Gigantes del deporte español sin fecha de caducidad

Estamos acostumbrándonos a que el mundo pegue cambios cada dos por tres. Nadie sabe qué va a pasar dentro de un minuto. Todo puede dar un vuelco en un instante. La vida te cambia en un abrir y cerrar de ojos. Vivimos en una incertidumbre constante. Los que no cambian y parece que no tienen fecha de caducidad por el momento son una generación magnífica de deportistas españoles que siguen ahí quince o más años más tarde que cuando empezamos a verles triunfar. 

Hasta hace unos años el diario Marca sacaba un anuario del deporte en el mes de enero. Repasaba fabulosamente todo lo acontecido en los últimos doce meses tanto en el deporte nacional como en el internacional. Toca tirar de hemeroteca y vamos a viajar al año 2005. Para que comprobemos que hay cosas que no han cambiado. Para que veamos que algunos deportistas españoles llevan más de quince años haciéndonos vibrar en sus respectivas disciplinas.

Fernando Alonso

Cogemos el anuario de 2005 y vemos en su portada al gran protagonista de aquel año. El piloto asturiano Fernando Alonso (Oviedo, 29 de julio de 1981) ganaba su primer Mundial de Fórmula 1 y se convertía en leyenda viva del automovilismo español.  A sus casi 40 años ya sabemos todo lo que ha ganado. Podría haberse retirado sin problemas. Ahí sigue dando guerra entre los mejores del circuito. 

Alejandro Valverde

Pasamos algunas páginas y nos encontramos con otro gigante del deporte español. El ciclista Alejandro Valverde (Las Lumbreras, Murcia, 25 de abril de 1980) ganaba la décima etapa del Tour de Francia con final en Courchevel por delante de Armstrong. Además fue subcampeón en el Mundial celebrado en Madrid. A sus 41 años recién cumplidos acaba de ser tercero en la Flecha Valona, cuarto en la Lieja-Bastoña-Lieja y quinto en la Amstel Gold Race. No descarta continuar un año más encima de la bicicleta. Nos deja sin palabras. Queremos verle en el podio olímpico. Sería el broche de oro a una carrera sensacional. 

Rafael Nadal

Parece que siempre ha estado ahí. Lo de Rafael Nadal (3 de junio de 1986) es algo fuera de lo normal. En 2005, concretamente el 5 de junio de ese año, conquistó su primer título en Roland Garros. Pero no solo eso, ganó otros diez torneos más, siete en tierra batida más el grande logrado en París. En ese año también ganó por primera vez el Trofeo Conde de Godó. A día 26 de abril de 2021 suma trece Roland Garros, doce Condes de Godó y un sin fin de títulos más que lo elevan a lo más alto del tenis mundial. 20 Grand Slams, más de 1.000 partidos jugados a sus espaldas y convertido en rey indiscutible de la tierra batida. 


Teresa Portela

Ninguna española ha participado en seis Juegos Olímpicos. Solo ella. La piragüista Teresa Portela (Cangas de Morrazo, Pontevedra, 5 de mayo de 1982) lo logrará en Tokio 2020. Posiblemente será la última oportunidad para que se suba a un podio olímpico. Algo que se le ha quedado muy cerca en varias ocasiones (2 quintos puestos en Atenas 2004, 5ª en Pekín 2008, 4ª en Londres 2012, 6ª en Río 2016). Miramos la hemeroteca y vemos que en 2005 ganó tres medallas en los Mundiales de Zagreb (oro en K1-200, plata en K2-200 y bronce en K4-200 metros) y que fue pentacampeona nacional. No descarta seguir compitiendo después de los Juegos de Tokio. 

Pau Gasol

No hay discusión. Sin duda Pau Gasol (Barcelona, 6 de julio de 1980) es el mejor jugador español de baloncesto de la historia. Lo ha ganado todo con la selección española, tiene dos anillos de la NBA ganados con los Lakers. Ha jugado en varios equipos de la mejor competición baloncestística del planeta. Hace poco ha regresado al Barcelona. Al equipo donde nació su leyenda. Acaba de meter 16 puntos al Andorra y le han dado un 19 de valoración. Cuando todo parecía perdido, ahí está de nuevo. En 2005 jugaba en los Grizzlies de Memphis, el primer equipo en el que asombró en la NBA. No pudo jugar el Eurosbasket celebrado en Serbia y Montenegro. España acabó en cuarto lugar. El único Europeo celebrado en el siglo XXI en el que España no ha logrado medalla. 

¿Qué más cosas ocurrieron en el deporte en 2005?

2005 fue un año espectacular para el motor español. En el gráfico de arriba, publicado en el anuario de Marca, se puede comprobar fácilmente. Triunfos de Dani Pedrosa, Marc Coma, Laia Sanz… El búlgaro Veselin Topalov fue campeón mundial de ajedrez. La pertiguista rusa Yelena Isinbayeva se convirtió en la primera mujer que superaba los cinco metros. El jamaicano Asafa Powell dejaba el récord mundial de 100 metros lisos en 9.77. El Real Madrid ganaba la liga ACB de baloncesto en Vitoria gracias a un triple de Alberto Herreros y a una remontada inolvidable. El Maccabi ganaba la Euroliga con Sarunas Jasikevicius en sus filas. 

El Barça ganaba la Copa de Europa en balonmano y España ganaba su primer Mundial masculino. Lance Armstrong ganaba su séptimo Tour. Años después sabríamos que todo había sido mentira. María José Rienda acabó tercera en la general de la Copa del Mundo de Gigante. La selección española de fútbol sala ganaba el Campeonato de Europa. Rafa Martínez se proclamó campeón de Europa de gimnasia artística. Tiger Woods, sí, también estaba por ahí en 2005, ganaba el Open Británico y el Masters de Augusta de golf. 

