Michael Phelps y los 200 metros mariposa

Cuando Michael Phelps debutó en los Juegos de Sídney 2000 tenía solo quince años. En ese momento nadie imaginaba lo que se avecinaba. Phelps dominó la natación mundial durante cuatro ciclos olímpicos, de 2004 a 2016. El entrenador del mejor nadador de la historia, Bob Bowman, le dijo a la madre de Phelps que sería campeón olímpico en 2008. Se equivocó. Lo logró cuatro años antes y a lo largo de su insuperable carrera se colgó nada más y nada menos que veintitrés medallas de oro en la máxima competición deportiva. 

Sídney 2000

Phelps debutó como olímpico en los 200 metros mariposa. Prueba que volvió a nadar en los siguientes cuatro Juegos. La única que nadó en todas sus participaciones olímpicas. Era un adolescente cuando fue capaz de alcanzar la final en Sídney. Acabó quinto y no muy lejos de las medallas. A solo treinta y tres centésimas del bronce. 

Aquel 19 de septiembre de 2000 ganó el estadounidense Tom Malchow con un tiempo de 1:55.35. La plata fue para el ucraniano Denys Sylantiev con una marca de 1:55.76. El tercer puesto fue para el australiano Justin Norris con 1:56.17. Justo por delante de Michael Phelps acabó el ruso Anatoly Polyakov con 1:56.34. Phelps tocó pared con un tiempo de 1:56.50. 

Si analizamos la carrera por tramos, Phelps cubrió los primeros 50 metros con el tiempo más lento de los finalistas. Los cubrió en 26 segundos y 76 centésimas. Al paso por la mitad de la prueba ya era séptimo con un tiempo de 56.44. Los 150 metros los pasó en la misma posición con una marca de 1:26.63. En el último largo remontó dos posiciones hasta alcanzar la quinta plaza final. 

Fue solo el comienzo de una carrera extraordinaria. Un quinto lugar para decir al mundo aquí estoy yo con quince años. Un diploma olímpico para presentar candidatura a ser el mejor de todos los tiempos.  

Atenas 2004

El 17 de agosto de 2004, en Atenas, llegó el primer oro olímpico de Phelps en los 200 metros mariposa. Lo consiguió con un récord olímpico incluido. Dominó toda la prueba. Ocupó el primer puesto de principio a fin. Cubrió los primeros 50 metros en 25.55. Más de un segundo más rápido que en Sídney 2000. Llegó a la mitad de la prueba en 54 segundos y 45 centésimas, dos segundos mejor que cuatro años antes.

A falta de un largo el cronómetro de Phelps marcaba 1:24.54. Se convirtió en campeón olímpico con un tiempazo. El mejor de la historia olímpica hasta ese momento y la segunda mejor marca de 200 mariposa hasta ese día: 1:54.04. Batiendo la plusmarca de Malchow en el año 2000. La plata fue para el japonés Takashi Yamamoto: 1:54.56. El bronce se lo llevó el británico Stephen Parry con 1:55.52. Phelps dijo al final de la prueba: “Realmente lo pasé mal en el tercer largo”. 

Pekín 2008

Llegaba Michael Phelps a Pekín 2008 con el récord mundial y el olímpico en su poder. Batió ambos en los 200 mariposa celebrados en el Cubo de Agua. 1 minuto 52 segundos y 3 centésimas para la historia. 13 de agosto de 2008. Era su décima medalla de oro olímpica. Pareció fácil pero no lo fue. Phelps ganó prácticamente sin ver nada. Poco después de lanzarse a la piscina sus gafas se llenaron de agua. Cubrió el primer largo en segunda posición con un tiempo de 25 segundos y 36 centésimas. Al paso por los cien metros se situó en primer lugar con 53.53. Es ahí cuando realmente empiezan a complicarse las cosas para el de Baltimore.

“No vi nada en los últimos 100 metros. No vi los dos últimos muros, el de los 150 metros y el de la llegada”. Tuvo que nadar a ciegas. “Tuve que adivinar dónde estaba la pared contando mis brazadas”. Aún así lideró la prueba hasta el final con solvencia. Pasó el último viraje con un tiempo de 1:22.75. Después batió el récord mundial. Ocho centésimas más rápido que el anterior. Ese día también ganó en el relevo 4×200 libre y se convirtió en el deportista con más oros olímpicos de la historia. Una auténtica máquina de ganar.

Londres 2012

El 31 de julio de 2012 ocurrió algo inesperado. Michael Phelps se presentó en la final de 200 mariposa de los Juegos de Londres como gran favorito. Llevaba ni más ni menos que una década imbatido en la prueba. Salió por la calle 6 cuando el reloj de la piscina londinense marcaba las 19:52. 

Cubrió en primera posición los primeros 50 metros de la prueba: 25.18. Llegó al siguiente largo con un tiempo de 53.70. Siguió dominando al paso por los 150 metros con 1:23.18. Pero no llevaba una ventaja tan amplia como en otras ocasiones. El japonés Matsuda pasó con treinta y ocho centésimas de desventaja y el sudafricano Chad Le Clos con cincuenta y ocho. A falta de cincuenta metros la final estaba abierta.

Phelps siguió en primer lugar hasta los últimos metros. Parecía oro, pero Le Clos apretó y le birló la victoria in extremis. El final de estos 200 mariposa recordó a los 100 mariposa de Pekín 2008 donde Phelps le arrebató a Cavic el oro en el último instante. Le Clos le venció por solo cinco centésimas: 1:52.96 fue el tiempo del sudafricano. 1:53.01 para el rey Phelps. El nadador estadounidense acabó decepcionado pero reconoció la gran victoria de Le Clos: “Se lo ha merecido. Es un gran trabajador”. Con esa plata Phelps empató en medallas olímpicas con Larisa Latynina. Esa misma noche superó a la gimnasta rusa y firmó su medalla número 19 en unos Juegos. 

Río 2016

Es raro que a los grandes campeones del deporte se les derrote en dos ocasiones consecutivas. Si eres el mejor nadador y deportista de todos los tiempos es todavía más complicado. Michael Phelps recuperó su corona en 200 metros mariposa el 9 de agosto de 2016 en los Juegos de Río. Solo un día después y en la misma prueba, la española Mireia Belmonte se proclamaba campeona olímpica. 

Phelps sale por la calle 5. En la 6 está Le Clos. El americano pasa el primer largo en 24.85, segundo, por detrás del húngaro Cseh. Al paso por la mitad de la prueba ya era líder con 53.35 seguido por Cseh y Le Clos. Phelps dominó hasta el final. Pasó los 150 metros con una marca de 1:22.68 y recuperó el trono de los 200 metros mariposa con 1:53.36. “Guardaba en el fondo de mi alma la derrota de Londres 2012. Vine para una misión y ya la he cumplido. Fue mi primera prueba olímpica y he sido capaz de ganarla en mis quintos Juegos. Eso es algo muy especial”. 

Además de ganar tres oros y una plata y conseguir un quinto puesto en su debut olímpico, Phelps ganó cinco medallas mundiales en los 200 metros mariposa. De Fukuoka 2001 a Shanghai 2011 pasando por Barcelona 2003, Melbourne 2007 y Roma 2009. Ganó todo lo que nadó en esta prueba en Mundiales. En Montreal 2005 cambió su programa y no la nadó. 

Michael Phelps es el nadador que más veces ha bajado de 1 minuto 55 segundos en los 200 metros mariposa. Lo logró en 33 ocasiones. 

Fotos: GETTY IMAGES