Todos los caminos llevan a Brisbane 2032


2020 nos enseñó que no se puede planificar nada con mucha antelación. Llega una pandemia y rompe todos los planes. Pero en la vida y en el deporte, como decía Queen, The show must go on. Lo adelantó en Twitter Fernando Arrechea @FArrechea el 24 de febrero: “Brisbane 2032 es casi un hecho. En el COI están enamorados de la candidatura australiana. Para 2036 ya miran hacia Canadá. El sueño húmedo anglosajón de organizar todos los JJOO, va por buen camino”.
Después llegó la confirmación por parte del COI. Thomas Bach ha confirmado que la junta ejecutiva del máximo organismo deportivo del mundo, ha aprobado por unanimidad la recomendación de la candidatura de Brisbane, que cuenta con el apoyo de los gobiernos federal y estatal. “No es una decisión contra nadie, sino a favor de una parte interesada en este momento» ha dicho el presidente del COI.
El presidente del Comité Olímpico Australiano, John Coates, ha aclarado que aún queda mucho trabajo por hacer mientras continúa el proceso de candidatura. “Este es un próximo paso importante en un diálogo continuo con la Comisión Anfitriona del Futuro”, ha dicho Coates. «Tenemos muy claro que debemos seguir trabajando duro para delinear nuestra visión de unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos exitosos en 2032».
Nada está decidido. Pero todos los caminos llevan a Brisbane. Varias ciudades y países también habían iniciado la carrera para organizar los Juegos de 2032: Indonesia, Budapest, China, Doha y el valle del Ruhr en Alemania.

Un interés que no es nuevo

El interés de Brisbane en ser sede olímpica viene de lejos. El 17 de octubre de 1986, el día que Barcelona fue elegida como organizadora de los Juegos de 1992, la ciudad australiana fue la tercera más votada por detrás de París y de la ciudad española.

Tras la elección de París 2024 y Los Ángeles 2028, sin votaciones como en ediciones anteriores, parece que los próximos Juegos Olímpicos se elegirán de la misma manera.
Cuenta en su Twitter el periodista de la NBC Nick Zaccardi @nzaccardi que Brisbane ha propuesto que los Juegos de 2032 se celebren entre el 23 de julio y el 8 de agosto, en el invierno australiano. Informa Zaccardi también de que la candidatura de Brisbane propone otras sedes como Gold Coast, Sunshine Coast, además de partidos de fútbol en Sydney, Melbourne y otros lugares.


Añade Jaime Gómez @Rincon_Deporte que serían 43 sedes y que el 60% ya están construidas. 17 de las sedes estarían fuera de Brisbane. Informa también de que el objetivo principal de la candidatura es potenciar el turismo en el estado de Queensland (Brisbane es la ciudad más poblada con 2,2 millones de habitantes) entre 2022 y 2042.

¿Cuál será el coste de los Juegos de Brisbane 2032 si es la elegida?

https://www.theaustralian.com.au/sport/olympics/what-will-it-cost-for-brisbane-to-host-the-2032-olympic-games-and-will-a-new-brisbane-olympic-stadium-be-built/news-story/6bacbb1e7b714477e430f796baec6c52

¿Cuántas medallas ha ganado Australia en Juegos Olímpicos de verano?

Australia es duodécima en el medallero total de los Juegos Olímpicos. A día 28 de febrero de 2021 ha subido al podio en 495 ocasiones. 145 oros, 163 platas y 187 bronces han ganado los australianos.

Le toca a Oceanía

Nos guste o no, ya le toca a Oceanía volver a organizar unos Juegos. Los primeros se celebraron en Melbourne en 1956 (del 22 de noviembre al 8 de diciembre. Los segundos en Sídney en el año 2000 (del 15 de septiembre al 1 de octubre).
Si contamos Tokio 2020, París 2024 y Los Ángeles 2028, en ediciones de verano, Europa ha sido elegida en 17 ocasiones, América en 8, Asia en 4 y Oceanía en 2. Atenas, París, Londres, Los Ángeles y Tokio han organizado más de unos Juegos. Los que vivimos en Europa no queremos trasnochar ni madrugar, pero debemos asumir que todos los continentes tienen que tener las mismas oportunidades.

