Las 17 medallas de España en Atlanta 1996

Ciento noventa y cuatro hombres y noventa y cinco mujeres representaron a España en los Juegos Olímpicos de Atlanta celebrados en 1996. Hasta ese momento fue la participación más numerosa tras la de Barcelona 92 como anfitriones. Un total de doscientos ochenta y nueve deportistas iban a intentar dejar el pabellón bien alto tras el sobresaliente de aquel verano inolvidable del 92 en el que España logró el mayor número de medallas de su historia, veintidós. 

El regatista Luis Doreste Blanco fue el abanderado español en la ceremonia de inauguración. Doreste fue el primer deportista de nuestro país en conseguir dos oros olímpicos. Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992 forman parte de su magnífico historial. Desde la apertura el 19 de julio, a la clausura, el 4 de agosto, España ganó diecisiete medallas, cinco oros,seis platas y seis bronces. Los metales llegaron en diez deportes distintos: vela, atletismo, tenis, boxeo, judo, hockey hierba, waterpolo, ciclismo, gimnasia rítmica y balonmano. Once fueron masculinas y seis femeninas. 

Diecisiete medallas en nueve días

España repartió sus diecisiete preseas en nueve días. Hubo dos que destacaron sobre los demás. El 2 de agosto, cuatro podios. El 3 de agosto, seis. Diez medallas en tan solo dos días. Se trata de dos de los mejores días olímpicos de España en toda su historia. 

La primera de las diecisiete medallas españolas en Atlanta llegó pronto. El sábado 20 de julio, el pabellón H del Georgia World Congress Center, vio como el judoca madrileño Ernesto Pérez Lobo (Madrid, 5 de septiembre de 1970) se colgaba la medalla de plata en la categoría de más de 95 kilos. Pérez Lobo, que además de ser judoca, trabajaba en Telemadrid como técnico de enlace, se convirtió en el primer medallista masculino español en judo. El subcampeón olímpico mejoraba así el diploma logrado cuatro años antes en Barcelona 92 donde logró la séptima plaza. El francés David Doulliet le impidió ser campeón olímpico, el mismo que le apartó de la lucha por las medallas en Barcelona. 

Tres medallas en judo

La de Pérez Lobo no fue la única medalla del judo español en los Juegos de Atlanta. Llegaron dos más. El 24 de julio llegaba el bronce de Isabel Fernández en la categoría de 56 kilos. La alicantina ganó en el combate por la medalla de bronce a la británica Nicola Fairbrother, en ese momento vigente subcampeona olímpica. Fernández ganaba así la primera de sus dos medallas olímpicas. Otra judoca se unió a la fiesta y también ganó un bronce. Era 26 de julio y la madrileña Yolanda Soler subía al podio olímpico tras haber sido séptima en los Juegos de Barcelona 92. 

Acababa la primera semana de los Juegos de Atlanta 1996 y España sumaba tres medallas, una plata y dos bronces, en judo. Buen resultado para el judo español que cuatro años antes había sumado dos oros olímpicos. 

Medallas desde el agua

A la selección masculina de waterpolo se le resistía la medalla de oro en grandes campeonatos antes de llegar a Atlanta. Plata europea y mundial en 1991. Plata olímpica en 1992. Bronce europeo en 1993. Plata mundial en 1994. Llegaron al verano de 1996 como subcampeones olímpicos y por fin llegó la recompensa tras varios años intentando llegar a lo más alto. La selección liderada por Manel Estiarte y Jesús Rollán venció a Croacia por 7 a 5 en la gran final y dio la vuelta por completo al disgusto que significó la plata en las piscinas Bernat Picornell de Barcelona en 1992. José María Abarca, Dani Ballart, Manel Estiarte, Pedro García Aguado, Salva Gómez, Iván Moro, Miki Oca, Jordi Payá, Sergi Pedrerol, Jesús Rollán, Jordi Sans y Carles Sanz fueron los protagonistas de un triunfo histórico para el waterpolo español. Era 28 de julio de 1996.

La quinta medalla para España también llegó desde el agua. Pero esta vez desde el mar. Fernando León y José Luis Ballester se proclamaron campeones olímpicos en la clase Tornado de vela el 30 de julio. León y Ballester no ganaron ni una regata en los Juegos de Atlanta, pero fueron los más regulares de todos los participantes y acabaron en primera posición a falta de una regata para el final de la competición. 

La fiesta de la vela española no había terminado. Un día después, el 1 de agosto, llegó otro oro desde el mar. Theresa Zabell y Begoña Vía Dufresne se convirtieron en campeonas olímpicas en la clase 470. Zabell ganaba así su segunda medalla olímpica, la primera fue también de oro en Barcelona. Es la única deportista femenina española con dos oros olímpicos. Ganaron tres de las once regatas de la competición celebrada en Savannah, ciudad del estado de Georgia. 