Medallas de «viejos» conocidos

La selección masculina de hockey hierba ganó el oro en el Europeo celebrado en Leipzig. Edurne Pasaban alcanzó el octavo «ochomil» de su carrera deportiva como alpinista. Valentino Rossi, sí, también estaba por ahí como Tiger Woods, ganó su séptimo Mundial de motociclismo, el cuarto en la categoría reina. David Meca ganó la única medalla de oro española en los Mundiales de natación celebrados en Montreal. Fue campeón en la prueba de 25 kilómetros en aguas abiertas. Además cruzó el Canal de la Mancha por segunda vez. 

El equipo español de natación sincronizada ganó cuatro medallas en Montreal. Gemma Mengual formó parte en las cuatro: plata en dúo con Paola Tirados, y tres bronces en solo, combo y equipo. Almería acogió los Juegos del Mediterráneo. España sumó más metales que nunca en esta competición: 152, solo por detrás de italianos y franceses. Aquel año fue el de la primera decepción olímpica para Madrid, Londres fue la elegida para organizar los Juegos de 2012. Belén Asensio fue campeona mundial de taekwondo en peso minimosca. 

La americana Lindsay Davenport cerró el año como número 1 del tenis femenino. El suizo Roger Federer, sí, también estaba por ahí como Rossi y Woods, era número 1 y en 2005 conquistó Wimbledon y US Open y fue semifinalista en Roland Garros y en el Open de Australia. 

 

15 oros mundiales que nunca olvidaremos

España es una potencia europea y mundial a nivel deportivo. De eso no hay ninguna duda. Lo que también está claro es que, ganar un oro mundial, está al alcance de muy pocos deportistas. Pocas disciplinas quedan en las que no haya, al menos un español, que se haya proclamado campeón del mundo. Este es un pequeño repaso a quince días históricos. Son quince oros mundiales de españoles que nunca olvidaremos. Todos ellos contaron con su portada del diario Marca correspondiente. Oros mundiales en atletismo, natación, bádminton, motociclismo, waterpolo, baloncesto, patinaje, automovilismo… Grandes estrellas con nombres y apellidos españoles que forman parte de la historia del deporte internacional.

18 de octubre de 1990. Carlos Sainz gana por primera vez el Mundial de rallyes. Dos años después volvería a lograrlo. Acompañado de Luis Moya y conduciendo un Toyota Celica.

10 de agosto de 1997. Abel Antón gana el oro en maratón en el Mundial de atletismo celebrado en Atenas. Martín Fiz, campeón mundial dos años atrás, se cuelga la medalla de plata. Antón revalidó el título en Sevilla 1999. Como Carlos Sainz es bicampeón del mundo.

14 de marzo de 2003. Solo él, Manolo Martínez, ha sido capaz de ganar un oro en un Mundial de atletismo bajo techo. 21 metros y 24 centímetros le valieron al leonés para ser campeón. Un centímetro más que el subcampeón y a tres de batir su propio récord nacional.

MÍTICO FREIRE

3 de octubre de 2004. El ciclista cántabro, Óscar Freire, gana su tercer Mundial de ciclismo en ruta. Igualaba así a toda una leyenda como Eddy Merckx. Lo logró en Verona (Italia), el mismo lugar donde se colgó su primer oro en 1999.

6 de febrero de 2005. La selección masculina de balonmano hace historia al ganar la medalla de oro en el Mundial de Túnez. Ganaron y marcaron 40 goles a un rival muy fuerte como la selección croata. Ocho años después llegaría el segundo oro para España en un Campeonato del Mundo.

25 de septiembre de 2005. Brasil. Otra barrera rota para el deporte español. Fernando Alonso se proclama por primera vez campeón del mundo de Fórmula 1 a los veinticuatro años. El piloto más joven en conseguirlo. Un año después repetiría en el primer puesto del cajón.

3 de septiembre de 2006. Una generación irrepetible de jugadores gana el primer Mundial de baloncesto para España en Japón. Arrasando a Grecia y logrando un hito que parecía que jamás se iba a conseguir. En 2019 llegó el segundo Mundial, también en Asia, China.

2 de agosto de 2013. La selección femenina de waterpolo, las «Guerreras del Agua», gana el oro en el Mundial celebrado en Barcelona tras vencer a Australia en el partido decisivo. Un oro histórico en casa.

10 de noviembre de 2013. Marc Márquez gana su primer Mundial de Moto GP al acabar tercero en el circuito de Cheste. Se convertía así en el campeón más joven de la categoría reina del motociclismo. Después han llegado cinco títulos más en Moto GP. El piloto catalán suma ocho mundiales en tres cilindradas.

PIONERO FERNÁNDEZ

28 de marzo de 2015. Javier Fernández se convierte en campeón del mundo de patinaje artístico en Shanghai (China). La victoria fue ajustada, pero logro un hito para el deporte español. ¿Irrepetible? Un año después en Boston logró hacerlo todavía mejor.

27 de julio de 2017. Mireia Belmonte logra el oro que le faltaba en Budapest (Hungría). En los 200 metros mariposa, la misma prueba en la que un año antes ganó el oro olímpico en la piscina de Río. Pocas veces en su historia el diario Marca ha cambiado su mancheta por el nombre de un deportista. La ocasión lo merecía.

5 de agosto de 2018. Carolina Marín gana su tercer Mundial de bádminton en Nanjing (China). La primera mujer en conseguirlo. A la tercera ocupa más espacio en la portada de Marca que en los dos mundiales anteriores. Se acaban las palabras para definir lo logrado por la jugadora onubense.

30 de septiembre de 2018. Después de varias medallas de plata y de bronce, Alejandro Valverde, lograba el oro mundial a los 38 años. Por fin llegaba la medalla que Valverde y todos los aficionados al ciclismo esperábamos.