FOTOS: The Sydney Morning Herald y Twitter Nick Zaccardi

Mis fotos deportivas preferidas: Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial en Pekín 2008

23 de agosto de 2008. España está conmocionada por el accidente, días antes, del avión de Spanair en las cercanías del aeropuerto de Barajas. En Pekín se celebran unos excelentes Juegos Olímpicos y solo faltan unas horas para su clausura. El objetivo de los dos protagonistas de la foto era el podio en la prueba de piragüismo K2 500 metros. Sus nombres, Saúl Craviotto Rivero (Lleida, 3 de noviembre de 1984) y Carlos Pérez Rial, “Perucho” (Cangas de Morrazo, Pontevedra, 12 de abril de 1979). Ambos son policías de profesión. 

La imagen lo dice todo. No solo han ganado una medalla, sino que acaban de convertirse en campeones olímpicos. Nadie contaba con este oro. Otro oro histórico para el deporte español y para el piragüismo que nunca falla. Solo era la segunda vez que compartían embarcación de manera oficial. La primera fue en el Europeo de meses antes donde se colgaron la medalla de plata. 

“Sabíamos que podíamos hacerlo bien, pero nunca piensas en ser campeón olímpico” dijo Craviotto al finalizar la prueba. Le podemos ver el primero en la foto de Kirsty Wigglesworth. Aprieta el puño de su mano derecha y grita de alegría mientras sujeta la pala con la mano izquierda. Es uno de los momentos más grandes de la carrera deportiva de un hombre que lo ha ganado todo y que, en ese instante, seguro que no imaginaba que ganaría tres medallas olímpicas más en los siguientes Juegos Olímpicos. 

Un oro muy valioso pero inesperado

“Perucho” también grita. Parece que más que Saúl, por las venas reflejadas en su cuello. Detrás de las gafas vemos sus ojos cerrados y también sujeta la pala con la mano izquierda. Acaba de conseguir el mayor triunfo de su carrera deportiva. La alegría es tremenda. No es para menos. Un oro inesperado pero muy valioso que llegó en 1 minuto y 28 segundos. 1:28,736 para ser exactos. Sobre las aguas del Parque Olímpico de Piragüismo de Shunyi. Esta vez sí pudieron con la pareja alemana, campeona de Europa en el mes de mayo de 2008. 

Craviotto y Pérez, dos de los deportistas españoles que forman parte del club de ganadores de la triple corona. Campeones olímpicos, mundiales y europeos. 

KIRSTY WIGGLESWORTH/AP PHOTO

 

Héroes únicos del medallero olímpico

Aparecen al final del medallero olímpico. Nadie habla de ellos. Son aquellos países que no protagonizan los grandes momentos de cada edición. Todos tienen algo en común, solo han ganado una medalla olímpica. Algunos de oro, otros de plata y otros de bronce. Estamos acostumbrados a ver el dominio estadounidense, chino o ruso, a discutir sobre cuántas medallas conseguirá España, si de una vez por todas se superarán las veintidós de Barcelona 92. Pero ganar un metal olímpico es muy complicado. Que se lo digan a estos veinticuatro países. A estos veinticuatro héroes (algunos equipos enteros) que han puesto en el mapa a sus lugares de nacimiento con su esfuerzo y su tesón. Medallas que sus compatriotas nunca olvidarán.

24 PAÍSES

 

1 ORO-3 países

Fiji

En este caso son trece los protagonistas. La selección masculina de rugby 7 ganó la medalla de oro en Río el 11 de agosto de 2016. Uno de ellos, Osea Kolinisau, fue el abanderado en la ceremonia de inauguración de aquellos Juegos Olímpicos. Además de Kolinisau, estos doce hombres fueron los campeones olímpicos: Apisai Domolailai, Jasa Veremalua, Jerry Tuwai, Josua Tuisova, Kitione Taliga, Leone Nakarawa, Samisoni Viriviri, Savenaca Rawaca, Semi Kunatani, Vatemo Ravouvou, Viliame Mata y Ro Dakuwaqa. 

Jordania

Ahmad Abughaush. Así se llama el único medallista olímpico de la historia de Jordania. Taekwondista que venció en la final de la categoría de menos de 68 kilos de los Juegos de Río. El 19 de agosto de 2016 se impuso al ruso Aleksey Denisenko por 10 a 6. Abughaush fue el encargado de impedir que el español Joel González (bronce en Río) llegase a su segunda final olímpica consecutiva (oro en Londres 2012).

Kosovo

La primera y única medalla de Kosovo ha sido obra de Majlinda Kelmendi, judoka en la categoría de menos de 52 kilos. El 7 de agosto de 2016 ganó en la final a la italiana Odette Giuffrida. Kalmendi cumplió las expectativas. Llegaba a Río como campeona del mundo en 2013 y en 2014 bajo bandera de la Federación Internacional de Judo. 