Cuatro medallas en un día

Cuatro medallas llegaron el 2 de agosto. Es uno de los días más grandes en la historia olímpica española. El conjunto de gimnasia rítmica se hizo con una histórica medalla de oro.

Estela Giménez , Estíbaliz Martínez , Tania Lamarca , Nuria Cabanillas, Marta Baldó y Lorena Guréndez son las seis niñas que lograron una gesta fabulosa en el Georgia Coliseum. Las Niñas de Oro superaron a las búlgaras (segundas) y a las rusas (terceras) tras unos ejercicios que rozaron la perfección. 

La selección masculina de hockey hierba se quedó a las puertas del oro olímpico tras perder en la final contra Países Bajos por un gol a cero. España se adelantó en el marcador gracias a Víctor Pujol, pero después los neerlandeses anotaron tres goles. Los artífices de la medalla de plata fueron los siguientes: Óscar Barrena, Kim Malgosa, Jordi Arnau, Juantxo García-Mauriño, Jaime Amat, Juan Escarré, Víctor Pujol, Ignacio Cobos, Xabier Escudé, Xavi Arnau, Ramón Sala, Pol Amat, Juan Antonio Dinarés, Pablo Usoz, Ramón Jofresa y Antonio González. 

Arantxa no falla

Arantxa Sánchez Vicario pasó las tres primeras rondas del torneo olímpico sin perder un solo set. En cuartos de final tuvo que remontar a la japonesa Kimiko Date. La tenista española ganó 4-6 6-3 y 10-8 y se colocó en la lucha por las medallas. En semifinales se impuso a la checa Jana Novotna en tres mangas: 6-4 1-6 6-3 y se aseguró la plata. Medalla que consiguió al caer en la final contra la estadounidense Lindsay Davenport por 7-6 y 6-2. 

El mismo día que el oro de la rítmica y las platas del hockey y Arantxa, llegó el bronce del marchador Valentín Massana. El atleta español quedó tercero en los 50km marcha. Cuatro años después de quedarse a las puertas de subir al podio tras su descalificación en los 20 km marcha de Barcelona 92. El catalán cubrió la prueba en 3 horas 44 minutos y 19 segundos. Solo fueron más rápidos que él, el polaco Robert Korzeniovski y el ruso Mikhail Shchennikov

El mejor día olímpico de España

Será difícil que España supere algún día las seis medallas ganadas el 3 de agosto de 1996. Es el mejor día olímpico español de la historia. Un oro, tres platas y dos bronces inolvidables. Miguel Induráin y Abraham Olano se colgaron oro y plata respectivamente en la contrarreloj individual de ciclismo. Induráin aventajó a Olano en doce segundos. El británico Chris Boardman se colgó la medalla de bronce. 

La medalla de Arantxa Sánchez conseguida el día anterior, no fue la única del tenis español en Atlanta 1996. El también catalán, Sergi Bruguera, también se colgó una plata. Pasó las dos primeras rondas tras jugar tres sets. En la tercera solo le hicieron falta dos. Volvió a ganar en tres en cuartos de final. En semifinales venció al brasileño Meligeni en dos mangas. En la final, no pudo con uno de los grandes. El estadounidense Andre Agassi le ganó fácil: 6-2, 6-3 y 6-1. 

Ese mismo día llegó la segunda medalla olímpica de Fermín Cacho. El atleta soriano llegaba a Atlanta con la vitola de campeón olímpico de 1.500 metros. La caída de Hicham El Guerrouj a poco más de 400 metros para el final de la prueba, hizo que el argelino Morceli cogiese ventaja. Cacho fue subcampeón, pero nunca sabremos si podría haber revalidado el título cuatro años después de aquella tarde mágica en Montjuic. 

Triplete de podios en tenis

No hay dos sin tres. Ese día ganaron un bronce en el torneo de dobles Arantxa Sánchez y Conchita Martínez. Para la primera significaba su cuarto metal, dos en Barcelona 92 y dos en Atlanta 96. Para la segunda significaba su segunda medalla tras la plata ganada junto a Sánchez en Barcelona. Ganaron en dos sets a la pareja neerlandesa formada por Bollegraf y Schultz

Y para redondear un día histórico, el boxeador Rafa Lozano, también subió al podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en la categoría de menos de 48 kilos. El filipino Mansueto Velasco impidió que llegara a la final. Fue la primera de las dos medallas olímpicas de Lozano. 

Faltaba una última medalla para acabar los Juegos de Atlanta el 4 de agosto de 1996. La selección masculina de balonmano ganó el bronce tras ganar a Francia por 27 a 25. Estos fueron los artífices de la medalla: Aitor Etxaburu, Alberto Urdiales, Demetrio Lozano, Fernando Hernández, Iñaki Urdangarín, Jaume Fort, José Javier Hombrados, Juan Pérez, Mateo Garralda, Rafael Guijosa, José Salvador Esquer, Jesús Fernández, Josu Olalla, Jordi Núñez, Raúl González y Talant Dujshebaev

 

 

Deja un comentario