24 de noviembre de 2019. España gana su sexta Copa Davis en Madrid. Se estrenaba formato, pero Nadal, Bautista, Carreño, López y Granollers se impusieron al equipo canadiense en la gran final.

11 de febrero de 2021. Lucas Eguibar se convierte en el primer español campeón mundial de snowboard en la modalidad de snowboard cross. La última barrera echada abajo en el deporte español.

Lugares mágicos del deporte a los que probablemente nunca iremos

Soñar es gratis y mientras la vida nos lo permita deberíamos seguir soñando. Lo que no es gratis y es bastante más complicado de cumplir, es poder ir a lugares mágicos del deporte. Esos a los que probablemente nunca iremos. Son recintos que forman parte de la historia. Algunos inalcanzables. Otros que formaron parte del mundo olímpico. Lugares que nos dejan con la boca abierta cuando los vemos por televisión y sentimos envidia sana de aquellos privilegiados que han podido disfrutarlos. 

Augusta National Golf Club

Probablemente sea el campo de golf más bonito del planeta. La sede del Masters de Augusta tiene algo mágico, especial. Su belleza impresiona. El Augusta National Golf Club, situado en la ciudad de Augusta, estado de Georgia, fue inaugurado en enero de 1933. Sus preciosos colores verdes, como la chaqueta que se entrega al vencedor, y su luminosidad nos dejan con la boca abierta. El golfista que más veces ha ganado allí ha sido el estadounidense Jack Nicklaus. Seis veces se ha enfundado la chaqueta verde y en cuatro ocasiones se ha quedado a las puertas de ganar. 

All England Lawn Tennis & Croquet Club

El torneo de tenis de Wimbledon es el más antiguo. Lleva celebrándose desde 1877. No sabemos si será por eso, pero asistir a un partido en la Centre Court parece algo único. Desde 2009 cuenta con techo retráctil. Allí han visto ganar a la checa Martina Navratilova en nueve ocasiones y al suizo Roger Federer en ocho. Y probablemente en esa magnífica pista central tuvo lugar en 2008 el mejor partido de tenis de todos los tiempos. Rafa Nadal ganó a Roger Federer en cinco sets memorables.

Hampden Park

En este estadio de fútbol situado en la ciudad escocesa de Glasgow tuvo lugar el denominado mejor partido de la historia. El 18 de mayo de 1960 el Real Madrid ganaba su quinta Copa de Europa tras vencer a los alemanes del Eintracht de Frankfurt por 7 goles a 3. Más de 130.000 espectadores vieron como Puskas anotó cuatro goles y Di Stéfano otros tres. Hampden Park fue inaugurado en 1903 y remodelado en 1999. Allí marcó Zinedine Zidane el que probablemente sea el mejor gol de las finales de la Copa de Europa, era 15 de mayo de 2002 y el Madrid se adjudicó su novena orejona. 

Madison Square Garden

Inaugurado el 11 de febrero de 1968, el Madison Square Garden tiene ese punto mágico necesario para que muchos deportistas y aficionados quieran cruzar sus puertas. Grandes partidos de baloncesto de la NBA, de hockey sobre hielo y combates de boxeo, hacen que sea visita obligada si vas a Nueva York. Está situado en el cruce entre las avenidas séptima y octava de las calles 31 a 33 en Manhattan. 

Philippe-Chatrier

La pista central del torneo de tenis de Roland Garros fue construida en 1928. En la Philippe Chatrier, ahora con techo para resguardarse de la lluvia parisina, han visto ganar a Rafa Nadal en trece ocasiones. ¿Habrá alguien que haya estado en esas trece finales? Es historia del tenis y del deporte mundial. Es la catedral de la tierra batida. La segunda casa de Nadal. Otro lugar mágico al que probablemente nunca iremos. 

Centro Acuático Nacional o Cubo de Agua de Pekín

El Cubo de Agua fue la sede de la natación de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Allí vieron algo que seguramente no se volverá a repetir jamás. El nadador estadounidense Michael Phelps, ganó ocho medallas de oro en aquella mágica piscina. Comenzó a construirse a finales de 2003 y se terminó meses antes de los Juegos de 2008. Será la sede del curling en los Juegos de invierno de 2022. 

Estadio Nacional o Nido de Pájaro de Pekín

El Nido de Pájaro fue la sede del atletismo en Pekín 2008. Allí vieron volar sobre el tartán a un atleta jamaicano llamado Usain Bolt. Ganó dos medallas de oro y batió los récords mundiales de 100 y 200 metros lisos. Comenzó a construirse en diciembre de 2003 y se terminó en septiembre de 2007. También será el estadio de los Juegos de invierno de Pekín 2022. 

Fotos: Getty, Reuters, ten-golf.com,

El día que Nadal, Hamilton y los Lakers unieron sus destinos para siempre


A medida que pasa el tiempo lo tengo más claro, el deporte es maravilloso. Llegará un día que echaremos la vista atrás, buscaremos qué ocurrió el 11 de octubre de 2020 y encontraremos una coincidencia brutal. Rafa Nadal, Lewis Hamilton y los Lakers unieron sus destinos para siempre. Con unas pocas horas de diferencia, el tenista, el piloto de Fórmula 1 y el equipo de baloncesto, igualaron tres registros que hace unos años parecían inalcanzables. Los números 20, 91 y 17, que a priori no tienen nada que ver, ahora aparecen unidos en la historia del deporte internacional.