1 PLATA -12 países

Botswana

El 9 de agosto de 2012, en los Juegos de Londres, el keniata David Rudisha batió un récord mundial estratosférico en los 800 metros lisos. La marca de 1:40.91 significó una exhibición bestial desde el primer metro hasta el último. En esa histórica carrera, el segundo clasificado fue Nijel Amos, el primer medallista olímpico de Botswana. Logró la plata siendo casi un segundo más lento que Rudisha 1:41.73. Pero la marca en este caso daba lo mismo. 

Chipre

Tres días antes de la primera medalla de Botswana, el 6 de agosto de 2012, llegó el primer y único metal ganado por Chipre en unos Juegos Olímpicos. Su protagonista fue el regatista Pavlos Kontidis. Solo fue superado por el australiano Tom Slingsby en la clase Láser. 

Gabón

El 11 de agosto de 2012, en la categoría de más 80 kilos de taekwondo, llegó la primera medalla olímpica de Gabón. Anthony Obame se colgó la medalla de plata tras caer en la gran final contra el italiano Carlo Molfetta

Guatemala

También en los Juegos de Londres 2012, concretamente el 4 de agosto de aquel año, llegó el primer y único podio olímpico de Guatemala. Lo logró Erick Barrondo en los 20 kilómetros marcha que se quedó a solo once segundos del chino Chen Ding, medalla de oro en aquella prueba.

Montenegro

La selección femenina de balonmano de Montenegro hizo historia para su país el 11 de agosto de 2012. Se quedaron a las puertas de subir a lo más alto del podio olímpico. Cayeron en la final contra la selección noruega por 26 a 23. Estos son los nombres de las subcampeonas olímpicas: Bojana Popovic, Andela Bulatovic, Ana Dokic, Ana Radovic, Suzana Lazovic, Sonja Barjaktarovic, Radmila Miljanic-Petrovic, Milena Knezevic-Raicevic, Marina Vukcevic-Rajcic, Majda Mehmedovic, Maja Savic, Katarina Bulatovic, Marija Jovanovic, Jova Radicevic

Antillas Neerlandesas

Jan Boersma. Ese es el nombre del primer medallista olímpico de las Antillas Neerlandesas. Viajamos al 88, a los Juegos de Seúl. Fue subcampeón en la clase Lechner Division II. Solo por detrás del neozelandés Bruce Kendall, que obtuvo la medalla de oro el 27 de septiembre de 1988. 

Paraguay

El 28 de agosto de 2004 llegó la primera y única medalla olímpica de Paraguay. Fue en fútbol masculino, en la final de los Juegos de Atenas. Cayeron en el partido decisivo contra Argentina por un gol a cero. Estos son los nombres de los subcampeones olímpicos: Carlos Gamarra, Diego Barreto, Julio Manzur, José Devaca, Celso Esquivel, Pablo Giménez, Edgar Barreto, Diego Figueredo, Aureliano Torres, Ernesto Cristaldo, José Cardozo, Emilio Martínez, Fredy Bareiro, Osvaldo Díaz, Julio César Enciso, Julio González y Pedro Benítez

Samoa

16 de agosto de 2008. Juegos Olímpicos de Pekín. La halterófila Ele Opeloge le dio a Samoa una medalla de plata histórica. Lo logró en la categoría de más de 75 kilos. Logró levantar 269. Lejos de la medalla de oro, pero convirtiéndose en gran protagonista para su pequeño país oceánico. 

Senegal

Hay que viajar a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 para encontrar la primera y única medalla de Senegal. Llegó en los 400 metros vallas de atletismo gracias a Amadou Dia Ba. El atleta senegalés se quedó a tan solo cuatro centésimas del oro y superó a todo un Edwin Moses que tuvo que conformarse con la medalla de bronce. Un 25 de septiembre de 1988 para la historia de Senegal. 

Sudán

El 23 de agosto de 2008 se celebró en el Estadio Olímpico de Pekín la final de los 800 metros lisos masculinos. Ese día ha pasado a la historia del deporte sudanés. Ismail Ahmed Ismail se proclamó subcampeón olímpico en una emocionante carrera en la que bien pudo haberse colgado el oro. 

