejor rookie del año. En 2006 se convirtió en el primer español en jugar un All Star Game. El promedio de puntos en Memphis siempre superó los 17 por partido y el promedio de rebotes siempre estuvo por encima de los 7 por encuentro. En la temporada 2006-2007 tuvo un promedio de 20.8 puntos y de 9.8 rebotes. 

En febrero de 2008, siete años después de llegar a la NBA, fue traspasado a Los Ángeles Lakers. Me hice de los Lakers. Siempre de Pau. De 2008 a 2010 ayudó al equipo californiano a llegar a la final, ganando dos de ellas en 2009 y 2010. También fue el primer español en ganar un anillo de la NBA y por supuesto el primero en ganar dos. En los Lakers se hizo amigo de uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia, Kobe Bryant. Formaron una dupla sensacional. Bryant llegó a decir que Pau fue uno de los tres jugadores con los que más disfrutó jugando en su carrera. 

Sus promedios de puntos en los Lakers siempre estuvieron cercanos a los 18/19 puntos por partido y en cuanto a los rebotes, su mejor porcentaje llegó en uno de los anillos, 11.2 por encuentro en la temporada 2009-2010. 

Siempre de Pau

Tras su paso por los Lakers volví a hacerme de los Bulls. Siempre de Pau. Firmó por el equipo de Chicago en 2014 y jugó dos temporadas. En la primera de ellas jugó los play offs llegando hasta las semifinales de la Conferencia Este. En la 2014-2015 tuvo un promedio de 18.5 puntos y 11.8 rebotes por partido. Sus porcentajes bajaron un poco en la segunda y última temporada en Chicago. 

En 2016 firmó por los San Antonio Spurs donde jugó tres temporadas. Me hice de los Spurs. Siempre de Pau. Jugó menos minutos y los porcentajes bajaron. La edad y las lesiones no perdonan. 

Su último equipo en la NBA fueron los Bucks de Milwaukee. Me hice de los Bucks. Siempre de Pau. Solo pudo jugar tres partidos debido a una lesión en su pie izquierdo. 

Regresó al Barcelona en la temporada 2020-2021, previa a los Juegos de Tokio. No me hice del Barça, pero siempre fui de Pau. Fue el último escalón de una carrera llena de éxitos. 

Pau Gasol jugó 1.362 partidos en la NBA. Participó en seis ediciones del All Star Game (una estando en los Grizzlies, tres estando en los Lakers y dos estando en los Bulls). Anotó 22.992 puntos, capturó 12.551 rebotes , dio 4.363 asistencias y puso 2.174 tapones. 

Emblema de la selección española de baloncesto

Con la selección española sus números son impresionantes también. Siete participaciones en Europeos con un balance espectacular de tres oros, dos platas y dos bronces. Tres mundiales disputados, un oro y dos quintos puestos. Cinco Juegos Olímpicos con unos resultados magníficos: dos platas, un bronce, un sexto y un séptimo puesto. 

El último partido oficial de Pau Gasol fue con la selección española en los Juegos de Tokio. El rival, Estados Unidos. Derrota por 14 puntos en la búsqueda de la semifinal olímpica. 216 partidos jugó Pau con España. Además de ganarlo todo, anotó 3.656 puntos, capturó 1.476 rebotes y repartió 349 asistencias. 

Números siderales que ya forman parte de la historia del baloncesto y del deporte español. Si tuviéramos que destacar uno de sus muchos partidos jugados con la selección española. además de las medallas olímpicas, hay que quedarse, sin duda, con el memorable partido del Eurobasket 2015 contra Francia en territorio francés. El jueves 17 de septiembre de 2015, Pau Gasol, llevó a a la final europea y clasificó a España para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Los números fueron impresionantes: 40 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 16/18 en tiros libres, 12/19 en tiros de 2, 52 de valoración, en 36 minutos jugados. España ganó a Francia 80 a 75 en Lille. La mitad de los puntos los anotó Pau. Una exhibición inolvidable.

Pau Gasol es, sin duda, el mejor jugador español de baloncesto de todos los tiempos. Embajador de UNICEF, comprometido con la igualdad en el deporte y con una Fundación que lleva su nombre, es y siempre será un referente del deporte español. Por eso siempre seré/seremos de Pau. Gracias por todo lo que nos has dado y lo que queda por llegar. Mucha suerte, Pau. 

 

Portadas dedicadas a Pau Gasol