La duración de las medallas olímpicas: Carl Lewis

Carl Lewis forma parte de ese selecto grupo de los elegidos. De los mejores deportistas de la historia. Hasta la llegada del jamaicano Usain Bolt fue el mejor atleta. Dominó el salto de longitud durante más de una década ganando cuatro oros olímpicos entre Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996. Fue un velocista fantástico. El “Hijo del Viento” lo llamaron. Corría sobre el tartán. Volaba sobre el foso de longitud. Subió al podio olímpico en diez ocasiones. Nueve veces lo hizo en el escalón más alto. Una vez se tuvo que conformar con ser subcampeón. 

Además del oro en salto de longitud, en los Juegos de 1984 ganó también los 100, los 200 y el relevo 4×100 metros lisos. En Seúl 1988 también ganó en la longitud. Fue oro en los 100 (tras la descalificación del dopado Ben Johnson) y plata en los 200 metros lisos. Cuatro años más tarde ganó el 4×100 y de nuevo la longitud en Barcelona 1992. En Atlanta 1996 terminó su periplo olímpico ganando su cuarto título consecutivo en salto de longitud.

Seis oros en menos de dos minutos y medio

¿Cuánto tiempo invirtió en competición Carl Lewis para ganar sus seis medallas olímpicas sin contar las de salto de longitud? La respuesta es ¡menos de 2 minutos y medio! si sumamos los tiempos de los relevos estadounidenses. 

En Los Ángeles 1984 fue el auténtico dominador de la velocidad. Ganó los 100 metros con un tiempo inferior a los diez segundos. Lewis venció con una marca de 9.99. En los 200 metros logró el récord olímpico tras acabar en un tiempo de 19.80. Junto a Ron Brown, Sam Graddy y Calvin Smith ganó el oro olímpico en 4×100 metros lisos con un tiempo de 37.83. Con el oro logrado en salto de longitud igualó la gesta de Jesse Owens en Berlín 1936.

Llegó a Seúl 1988 dispuesto a igualar el excepcional resultado de cuatro años atrás. No pudo ser. En los 100 metros venció tras descubrirse que el ganador, Ben Johnson (9.79), se había dopado. Ganó Carl Lewis con un tiempo de 9.92, récord del mundo. En los 200 metros cayó derrotado por el también estadounidense Joe Deloach. Ganó la plata con un tiempo de 19 segundos y 79 centésimas. Invirtió una centésima menos que cuatro años antes en Los Ángeles. En el relevo 4×100 el equipo americano fue eliminado antes de la final. 

Fue una pena no verle correr los 100 metros en Barcelona 92. Además de su tercer oro en longitud ganó el relevo 4×100 metros lisos junto a Mike Marsh, Dennis Mitchell y Leroy Burrell con un magnífico récord mundial, treinta y siete segundos y cuarenta centésimas. En Atlanta 1996 solo participó, de nuevo con victoria, en el salto de longitud. 

 

Fotos: Getty, AFP, Reuters

Deja un comentario