Lewis Hamilton alcanzó en el circuito de Nürburgring la victoria 91 en un gran premio de Fórmula 1, igualando el registro récord que había dejado el alemán Michael Schumacher. El siete veces campeón del mundo logró su última victoria, a los mandos de un Ferrari, el 1 de octubre de 2006 en el Gran Premio de China. Ocurrió días antes de que el español Fernando Alonso se convirtiera en bicampeón mundial. Aquel día del récord fue segundo conduciendo su Renault. Su compañero de equipo, Giancarlo Fisichella, acabó en tercera posición.
Hamilton comenzó a ganar grandes premios de Fórmula 1 un año después de que Schumacher ganase su última carrera. En 2007 se impuso en cuatro carreras. En 2008 ganó su primer Mundial. Está a uno de ser heptacampeón como Schumacher. Todo apunta a que lo logrará en las próximas semanas. Desde 2014 ha ganado todos los Mundiales disputados salvo el de 2016. A partir de ahora solo queda esperar cuándo ganará su Gran Premio número 92 y establecerá un nuevo récord en solitario.

¿Qué significado tiene el número 91?

Es independiente y humanitario. Entiende las situaciones y es compasivo, paciente y tolerante. Encuentra satisfacción en estar solo, explorando nuevas formas de hacer las cosas o progresando hacia sus propias metas.


El 28 de enero de 2018 Roger Federer ganó su vigésimo Grand Slam de tenis. Venció en la final del Open de Australia al croata Marin Cilic en cinco sets: 6-2, 6-7, 6-3, 3-6 y 6-1. En ese momento Rafa Nadal sumaba 16 grandes títulos. Siempre lejos de los registros de Federer. Pero a partir de ahí llegaron otros dos títulos en Roland Garros y uno en el US Open. Hasta el 11 de octubre de 2020. El tenista español ha ganado en tres sets a Novak Djokovic (6-0, 6-2 y 7-5) y ha sumado su decimotercero Roland Garros y ha igualado al suizo cinco años mayor que él a 20 títulos sumando el torneo parísino, los cuatro US Open, dos Wimbledon y un Open de Australia. La lógica y los años indican que Nadal está en condiciones de superar los 20 Grand Slams y de colocarse como el jugador con más majors de todos los tiempos. El tiempo dirá si es así. La primera oportunidad llegará en el Open de Australia 2021. Ya le va tocando a Nadal volver a ganar en Melbourne. Allí ganó en 2009 y ha sido finalista en cuatro ocasiones.

¿Qué significado tiene el número 20?

En la numerología la carta con el número 20 representa para muchos momento de cambio y renovación. A este número se le asocia con palabras como fe, renovación y verdad. El destino nos está diciendo que ha llegado la hora de descubrir nuevos rumbos.


Durante la década de 1980 la NBA vivió un duelo espectacular entre los Lakers y los Celtics. El equipo californiano ganó cinco anillos. Los de Boston se impusieron en tres. Son los dos equipos que más títulos han ganado a lo largo de la historia de la mejor competición de baloncesto del mundo. Los Celtics ganaron su último título en 2008 tras acumular 22 años sin hacerlo. Lo consiguieron tras imponerse a los Lakers por 4 a 2 en la final. Era 17 de junio de 2008 y los Boston Celtics colocaban el 17 en su casillero de títulos.
Justo dos años después, el 17 de junio de 2010, los Lakers se tomaron la revancha y ganaron 4 a 3 a los Celtics. Revalidando así el título del año anterior y situando en 16 sus títulos conquistados. La espera para igualar al equipo de Boston ha durado una década. Liderados por un gigante llamado LeBron James (cuatro anillos con tres equipos diferentes) los Lakers han igualado los 17 anillos tras imponerse en la final por 4 a 2 a los Miami Heat.

¿Qué significado tiene el número 17?

Es señal de aprendizaje y conocimiento para guiarnos hasta nuestro destino final. Según la numerología, la presencia del número 17, es una señal de esperanza, estabilidad y buena fortuna.
Michael Schumacher, Lewis Hamilton, Rafa Nadal, Roger Federer, los Celtics, los Lakers, historia del deporte mundial, nombres de oro y para la eternidad.

Fotos: Getty

Mis fotos deportivas preferidas: Jordan contra Utah Jazz y el sexto anillo de los Bulls

FERNANDO MEDINA/GETTY IMAGES

14 de junio de 1998. Delta Center de Salt Lake City. Cancha de los Utah Jazz. Michael Jeffrey Jordan (Nueva York, 17 de febrero de 1963) se dispone a anotar una de las canastas más importantes de su excelsa carrera deportiva. Se disputa el sexto partido de la final de la NBA entre los Chicago Bulls y los Utah Jazz. Faltan unos segundos para que suene la bocina. Si gana el equipo local habrá séptimo y último encuentro. Si gana el equipo de Jordan celebrarán su sexto título. Antes de llegar a la preciosa imagen de Fernando Medina se producen varias jugadas que hay que destacar. 

A falta de cuarenta y un segundos y nueve décimas, Utah Jazz gana de tres, 86 a 83. Jordan anota y coloca a uno a los Bulls a falta de treinta y siete segundos. El resultado es 86 a 85. La posesión es para los de Utah. A veinte segundos, Jordan le roba el balón a Karl Malone y coloca a los de Chicago en una situación inmejorable. Si anotan en la siguiente posesión habrán ganado el partido y el anillo. Jordan controla el balón hasta que decide lanzar a canasta. Si encesta, los Bulls son campeones. 

El cronómetro marca 06.6

En ese instante en el que Michael Jordan se eleva faltan 6 segundos y 6 décimas. Lo podemos ver en la foto. El balón está en el aire. Y se aproxima a la canasta. Por la trayectoria parece que va a entrar. Aunque puede ocurrir lo contrario. Que dé en el aro o el tablero o que ni siquiera llegue a su destino. Tratándose del mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, la última opción es la más difícil. 