Tonga

4 de agosto de 1996. Juegos Olímpicos de Atlanta. Se celebra la final de más de 91 kilos de boxeo. Paea Wolfgramm gana la medalla de plata tras caer contra el ucraniano Klitschko y hace historia para su país. Se clasificó para aquellos Juegos tras haber disputado solo 24 combates. Fue toda una sorpresa su victoria en cuartos de final contra el cubano Alexis Rubalcaba. 

Islas Vírgenes de los Estados Unidos

La primera y única medalla olímpica de Islas Vírgenes de los Estados Unidos llegó en los Juegos de Seúl 1988. El 27 de septiembre de aquel año, Peter Holmberg se proclamó subcampeón olímpico en la clase finn de vela. No pudo superar al español José Luis Doreste que se colgó la medalla de oro. 

1 BRONCE- 10 países


Barbados

Ni más ni menos que en una de las pruebas de relumbrón del atletismo y de los Juegos Olímpicos. Obadele Thompson logró la medalla de bronce en los 100 metros lisos masculinos. Fue tercero en la final de Sidney el 23 de septiembre de 2000. No pudo bajar de los 10 segundos, se quedó en 10.04, pero siempre será recordado como el hombre que consiguió la primera medalla olímpica de Barbados. 

Bermuda

Hay que viajar a los Juegos de Montreal, concretamente al 31 de julio de 1976, para encontrar al único medallista olímpico de Bermuda. Se llama Clarence Hill y ganó la medalla de bronce en boxeo en la categoría de más 81 kilos. 

Djibouti

El 2 de octubre de 1988 se celebró la maratón masculina de los Juegos Olímpicos de Seúl. Ese día hizo historia Ahmed Salah. El primer y único medallista de Djibouti se colgó la medalla de bronce por detrás del italiano Bordin y del keniata Wakiihuri

Eritrea

Noche cerrada en el Estadio Olímpico de Atenas. Se celebra la final de 10.000 metros masculinos de los Juegos de 2004. Gana Kenenisa Bekele. Pero la gran noticia llegó para Eritrea y para el primer medallista olímpico de ese país. Fue Zersenay Tadese y ganó la medalla de bronce. 27 minutos 22 segundos y 57 centésimas para la historia de Eritrea. 

Guyana

31 de julio de 1980. Juegos de Moscú. Michael Anthony se convierte en el primer medallista olímpico de Guyana. Se colgó la medalla de bronce en el peso gallo de boxeo. Cayó en semifinales con el cubano que días después sería oro olímpico, Juan Hernández Pérez

Irak

Se llamaba Abdul Wahid Aziz. Fue el primer y único medallista de Irak hasta el momento. Ganó la medalla de bronce en los Juegos de Roma. Concretamente el 8 de septiembre de 1960. Fue tercero en la categoría de peso ligero de halterofilia. Fue capaz de levantar 380 kilos. 

Islas Mauricio

Bruno Julie. Así se llama el primer medallista olímpico de Islas Mauricio. Lo logró en el peso gallo de boxeo el 22 de agosto de 2008. Todo su país y él mismo recordarán toda la vida los Juegos de Pekín. 

Mónaco

La de Julien Medécin puede que sea una de las medallas más extrañas de la historia de los Juegos Olímpicos. Ganó la medalla de bronce en París 1924 en el concurso de arquitectura por obras inspiradas en temas relacionados con el deporte.

Macedonia del Norte

1 de octubre de 2000. Juegos de Sídney. Mogamed Ibragimov ganó la medalla de bronce en lucha libre. Lo consiguió en la categoría de menos de 85 kilos. Compitió en tres Juegos Olímpicos. En los primeros, los de Atlanta 1996, como representante de Azerbaiyán. En 2000 y 2004 ya con la bandera de Macedonia. 

Togo

Hasta el 12 de agosto de 2008, Togo no se había estrenado en el medallero olímpico. Hasta que Benjamin Boukpeti se colgó la medalla de bronce en k1 de piragüismo slalom. Boukpeti nació en Francia en 1981 pero representó a Togo en Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012. 

El regreso de Mireia

 

Cuando ella está en la piscina todo es diferente. Siempre puede pasar algo. El regreso de Mireia Belmonte se ha producido en el Trofeo Internacional de Castellón, primera oportunidad para conseguir las mínimas olímpicas. Volvía Mireia tras un año extraño, con menos entrenamientos de los habituales por la pandemia y después de haber pasado por el quirófano para tratarse dos hernias inguinales. 

