Portadas deportivas inolvidables: Sports Illustrated tras el récord mundial de Mike Powell

El reloj marca las 19:06. Es viernes 30 de agosto de 1991. Estadio Nacional de Tokio. Es uno de los momentos históricos del atletismo y del deporte internacional. La final más recordada de salto de longitud. Dos estadounidenses, Carl Lewis y Mike Powell, buscan la medalla de oro en el Campeonato del Mundo.

Mike Powell supera un récord mundial vigente desde los Juegos Olímpicos de México 1968. Salta ocho metros y noventa y cinco centímetros y supera en cinco centímetros la marca conseguida por otro estadounidense, Bob Beamon. 

Veintiséis zancadas para la eternidad. Para superar a un Carl Lewis, que parecía imbatible y que no perdía una prueba de longitud desde febrero de 1981. Una década dominando. Se dice pronto. Con dos medallas olímpicas de por medio, las de Los Ángeles y las de Seúl. Más tarde llegarían los oros de Barcelona y de Atlanta, para completar un poker de oros maravilloso.

 

La portada del récord mundial

El salto fue espectacular. La portada que le dedicó la revista Sports Illustrated días después así lo refleja. El mensaje es claro: Mike Powell rompe el récord de salto de longitud de hace 23 años de Bob Beamon. 

29 pies y 2,3 pulgadas, dos pulgadas más lejos que la marca de Beamon. Así lo reflejó la prestigiosa revista americana con fecha nueve de septiembre de 1991. 

La fotografía es sensacional. Mike Powell, dorsal 1155, vuela hacia una marca memorable. El mejor salto de su vida. El más grande de todos los tiempos, 8.95 metros. Superando al gran dominador de la longitud. A Powell no le vemos la cara. Pero no hace falta. Basta con sus brazos y sus piernas. El autor de la imagen es Gerard Vandystadt de AllSport. Una de las instantáneas deportivas que nunca olvidaremos. 

Tres años antes, en los Juegos de Seúl 1988, Mike Powell fue subcampeón olímpico con un salto de 8 metros y 49 centímetros, lejos de los 8.72 metros de Carl Lewis. En Tokio el dueño y señor fue Powell, gracias a su récord mundial, pero Carl Lewis también realizó un concurso magnífico con un mejor salto legal de 8 metros y 87 centímetros. Historia del atletismo y del deporte. 

 

 

 

Deja un comentario