En la imagen aparecen los cinco jugadores de los Jazz y tres compañeros de Jordan, Steve Kerr, Dennis Rodman y Toni Kukoc. Karl Malone mira el balón. John Stockton que aparece de lado, vigila a Kerr ante un posible rechace. 

Una imagen histórica

Es una foto histórica. De las mejores que hemos visto en el deporte. Además de los jugadores podemos ver a un montón de espectadores que asisten expectantes al tiro de Michael Jordan. Muchos están de pie. Otros sentados. Algunos aparecen con la boca abierta. Otros asustados. Alguno se echa las manos a la cabeza. Otros a la boca. Pocos lo celebran antes del desenlace. La mayoría son aficionados de los Jazz. Cientos. Miles de personas en el Delta Center y en todo el mundo esperan que el balón dejé de volar, que baje y sepamos qué ocurre finalmente. Bryon Russell mira a canasta. Unos segundos antes, Jordan le ha hecho una finta antológica y le ha dejado sin poder reaccionar. 

Michael Jordan anota y pone en ventaja a los Bulls, 87 a 86, solo faltan 5.2 segundos. Tiempo muerto. La última posesión es para el equipo local. John Stockton lanza un triple a falta de dos segundos. El balón da en el aro. Los Bulls son campeones por tercer año consecutivo. Por sexta vez. Michael Jordan acaba de hacer su último tiro con los Bulls. Y lo más importante de todo, se va con seis anillos ganados y dándole la victoria a su equipoThe Last Dance

 

Nueve obras maestras de Gigantes del Basket

El 5 de noviembre de 1985 nació la revista Gigantes del Basket. Hacía un año y unos meses que España se había colgado la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. Referencia para todos los amantes del baloncesto nacional e internacional. Gigantes comenzó siendo una revista semanal y desde 2012 se convirtió en mensual. En sus páginas hemos aprendido de baloncesto, hemos disfrutado y seguimos disfrutando de excelentes entrevistas, artículos y reportajes. Un lujazo de publicaciones que ,en algunas ocasiones, se han convertido en auténticas obras maestras.

Desde 1985 nos han contado todos los triunfos de la Edad de Oro del baloncesto español, los anillos de la NBA. Los títulos nacionales y europeos de clubes como el Real Madrid, el Barcelona o el Joventut. Gracias a Gigantes hemos conocido en profundidad a Michael Jordan, Lebron James, Kobe Bryant y a las grandes generaciones de jugadores que han formado parte de las selecciones masculina y femenina. 

La calidad de la revista ha ido aumentando con los años. Cada semana mejor. Cada mes mejor. Es muy difícil quedarse con unas pocas revistas que reflejan el trabajo de Gigantes del Basket en todos estos años. He elegido nueve de ellas, publicadas entre 2014 y 2020. Nueve especiales que son una auténtica maravilla. Para que las guardemos hasta el fin de los días en las bibliotecas de nuestros hogares. 

Revista de diciembre de 2014. Especial Fernando Martín. 25 años sin el mito. 

Se cumplían 25 años del fallecimiento de Fernando Martín y Gigantes le dedicó un especial de 100 páginas. Un repaso sensacional a la carrera del primer jugador español que jugó en la NBA. Artículos de gente que le quería, fotografías y portadas para recordar uno de los más grandes jugadores de la historia del baloncesto español. El especial incluye entrevistas que se le hicieron al jugador.

Revista de agosto de 2015. Gigantes Especial 30 años

La portada de la revista reúne a los mejores jugadores de siempre. En primer plano Michael Jordan, Magic Johnson, Pau Gasol, Drazen Petrovic, Larry Bird, Fernando Martín, Kobe Bryant y Lebron James. Gigantes celebra a lo grande sus tres décadas de vida con un número de 132 páginas lleno de los mejores reportajes y portadas históricas. Un número excepcional, gigante, como la revista. En el número 1.439 de Gigantes del Basket se puede leer que ,Pau Gasol, es el jugador que más portadas ha protagonizado. En aquel momento eran 112. A muy larga distancia Michael Jordan. 

Revista de abril de 2016. Especial Kobe Bryant: Adiós a una leyenda

La retirada de Kobe le hizo protagonista de la revista 1.447. Setenta y nueve de las cien páginas de aquel número estuvieron dedicadas al máximo anotador de la historia de los Lakers. Otra maravilla. Como estás palabras del jugador: “haré lo que haga falta para ganar partidos, ya sea agitar una toalla en el banquillo, dar agua a un compañero o meter el tiro ganador” . 

Revista de agosto de 2017. 25 años del Dream Team USA JJ.OO 1992

No hay dudas. El Dream Team que participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 es el mejor equipo de la historia del baloncesto. Con motivo del 25 aniversario de aquella generación irrepetible de jugadores, Gigantes del Basket le dedicó más de 30 páginas de su número de agosto de 2017. Un viaje a aquel verano mágico en el que doce estadounidenses nos hicieron soñar. Todo un regalazo en vacaciones. 

Revista de agosto de 2018. Edición coleccionista Drazen Petrovic

En agosto de 2018 me fui de vacaciones a Conil de la Frontera (Cádiz). Una de mis preocupaciones al llegar allí era encontrar un kiosco o papelería donde poder comprar la revista. En Conil no pudo ser. En un día de excursión a Vejer, entré en una papelería y allí estaba esperándome el especial dedicado a Drazen Petrovic, dos décadas y media después de su fallecimiento. Tardé unas horas en devorar las más de 70 páginas dedicadas a un jugador histórico que siempre buscó ser un número uno. “Haré lo que sea necesario, lo que sea para ser el mejor”.

Revista de octubre de 2018. Especial Juan Carlos Navarro

Hablar de Juan Carlos Navarro es hacerlo de un auténtico mito del baloncesto español y europeo. Un jugador enorme. El mejor de los humanos como le definió David Sardinero, director de la revista, en su editorial. El título de la magnífica portada lo dice todo: UNA OBRA MAESTRA. Más de setenta páginas de aquel número estuvieron dedicadas a un jugador legendario que lo ganó todo con España y con el Barcelona. 