La mejor nadadora española de la historia se presentaba en Castellón dispuesta a lograr el billete para los Juegos de Tokio. Tras haber pasado las últimas semanas en Sierra Nevada y con la dificultad de haber entrenado menos de lo esperado, los resultados no han podido ser mejores. Belmonte estaba inscrita en los 400 metros libres y en los 400 metros estilos, pero renunció a nadar las finales de ambas pruebas y así centrarse en los 800 y en los 1.500 metros libre.

Estará en Tokio en las dos pruebas de fondo. En la más larga, ha logrado la mínima olímpica tras una remontada sensacional. Se pedían 16:32.04 y Mireia ha parado el crono en 16:05.02. Una de las mejores marcas de 2020 en los 1.500 metros. Insuficiente, eso sí, si quiere aspirar a una medalla en Tokio. Pero quedan meses para bajar de los 16 minutos. Posiblemente el podio olímpico esté por debajo de los 15:55. El oro parece ya adjudicado para la estadounidense Katie Ledecky

En los 800 metros libre, Mireia ha sumado su segunda mínima por los pelos. Se pedían 8:33.36 y ha acabado en 8:32.61. Lejos de sus marcas habituales en esta prueba, pero con el segundo billete olímpico en el bolsillo. 

Mireia Belmonte estará en sus cuartos Juegos Olímpicos. Tras Pekín 2008, donde no le fue muy bien, llegaron los de Londres 2012 donde firmó dos platas. Después se convirtió en campeona olímpica y se colgó un bronce en Río 2016. Cuatro medallas que quiere ampliar en Tokio 2020 en el verano de 2021. 

Cada vez es más complicado. Nadie ha logrado ganar una medalla en natación a los 30. Pero para Mireia Belmonte no hay nada imposible. Incluso participar en París 2024. Ella está convencida de que puede llegar a competir en los que serían sus quintos Juegos Olímpicos. Soñemos con ella. Se lo ha ganado. Todos con Mireia. 

Fotos: EFE y As

Mis fotos deportivas preferidas: el oro de Fermín Cacho en Barcelona 92

8 de agosto de 1992. Estadio Olímpico de Montjuic. Los Juegos de Barcelona están a un día de clausurarse y se produce una de las imágenes que valdrán para recordarlos toda la vida. Así ha sido y así será al menos para el olimpismo español hasta que no quede nadie en este mundo. El gran protagonista de la fotografía de Mike Hewitt es el atleta soriano Fermín Cacho (Ágreda, Soria, 16 de febrero de 1969). La imagen no puede ser mejor. Es perfecta. Cacho está a punto de cruzar la meta como campeón olímpico de los 1.500 metros, abre los brazos y celebra la medalla de oro que le cambia la vida. Parece que vuela sobre el tartán, porque en el momento del disparo ninguno de sus dos pies está tocando el suelo de la calle uno. 

Dicen que los números capicúa dan buena suerte. Solo hay que fijarse en el dorsal de Cacho, el 404, para comprobarlo. Buena suerte y mucho trabajo es lo que hace falta para alcanzar la gloria olímpica. Para convertirte en inmortal como les ocurre a todos los campeones. Decía Luis Aragonés que del segundo clasificado no se acuerda nadie. Es verdad que una plata está muy bien. Pero que alguien nos diga, sin mirarlo en ningún sitio, quién fue el subcampeón en aquella final histórica para el atletismo español. Cuenta Cacho que había soñado muchas veces con aquella carrera y que en todas ganaba él. Estaba convencido de que ganaría y así fue.  

Para la posteridad

Además de al campeón, en la foto vemos a otros diez de los participantes en aquella final de 1.500 metros. A todos menos al marroquí Rachid El-Basir, medalla de plata. Sí vemos al dorsal 1443, el catarí Mohamed Suleiman, tercer clasificado. Al cuarto clasificado, el keniata Joseph Chesire, lo tapa Cacho. Al quinto, el también keniata Jonah Birir, lo tapa Suleiman. El hombre que lleva el dorsal 812, es el segundo europeo clasificado en la final, el alemán Jens-Peter Herold. El resto aparecen con las caras difuminadas pero sabemos quiénes son. El argelino Morceli, el estadounidense Spivey, Hood el canadiense, Kibet, el tercer keniata de la final, el español Manuel Pancorbo y Rakipov del equipo unificado. 

Una imagen que, pasen los años que pasen, permanece intacta en los recuerdos de los amantes de los Juegos Olímpicos y del atletismo. 

