La mejor foto deportiva de 2020

CHRISTOPHE ENA/POOL/AFP via Getty Images)

2020 ha sido un año extraño en todos los sentidos. Tan raro que el Tour de Francia se ha celebrado en el mes de septiembre. Aunque lo importante es que se haya podido disputar. En 2020 ha pasado de todo. Transcurrían los días y ya no nos sorprendía nada. Otra mala noticia para la colección, decíamos. El sábado 19 de septiembre la mala noticia llegó para el ciclista esloveno Primoz Roglic

Llegaba Roglic como líder a la penúltima etapa con 57 segundos de ventaja sobre su compatriota Tadej Pogacar. La contrarreloj de La Planche des Belles Filles iba a dictar sentencia y todo apuntaba a que Roglic defendería sin problemas su diferencia de casi un minuto.

Pero en el deporte en general y en el ciclismo en particular, nada está escrito hasta que se cruza la meta. Por mucho que Roglic domine a la perfección las cronos, todo estaba por decidir en 36,2 kilómetros. 

Desde el comienzo de la etapa se vio que la remontada de Pogacar era posible. Las diferencias en la general empezaron a disminuir sin parar. Se volvía a cumplir la tradición. En las cuatro llegadas anteriores a La Planche des Belles Filles hubo cambio de líder. Y como no hay quinto malo, Pogacar (21 años)  arrasó a un Roglic desconocido. La ventaja de casi un minuto se desvaneció e hizo campeón al ciclista del Team Emirates. Pogacar sacó a Roglic casi dos minutos e hizo historia en un día que será recordado durante años. 

La imagen de la derrota

CHRISTOPHE ENA/POOL/AFP via Getty Images)

 

Primoz Roglic llegó exhausto a la meta. Blanco, con la cara desencajada y con el casco mal colocado. La imagen de la derrota. A pesar de todo supo perder y reconocer el triunfo de Pogacar con un precioso abrazo antes de subir al podio. Mes y medio después ganó la Vuelta a España, la segunda de su carrera.

 

2019- la mejor foto deportiva

2018- la mejor foto deportiva

2017- la mejor foto deportiva

2016- la mejor foto deportiva

2015- la mejor foto deportiva

2014- la mejor foto deportiva

 

Deja un comentario