Revista de diciembre de 2019. Tributo a Calderón: el manual del base ejemplar

Después de estar catorce años repartiendo asistencias en la NBA, José Manuel Calderón, Mister Catering como le llamaba el inolvidable Andrés Montes, decidió retirarse. Como no podía ser de otra manera, Gigantes del Basket le dedicó un homenaje de más de cuarenta páginas. El manual del base ejemplar. 

Revista de marzo de 2020. Número especial Kobe Bryant

Cuenta David Sardinero en el editorial de este número, que preparar este especial ha sido uno de los desafíos más importantes desde que asumió la dirección de la revista. Que decidieron esperar a marzo para reflexionar y tomarse el tiempo necesario tras la muerte de Kobe Bryant a finales de enero de 2020. Querían contar su vida y así lo hicieron.  Un número de 100 páginas dedicado en su totalidad a uno de los más grandes jugadores de baloncesto de todos los tiempos. Todavía sigue pareciendo increíble que se marchara al cielo tan pronto. 


Revista de mayo de 2020. Especial Michael Jordan

Coincidiendo con la emisión del documental de 10 capítulos “The Last Dance”, Gigantes del Basket ha sacado un número insuperable. Más de un centenar de páginas dedicadas a Michael Jordan, el mejor jugador de la historia. La calidad de los reportajes, de los artículos y de la galería de fotos es espectacular. No sé si será mi admiración por Jordan la que me hace verlo así. Pero creo que estamos ante un número histórico, el 1.496 de la revista, que habrá que guardar como un auténtico tesoro y que será muy complicado mejorar.

Gracias a Gigantes del Basket por estas nueve joyas, por las otras 1.487 y por todas las que vendrán en el futuro. Todas ellas son una oda al baloncesto. 

La mejor foto deportiva de 2019

Lunes 13 de mayo de 2019. Se enfrentan en las semifinales de la Conferencia Este de la NBA, los Toronto Raptors y los Philadelphia 76ers. La eliminatoria está empatada a tres. Quien gane ese partido se convertirá en finalista de Conferencia. El partido transcurre igualado hasta el final. Es entonces cuando se produce la imagen del año 2019. La mejor foto deportiva. Faltan cuatro segundos y dos décimas para el final. Marc Gasol, que ha llegado hace unos meses a los Raptors, saca de banda. Empate a noventa en el marcador. La última posesión es para el equipo local. El Scotiabank Arena, lleno a rebosar, asiste a un momento histórico. 

Gasol pone el balón en juego. Se lo pasa a Kawhi Leonard que lo bota en cuatro ocasiones y se dirige a la esquina para lanzar de dos a canasta.Cuando se eleva, quedan apenas ocho décimas para que suene la bocina. Si no encesta, habrá que ir a la prórroga. Si anota, los Raptors estarán a un paso de alcanzar la final de finales de la NBA.   

 

El cronómetro se pone a cero. El tiempo se ha terminado pero el balón sigue en el aire. Hay que esperar a que baje, para saber el desenlace del partido y de la eliminatoria. El balón bota en la parte exterior del aro. No una, ni dos, ni tres. Cuatro veces hasta que con un suspense de película entra en la red y convierte en finalistas del Este a los Raptors de Toronto. Leonard espera en cuclillas esas décimas interminables. Todo el mundo asiste expectante. 

Después llegan la euforia, los abrazos y las felicitaciones. Los Toronto Raptors ganan 92 a 90 con Kawhi Leonard como héroe. Un final histórico en el camino al título definitivo del equipo canadiense unas semanas más tarde. 

 

Imágenes de #Vamos

 

 

 

Fotos: Getty, twitter @NBA

 

Tres documentos imprescindibles sobre Fernando Martín

Fernando Martín Espina (Madrid 25 de marzo de 1962-3 de diciembre de 1989) se marchó al cielo muy pronto. El domingo tres de diciembre de 1989 el baloncesto español sufrió un golpe en el corazón. Su pionero, el madrileño y madridista Fernando Martín, sufría un accidente de tráfico mortal. Aquel día fue uno de los más tristes que se recuerdan en el baloncesto nacional en particular y en el deporte español en general. Se marchaba un excelente jugador. Un fantástico pivot. Un 10 que ya es eterno y que sigue siendo recordado tantos años después. 

El destino quiso que, aquella tarde en la que iba de camino a ver a su Real Madrid, todo se acabara de un plumazo. Ese día estaba lesionado y no iba a jugar contra el CAI Zaragoza en el Palacio de los Deportes. Recuerdo que aquella tarde iba con mi familia en un coche por la M-30 madrileña sobre las 15:45. En el carril contrario vimos que se había producido un accidente de un coche granate. Cuando llegamos a nuestro destino pusimos la radio y nos enteramos del fatal desenlace.

Su legado

El legado que dejó con tan solo 27 años es impresionante. Con la selección fue subcampeón de Europa en 1983 y formó parte del mítico equipo que logró la plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Con el Real Madrid ganó 4 Ligas, 3 Copas, 1 Supercopa, 2 Recopas, 1 Copa Korac y 1 Mundial de Clubes. Fue el primer español y el segundo europeo en jugar en la NBA, con los Portland Trail Blazers. Algo que ahora parece más fácil y que en aquellos días se veía como algo imposible de lograr. También jugó en el Estudiantes.