MIKE HEWITT/GETTY IMAGES

Sean Kelly, el hombre que quiere transformar la natación española

“Tengo un método cuyos efectos durarán 20 años” dijo el irlandés Sean Kelly en una entrevista de Alberto Martínez en el diario As. Kelly es el Director Nacional de Rendimiento de Natación Española y Aguas Abiertas. Se trata del hombre que quiere transformar la natación de nuestro país que cuenta con tan solo ocho medallas olímpicas en su palmarés. Cuatro de ellas logradas por Mireia Belmonte en los dos últimos Juegos.

“Estoy aquí para dar soporte a los entrenadores. Estar con ellos con esta generación de nadadores, la siguiente y la que venga después”. Kelly está convencido de que los resultados de la natación española pueden cambiar en los próximos años y también es consciente de que los resultados no llegarán de inmediato. Que requiere de trabajo por parte de todos y de cambiar la manera de hacer las cosas. Ha quedado demostrado que lo anterior no ha funcionado todo lo bien que se esperaba. Mireia Belmonte o Jessica Vall no van a nadar eternamente. 

 

Sin prisa pero sin pausa

“Tenemos que lograr que la mayoría del equipo haga finales. Es deprimente que solo llegue uno porque sino el 90 por ciento hace un mal resultado. Cuando lo logremos nos dará confianza y nos pondremos al lado de Francia y Alemania”. Lo dice un hombre que lleva dos décadas logrando buenos resultados para la natación británica. 

Hagamos un repaso de las medallas conquistadas por Reino Unido, Francia y Alemania desde los Juegos de Sidney 2000 comparando resultados con España. En las últimas cinco citas olímpicas, Francia ha ganado 23 metales, Reino Unido ha sumado 17 y Alemania 12. España se ha quedado en solo cinco y cuatro de ellas las ha logrado la misma nadadora.

Si hablamos de Campeonatos del Mundo, los resultados de Reino Unido y de Francia son muy superiores a los de Alemania y España. Ocurre tanto en piscina larga como en piscina corta. Entre británicos y franceses han sumado 100 medallas en las últimas diez citas mundialistas.

En cuanto a los Campeonatos de Europa, no hay color. Reino Unido ha sido el máximo dominador en las cinco últimas citas tanto de piscina de 50 metros como de 25. A los otros tres países no les ha ido mal, pero han quedado bastante lejos. Es lógico que, con la ausencia de Estados Unidos, Australia o Japón, los podios de estos cuatro grandes países alcancen mejores resultados que en los Mundiales.

Ojalá que en los próximos años funcione el “método Kelly” y podamos estar celebrando los podios de los nadadores españoles en un campeonato sí y en otro también.

Foto Sean Kelly: Ángel Rivero

Las tres oportunidades de los nadadores españoles para llegar a los Juegos de Tokio

Cambió la fecha de los Juegos Olímpicos de Tokio. Si nada falla se celebrarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021. Y ahora también cambian los criterios de clasificación de la natación española para alcanzar la cita olímpica. Así lo ha decidido la Federación Española de Natación. Con los nuevos criterios se permite clasificar a un máximo de dos nadadores por prueba y habrá tres competiciones donde poder clasificarse. El primer nadador que logre la mínima se clasificará directamente para Tokio 2020 y no tendrá que ratificar su marca en las siguientes competiciones. Pedirán, eso sí, las mínimas FINA A en las finales de cada cita clasificatoria. 

Trofeo Internacional de Castellón

En un principio estaba previsto que la primera posibilidad de clasificación llegara en el Open de los Países Bajos que se celebrará en Rotterdam entre el 3 y 6 de diciembre. Pero la Federación Española de Natación ha decidido no viajar fuera de España y la primera oportunidad de mínimas olímpicas llegará el 5 y 6 de diciembre en el Trofeo Internacional Castalia Castellón. Si un nadador logra la mínima en esa competición tendrá la posibilidad de preparar los Juegos en los siete meses restantes, sin necesidad de volver a hacer mínima en el Open de Primavera. Aunque dos nadadores hagan la mínima en una misma distancia, solo uno podrá clasificarse de manera directa.

Open de Primavera

La segunda posibilidad de clasificación llegará del 24 al 28 de marzo. Sabadell acogerá el Open de Primavera. Allí se pondrán en juego las plazas que no se hayan cubierto en Rotterdam. Si en una distancia ya hay un clasificado, solo habrá una plaza en juego más. Podría darse la circunstancia de que se llegue a Sabadell con todas las plazas cubiertas. 

