La duración de las medallas olímpicas: David Cal

Ganó medallas en todas las finales olímpicas en las que participó. Y si llega a aguantar a la siguiente cita seguramente también lo habría conseguido. David Cal Figueroa (Pontevedra, 10 de octubre de 1982) es el más grande deportista olímpico español de la historia. Campeón olímpico y ganador de otras cuatro medallas de plata, le convierten en el único deportista de nuestro país capaz de ganar cinco metales olímpicos. Sin embargo, pocas veces sale en los puestos de honor de las clasificaciones de los mejores de todos los tiempos. 

De Atenas 2004 a Londres 2012 pasando por Pekín 2008, fue siempre una baza segura en las quinielas de posibles medallistas españoles. La falta de motivación por competir le hizo poner fin a una trayectoria magnífica en el camino a los Juegos de Río 2016. “Ganar otra medalla era más de lo mismo” dijo cuando se retiró. Y añadió: “he disfrutado mucho más de lo que he sufrido en una piragua”.

5 medallas en tres Juegos Olímpicos

¿Cuánto tiempo necesitó en competición David Cal para ganar sus cinco medallas olímpicas en tres Juegos? La respuesta es poco más de quince minutos. Un oro y cuatro platas logradas en un cuarto de hora. Así podría llamarse la película olímpica del piragüista gallego. 

David Cal ganó dos medallas en los Juegos de Atenas. La primera llegó el 27 de agosto de 2004. El estreno en el medallero olímpico fue inmejorable. Un oro gigante en C1-1000 metros el que invirtió un tiempo de 3:46.201. La salida fue lenta, más tranquila que la de sus rivales. Alcanzó el primer cuarto de la prueba en séptimo lugar. Pero a partir de los 500 metros, cuando sus rivales comenzaban a perder fuerza, se situó en cabeza y no se bajó del primer lugar hasta el final. Derrotó al alemán Andreas Dittmer, imbatido desde 1998 y oro en Sidney cuatro años antes. El checo Martin Doktor, campeón en Atlanta 1996, solo pudo ser quinto. El húngaro Attila Vajda se llevó la medalla de bronce. 

Oro y plata en Atenas

Un día después de convertirse en campeón olímpico y dejar su nombre sellado para siempre en la historia de los Juegos, ganó la medalla de plata en C1-500 metros. Una prueba mucho más explosiva. Según los expertos, el piragüista acaba con el ácido láctico por las nubes, quemando los brazos de los palistas. Cal se quedó a unas milésimas del oro. Invirtió 1:46.723. Esta vez pudo con él el alemán Dittmer que mejoró su bronce logrado en Sidney 2000. Fue tercero el ruso Opalev.

La segunda medalla olímpica de David Cal llegó precedida de un susto. Eran las seis y cuarto de la mañana y el gallego no había aparecido para desayunar. Subieron a buscarle a su habitación y resultó que se había puesto el despertador a las seis de la tarde en lugar de a las seis de la mañana. La final se celebró poco antes de las ocho de la mañana.

Dos platas en Pekín

En los Juegos de Pekín también sumó dos medallas. Ambas fueron de plata. La primera llegó el 22 de agosto de 2008. El piragüista español perdía su corona, pero se convertía en subcampeón con un tiempo de 3:52.751, seis segundos más lento que en 2004. Fue una carrera lenta. El húngaro Vajda, bronce en Atenas y en ese momento campeón mundial, se llevó la medalla de oro. En los primeros 250 metros David Cal se colocó en sexto lugar. Después comenzó la remontada hasta llegar a la segunda posición que ya mantuvo hasta la meta.

El 23 de agosto se colgó su cuarta medalla olímpica. Medalla de plata en C1-500 metros. Mismo resultado que cuatro años atrás. Cal salió bien. A mitad de carrera se colocó en tercera posición y después subió un puesto. No pudo hacer nada para alcanzar al ruso Opalev, que se colgó el oro. El tiempo de David Cal fue dos segundos más lento que en Atenas, 1:48.397. El gallego igualaba en ese momento a Joan Llaneras y a Arantxa Sánchez Vicario en el club de cuatro veces medallistas olímpicos. 

“Cuatro pruebas y cuatro medallas” decía su entrenador Suso Morlán (qepd) y añadía “Es verdad que veníamos a por dos oros, habíamos entrenador para ello, pero su peor resultado en unos Juegos es el segundo escalón del podio. Pocos pueden decirlo. Aspira a todo en Londres”.

La quinta en Londres

Y llegaron los Juegos de Londres 2012 y David Cal se colgó su quinta medalla olímpica. Nadie ha ganado tantas como él hasta el momento. Eso sí, llegó con bastante sufrimiento. El 8 de agosto de 2012 quedará marcado para siempre como el día que un piragüista gallego ganó su quinta medalla en cinco finales disputadas. 3:48.053 fue el tiempo de la quinta. Solo superado por el alemán Sebastian Brendel en C1-1000 metros. Tres Juegos Olímpicos consecutivos subiendo al podio en esa prueba. 

Cal salió lento. Al paso por los primeros 250 metros era sexto a bastante distancia de sus rivales. A mitad de prueba mantenía la misma posición. A falta de 250 metros subió al quinto lugar, pero seguía lejos del podio. En el último tramo realizó una remontada sensacional para alcanzar la medalla de plata. Y si la prueba hubiera sido un poco más larga, posiblemente tendría un segundo oro olímpico en el bolsillo. En el último tramo de la final fue el mejor. El español hizo 55.96 y el campeón alemán 58.08. En los 750 metros Brendel le aventajaba en tres segundos. De ahí la diferencia de menos de 900 milésimas entre ambos al término de la prueba. 

Deja un comentario