A Fernando Martín le ha tocado ver desde ahí arriba muchos éxitos del baloncesto español. Desde el cielo ha podido ver todos los éxitos de las selecciones masculina y femenina. También el «Angolazo» de Barcelona 92. Los triunfos sin pausa de las selecciones inferiores que auguran un futuro muy prometedor tanto en categoría femenina, como masculina. El dominio del Real Madrid de Pablo Laso…Seguro que desde su palco de los mitos del deporte situado en alguna estrella, se sentirá orgulloso de todo lo conseguido.

Dicen los que le conocieron más de cerca que tenía un físico privilegiado. Que podría haber sido atleta o nadador si hubiera querido. Se le daban bien todos los deportes. Jugó al balonmano. Le gustaba la velocidad y ganar siempre. Amigos de sus amigos. Cercano y sin darse ninguna importancia. Le encantaba el campo y salir a la sierra. Competidor nato. Trabajador incansable. Líder. Abrió las puertas de la NBA al baloncesto español. Murió muy joven, a los 27, como grandes de la música como Kurt Cobain, Jim Morrison, Amy Winehouse o Jimi Hendrix.  Fue alguien muy grande. Una leyenda, un mito del baloncesto español. 

Tres documentos para guardar

Con el paso de los años el recuerdo permanece. Hay tres documentos imprescindibles para entender lo que fue Fernando Martín como persona y como jugador de baloncesto. Un libro, una revista y un documental. 

El libro se ha publicado en 2019. Se llama Fernando Martín instinto ganador. Se trata de un trabajo excelente escrito por Javier Balmaseda. Una obra en la que ha participado mucha gente. Cerca de medio millar de testimonios que nos acercan a la figura del mito. Anécdotas, partidos, viajes que explican cómo jugaba el jugador madrileño. Cómo llegó a la NBA. Amigos, familiares y fans, ayudan al autor a enseñarnos cómo era Fernando Martín. 

La revista se publicó en diciembre de 2014. Veinte años después del fallecimiento de Martín. Gigantes del Basket sacó un monográfico especial dedicado al jugador. Una publicación para coleccionistas llena de entrevistas, artículos y portadas con Fernando Martín como protagonista. Lo titularon 25 años sin el mito. 

El documental es una maravilla de dos horas y veinticuatro minutos de duración. También se emitió con motivo del 25 aniversario de la muerte del primer español que jugó en la NBA. En Conexión Vintage- Baloncesto: Fernando Martín, presentado por Paco Grande y emitido en Teledeporte, podemos ver opiniones, entrevistas y partidos jugados por el eterno 10 madridista. ¿Dónde estabas cuando murió Fernando Martín? pregunta Paco Grande al inicio del programa. Una pregunta que nos vuelve a poner la piel de gallina, pasen los años que pasen.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/conexion-vintage/conexion-vintage-baloncesto-fernando-martin/2888774/

 

 

Grandes dominadores del deporte mundial: la selección femenina de baloncesto de Estados Unidos

La selección femenina de baloncesto de Estados Unidos es un enorme ejemplo de cómo llegar a dominar un deporte durante muchos años. Solo hay que echar un vistazo al historial de Mundiales y Juegos Olímpicos. La diferencia entre ellas y el resto de países es abismal. Podríamos decir que las jugadoras estadounidenses juegan en una competición aparte por superarse a sí mismas y el resto de países compiten por ver quién alcanza el segundo lugar. Afortunadamente España aparece en los últimos años entre las dos o tres mejores selecciones del mundo. La selección española ha subido al podio en los últimos Juegos Olímpicos y también en los Campeonatos del Mundo de 2010, 2014 y 2018. Cuatro podios consecutivos, dos platas y dos bronces, gracias a la mejor generación de jugadoras de siempre.

En lo más alto desde el principio

El baloncesto olímpico femenino comenzó en los Juegos de Montreal celebrados en 1976. Las estadounidenses se colgaron la medalla de plata. El oro fue para la Unión Soviética que ,repetiría triunfo cuatro años más tarde, con la ausencia por boicot de Estados Unidos. Fue en Los Ángeles 1984 cuando ganaron su primer oro olímpico. Repitieron en Seúl 1988. El dominio americano sufrió un parón en los Juegos de Barcelona. En 1992 el triunfo fue para el Equipo Unificado.

Los Juegos de Atlanta fueron el cambio definitivo, el comienzo de una hegemonía sensacional. Estados Unidos fue bronce olímpico en 1992 y también acabó en el tercer cajón en el Mundial de 1994. Diseñaron un programa para desarrollar el talento de las jugadoras. Para que solo las mejores formasen parte de la selección. Empezaron 27. Llegaron 18 y solo once fueron las elegidas para formar parte del equipo que cambió la historia del baloncesto femenino. 1996 fue el año en el que se creó la WNBA. El 24 de abril para ser más exactos. Cuatro meses antes del oro de Atlanta. 

Seis oros olímpicos consecutivos

A partir de los Juegos de 1996, nadie ha podido con la selección estadounidense. Se trata de una supremacía aplastante. Son seis Juegos Olímpicos consecutivos ganando. Dos décadas seguidas colgándose la medalla de oro. 49 partidos sin conocer la derrota en torneos olímpicos. Una bestialidad fuera del alcance de cualquier equipo. Atlanta 96, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016 vieron ganar a la selección femenina de Estados Unidos. Solo Australia, en la final de 2004, fue capaz de encajar una derrota de menos de 20 puntos en la final.

Once Juegos Olímpicos han podido ver baloncesto femenino. Estados Unidos ha subido al podio en todos menos en uno. Y fue en Moscú 1980 donde no participó. Ochos oros, una plata y un bronce. Seis oros consecutivos.Brutal.

 

Una selección para la eternidad

Si cogemos el palmarés de los Mundiales, la superioridad de la selección estadounidense no es tan aplastante como en Juegos Olímpicos, pero casi. El primer Campeonato del Mundo tuvo lugar en Chile en 1953. La selección estadounidense se colgó la medalla de oro. De dieciocho Mundiales celebrados, las americanas han subido al podio en trece ocasiones: diez oros, una plata y un bronce.