Campeonato de Europa de Budapest

La tercera y última posibilidad de clasificación olímpica llegará en el Europeo de Budapest del 17 al 23 de mayo. La ciudad donde Mireia Belmonte logró la triple corona en 200 metros mariposa y se convirtió en campeona del mundo. Como en las otras dos ocasiones servirá con hacer mínima FINA A y se ocuparan las plazas que previamente no hayan sido ocupadas. 

¿Qué pasa con los nadadores que ya estaban clasificados para Tokio?

En diciembre de 2019 hubo varios nadadores españoles que se clasificaron para Tokio 2020. Ahora esas marcas dejan de ser válidas y todos los nadadores parten de cero para lograr la mínima olímpica. Mireia Belmonte, Jimena Pérez, María de Valdés, Jessica Vall, Lidón Muñoz, Hugo González y Joan Lluis Pons deberán luchar de nuevo por clasificarse. 

¿Será capaz el COI de conceder a Catar los Juegos de 2032?

27 de julio de 2020. Salta la noticia que de veía venir desde hace bastante tiempo. El Comité Olímpico de Catar anuncia que está interesado en acoger los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2032. «El Comité Olímpico de Qatar anunció hoy que ha entregado formalmente al Comité Olímpico Internacional (COI) su petición para unirse a la fase de diálogo continuo para acoger una futura edición de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, tan pronto como 2032». Australia, Indonesia ,India o las dos Coreas conjuntamente también están interesados en celebrar los Juegos de ese año. Hay que recordar que todavía tienen que celebrarse los Juegos de Tokio 2020, aplazados a 2021, los de París en 2024 y los de Los Ángeles 2028.

Mundiales en grandes deportes

En los últimos años se han celebrado en Catar Mundiales de varios deportes. Entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre de 2019 se celebró en Doha el Campeonato del Mundo de atletismo. En esa misma ciudad se celebrará el Mundial de natación en 2023. Ya acogió el de piscina corta en 2014. En 2018 se celebró allí el Campeonato del Mundo de gimnasia artística. En 2016 tuvo lugar el Mundial de ciclismo. Los tres grandes deportes olímpicos ya han celebrado Mundiales en Catar.

En 2022 celebrarán el Mundial de fútbol. Dicen que esperan ingresar 20.000 millones de dólares. Un campeonato que obligará a cambiar el calendario de las Ligas. Entre otras la española. El motivo es bien sencillo, se celebrará en los meses de noviembre y diciembre. 

Desde que comenzó la construcción de los estadios para este Mundial, han fallecido 34 trabajadores por diferentes causas, aunque otras organizaciones dicen que son más. Amnistía Internacional ha denunciado que alrededor de cien trabajadores de la construcción de un estadio de Catar 2022 no han recibido su salario durante meses.

Catar es el único país del golfo Pérsico que sigue restringiendo viajar libremente a las mujeres. Siguen sometidas a un sistema de tutela masculina durante toda su vida. La desigualdad entre hombres y mujeres sigue siendo más que evidente. La brecha de género en 2018 era del 62,9% según informa el diario Expansión. En una clasificación de 149 países, Catar se situaba en el puesto 127. 

Dinero y solo dinero

Que este país organice eventos deportivos de gran importancia está relacionado con los petrodólares y con acuerdos que seguramente se nos escapan. Vivimos en un mundo donde lo que prima es el dinero y lo demás da igual con tal de que los mismos de siempre salgan beneficiados. Las federaciones internacionales de atletismo, de natación, de gimnasia y de fútbol no se fijaron en otra cosa que en la “pasta” a ingresar. ¿Será capaz el Comité Olímpico Internacional de hacer lo mismo? Si Catar termina siendo la organizadora de los Juegos de 2032 será una vergüenza de proporciones descomunales. 

Aunque desde Catar lo ven así: “Durante muchos años, el deporte ha contribuido en gran medida al desarrollo de nuestra nación. Desde el atletismo hasta el ciclismo, la gimnasia hasta el fútbol, el tenis y el voleibol. Catar se ha ganado la reputación de ser un destino de clase mundial para grandes eventos deportivos”. Organizar una futura edición de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos acelerarían aún más los derechos humanos, económicos, sociales y ambientales del país”. 

La medalla de Atlanta 1996 que se vende por 90.000 euros

 

Cada cierto tiempo suelo entrar a echar un vistazo a la web todocoleccion.net. Suelo buscar artículos sobre deporte y sobre todo de los Juegos Olímpicos. Algunas veces suelo encontrar revistas, libros o recopilatorios interesantes. En otras ocasiones, la mayoría, navego un rato y no encuentro nada. Pero la cantidad de cosas que se venden es enorme. Hace unos días me sorprendió ver un artículo que se vende por una cantidad poco habitual y que no habría imaginado jamás: se vende por 90.000 euros una medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. 

