Grandes dominadores del deporte mundial: Steve Redgrave, el rey del remo

“Si a partir de ahora me ven cerca de un bote, pueden pegarme un tiro”, eso es lo que dijo Steve Redgrave (Marlow, Inglaterra, 23 de marzo de 1962) al terminar su participación en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Incumplió su palabra, en los Juegos de Sidney 2000, volvió a participar. Es lo que tiene ser el rey del remo y ganar cinco medallas de oro en cinco ediciones olímpicas consecutivas. Es el único remero que ha sido capaz de conseguirlo. De 1984 a 2000, desde los 22 a los 38, dieciséis años subiéndose a lo más alto del podio. 

Cuando era un niño Redgrave soñaba con ser campeón olímpico. A los 10 años veía como el nadador estadounidense Mark Spitz ganaba siete oros en Múnich 1972 y corroboró su deseo. 

El primer oro, en Los Ángeles

El primer título olímpico llegó en los Juegos de Los Ángeles 1984. Ningún remero británico había ganado medallas olímpicas desde Londres 1948. El 5 de agosto de 1984 en Lake Casitas, el lugar donde se desarrolló la competición de remo, la historia cambió. Reino Unido ganó la medalla de oro en el cuatro con timonel. Redgrave estuvo acompañado de Adrian Ellison, Andy Holmes, Martin Cross y Richard Budgett. Marcaron un tiempo de 6:18.64. 

Después de los Juegos de 1984, Steve Redgrave formó equipo con Andy Holmes. Tras haber sido campeones del mundo en 1986 y 1987, llegaron como favoritos a los Juegos de Seúl. El dos sin timonel británico se colgó la medalla de oro el 24 de septiembre de 1988. El río Han fue testigo de la segunda medalla de oro olímpica consecutiva de Redgrave y Holmes en un tiempo de 6:36.84. En esos Juegos también se colgaron un bronce junto a Patrick Sweeney

En 1990 Redgrave volvió a cambiar de compañero en el dos sin timonel. Era Matthew Pinsent, ocho años más joven que él. Además de conquistar varias medallas en campeonatos del mundo celebrados hasta 1995, hay que destacar la aplastante victoria en los Juegos Olímpicos de Barcelona. El 1 de agosto de 1992, en el lago de Banyoles, ganaron la medalla de oro con cinco segundos de ventaja sobre la pareja alemana que se colgó la plata. Pinsent y Redgrave ganaron con un tiempo de 6:27.72. Fueron nueve segundos más rápidos que el propio Redgrave y Holmes en Seúl. 

El único oro británico

Steve Redgrave, ya como triple campeón olímpico, fue el abanderado de la delegación británica en Atlanta. El 27 de julio de 1996, de nuevo junto a Matthew Pinsent, ganó el oro en el lago Lanier. Eso sí, lo hicieron de manera más ajustada que cuatro años antes. En las eliminatorias y en las semifinales fueron más lentos que los ganadores. En la final, muy igualada, se impusieron a la pareja australiana por menos de un segundo de ventaja. Ganaron el oro con un tiempo de 6:20.09. Aquel oro fue el único conquistado por Gran Bretaña en aquellos Juegos. Ganaron quince medallas, el oro de Redgrave y Pinsent, ocho plata y seis bronces. Los británicos han ganado al menos un oro en todos los Juegos de Olímpicos desde Atenas 1896. 

“Si alguien me ve yendo a algún lugar cerca de un barco nuevamente, tienen mi permiso para dispararme» dijo Redgrave tras ganar su cuarto oro olímpico consecutivo. Como decíamos al comienzo no cumplió su palabra y cerró el círculo en Sidney. En los Juegos del año 2000 ganó, junto a otros tres británicos, en el cuatro sin timonel. El quinto oro fue el más competido de todos, el más emocionante. Gran Bretaña se impuso a los italianos por solo treinta y ocho milésimas. 5:56.24 fue el tiempo de Redgrave, Cracknell, Foster y Pinsent. El cuarteto italiano cubrió el recorrido en el Sydney International Regatta Centre de Penrith en 5:56.62. Tras ganar la sexta medalla olímpica, cinco oros y un bronce, bromeó sobre la relación con su mujer: “me ha amenazado que si sigo en esto se divorcia”. 

Con Matthew Pinsent ganó siete oros mundiales y tres olímpicos. Fue el compañero con el que más éxitos compartió a lo largo de su magnífica carrera deportiva. 

Elogiado por Samaranch

El 23 de septiembre de 2000 fue el último día que vimos competir a Steve Redgrave. El presidente del COI por aquel entonces, Juan Antonio Samaranch, estuvo allí para felicitarlo y dijo: “es un atleta que realmente ha escrito su nombre en los libros de historia olímpica”. 

Se cuenta que después de que Redgrave ganó su primer oro olímpico, Richard Burnell, medallista de oro británico en remo en 1948 le dijo: «Eres campeón olímpico de por vida». Burnell solo pudo verle ganar tres de sus cinco oros olímpicos, falleció un año antes de los Juegos de Atlanta. 

Steve Redgrave ganó seis medallas olímpicas, cinco de ellas de oro, en uno de los deportes más duros que existen. A diferencia de otras disciplinas, el remo utiliza casi todos los músculos del cuerpo. Los remeros mueven brazos, piernas, espalda, cuello, manos, muñecas, pies. El cuerpo de un especialista en remo quema calorías y consume oxígeno a un ritmo bestial. Algunos fisiólogos han calculado que remar en un regata de 2000 metros (la distancia olímpica) tiene el mismo efecto fisiológico que jugar dos partidos de baloncesto consecutivos. Y todo ello en poco más de seis minutos. 

 

FOTOS: Getty Images

Deja un comentario