El dominio podría haber sido mayor. Las estadounidenses ganaron el Mundial de Alemania celebrado en 1998. Repitieron triunfo en el de China 2002. A Brasil 2006 llegaban como favoritas. Habían ganado tres oros olímpicos consecutivos y los dos últimos Mundiales. Fue la selección rusa la que logró derrotar al equipo que parecía invencible. Ocurrió en semifinales. Fue la primera derrota de la selección americana desde 1994. Desde aquel día nadie ha podido con ellas. En ese Mundial, que acabó con la victoria de Australia y la plata de Rusia, Estados Unidos se colgó la medalla de bronce. 

Los tres últimos Campeonatos del Mundo disputados han tenido como vencedoras a las estadounidenses. En 2010 las derrotadas en la final fueron las checas. La plata fue para España en 2014 y para Australia en 2018. 

Si juntamos el palmarés olímpico y mundial de 2008 a 2018 solo ha habido un ganador. Seis de seis para Estados Unidos. Uno de los más grandes equipos de la historia del deporte. 

 

Jordan, Phelps, Carbonell y el número 23

Según la ciencia de la numerología el número 23 está relacionado con los cambios, los viajes, movimientos, la acción y la libertad. Si nos centramos solo en el deporte, encontramos coincidencias entre tres deportistas gigantes: Michael Jordan, Ona Carbonell y Michael Phelps. Se trata de tres de los mejores deportistas de todos los tiempos a los que les une el número 23. 

Michael Jordan llevó cuatro números en su camiseta a lo largo de su carrera deportiva. En los Juegos Olímpicos, tanto en Los Ángeles 1984 como en Barcelona 1992, lució el 9. En ambas ocasiones se colgó la medalla de oro. El número 12 lo usó en una ocasión, contra los Orlando Magic, porque le habían robado su camiseta. No le importó mucho, porque aquel día anotó 49 puntos. Era 14 de febrero de 1990. También usó el 45, en su regreso a la NBA. Jugó diecisiete partidos con ese dorsal.

Jordan siempre será recordado con el 23 a la espalda

Pero el número 23 fue el que más lució a lo largo de su carrera deportiva. A Jordan le gustaba el número 45. Era el dorsal que llevaba su hermano mayor Larry, al que admiraba profundamente y decidió jugar con el 23 porque era la mitad. Una cifra redondeada hacia arriba, claro. «Él tenía más derecho a escoger que yo. Así que me decidí por el que más se acercara a la mitad de ese número, que era 22 y medio. Por eso me quedé con el 23», contó Jordan en un documental.

Tanto en Carolina del Norte, como en los Chicago Bulls llevó el 23. Los Bulls retiraron su número en su primera retirada del baloncesto y después de manera definitiva. Lebron James, actual jugador de los Lakers, llegó a proponer, cuando jugaba en los Cleveland Cavaliers, que él y el resto de jugadores cambiasen de número y nunca nadie lo llevara en el futuro de la NBA en homenaje al mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Jordan agradeció el gesto pero dijo: «El detalle fue algo muy bonito y lo entiendo como tal. Pero siempre he dicho que no hay sólo un gran jugador en la NBA. La grandeza de nuestro baloncesto no se queda en una sola persona en particular, aunque entiendo su punto de vista». Michael Jordan siempre será recordado por los siglos de los siglos con el número 23 a la espalda.

Los Heat sin 23

Un número que también fue retirado por parte de los Miami Heat. El 11 de abril de 2003, cuando Michael Jordan jugaba en los Washington Wizards, los Heat decidieron retirar el número 23 de su equipo, aunque Jordan nunca jugó con ellos.»Nadie más vestirá el número 23 en los Miami Heat. Tú eres el mejor», le dijo el presidente de los Heat Pat Riley a Jordan.

El más grande y sus 23 oros olímpicos

El 13 de agosto de 2016 Michael Phelps puso punto y final a su carrera deportiva. Esa noche ganó la última medalla olímpica de las veintiocho que adornan el mejor palmarés de cualquier deportista. Fue su último oro. Lo ganó junto a sus compañeros estadounidenses del 4×100 metros estilos. 

Nunca veremos nada igual. Phelps se retiró con una cosecha de récords inmensa, con medallas mundiales, siendo el mejor nadador y deportista de la historia. El americano subió a lo más alto del podio olímpico en 23 ocasiones. Veintitrés oros repartidos en mariposa, estilos y crol. Solo y acompañado. Una auténtica máquina de ganar y de coleccionar medallas. Fue en sus últimos Juegos, en los de Río de Janeiro, donde alcanzó la vigésimo tercera medalla olímpica. Al sumar cinco más, llegó hasta las veintiocho. 

23 medallas mundiales

Ona Carbonell ha decidido marcharse un tiempo y no sabemos si volverá algún día a competir. Lo que sí sabemos es que es una de la más grandes nadadoras de sincronizada de la historia. También está claro que es una grandísima deportista y que con su ejemplo y su forma de competir, ha hecho que muchas niñas y niños quieran dedicarse a la natación artística. 

Carbonell tiene en común con Phelps y Jordan, el número 23. En los Mundiales de Gwangju celebrados en verano de 2019, la nadadora española logró su medalla número 23 en un Campeonato del Mundo. Ninguna mujer ha logrado alcanzar esa cifra en la natación. Solo dos hombres han ganado más que ella: Phelps ganó 33 y Lochte 27. 

Jordan, Phelps y Carbonell. Tres apellidos para siempre. Dos americanos y una española que serán siempre recordados por los amantes del deporte. Que estarán unidos por el número 23. 

Fotos: AP, AFP, GETTY