¿Por qué vender una medalla olímpica?

Las pistas para saber quién es el/la atleta que la ganó son pocas. En la descripción del artículo en venta, además del precio, pone lo siguiente: medalla ganada por jugadora de talla mundial, para los que me preguntan por privado yo no tengo diplomas olímpicos, solamente vendo medalla de Atlanta 96. A raíz de este mensaje surgen varias preguntas: ¿Quién es el/la dueño/a de la medalla? ¿Por qué ha llegado a manos de esta persona? ¿Por qué vender una medalla olímpica con todo el esfuerzo que conlleva ganarla? 

Si miramos las fotos aportadas la medalla parece real. Además de las imágenes de la presea, aparecen otras fotos de un chándal de la selección cubana de voleibol. Y se aclara en otro mensaje que es de una jugadora. Esas son todas las pistas. 

 

Toca revisar qué selección femenina ganó la medalla de oro en voleibol en Atlanta 1996. Efectivamente fue Cuba. Que no solo fue campeona olímpica en 1996, también lo fue en Barcelona 1992 y en Sídney 2000. En Atenas 2004 la selección cubana se colgó la medalla de bronce. Podríamos estar hablando de una triple campeona olímpica.

Las doce protagonistas

Estas doce mujeres fueron campeonas olímpicas en Atlanta: Regla Torres, Mireya Luis, Regla Bell, Yumilka Ruiz, Idalmis Gato, Ana Ivis Fernández, Marleny Costa, Tamaris Agüero, Raisa O’ Farrill, Mirka Francis, Magaly Carvajal y Lilia Izquierdo. ¿Cuál de ellas será la “dueña” de la medalla que se vende por 90.000 euros? 

La selección cubana quedó encuadrada en el grupo B junto a Brasil, Rusia, Alemania, Canadá y Perú. No le fue del todo bien pero pasó de fase. Ganó tres partidos y perdió dos: contra las brasileñas y las rusas. 

Al haber quedado terceras pasaron directamente a cuartos de final. Vencieron por 3 sets a 0 a Estados Unidos. Las brasileñas, que habían ganado con claridad en la primera fase, fueron las rivales en la semifinal. 

Bicampeonas

El partido se celebró el 1 de agosto de 1996. Brasil ganó con claridad el primer set (5-15) después empataron las cubanas (15-8). Volvieron a ponerse por delante las brasileñas (10-15). Pero Cuba quería llegar a la final a toda costa y revalidar el título ganado en Barcelona 92. Ganaron los dos siguientes sets por 15-13 y 15-12 y se aseguraron, como mínimo, la medalla de plata. 

China (oro en Los Ángeles 1984 y bronce en Seúl 88) fue el rival en la final. El más duro de todos. Las chinas habían ganado los cinco partidos de la fase de clasificación. Ganaron a Alemania por 3 sets a 0 en los cuartos de final y a Rusia por 3 a 1 en semifinales. 

Las chinas comenzaron ganando en la final por 14 a 16. Las cubanas vencieron en los sets siguientes por 15-12, 17-16 y 15-6. Bicampeonas olímpicas en ese momento. Tricampeonas cuatro años después. ¿Sabremos algún día cuál de ellas ganó la medalla que se vende?

 

La década de Mireia Belmonte y Fred Vergnoux en 10 momentos inolvidables

Mireia Belmonte y Fred Vergnoux son de esas personas en las que hay que fijarse. Intentar aprender de lo que hacen. De su espíritu de superación. De cómo luchar por ser los mejores. La vida de ambos cambió para siempre en septiembre de 2010. El momento en el que Vergnoux comenzó a entrenar a Belmonte. A partir de ahí han llegado éxitos imborrables para la natación española. Posiblemente no volvamos a ver nada igual en el futuro. Estamos hablando de un tándem irrepetible. Este es un pequeño repaso a una década sensacional en diez momentos inolvidables. La unión de todos ellos han convertido a Mireia Belmonte en la mejor nadadora española de la historia. 

Dubai 2010

El Mundial de piscina corta celebrado en Dubai en diciembre de 2010 es el comienzo de los éxitos compartidos por Mireia y Fred. La nadadora catalana arrasa con cuatro medallas. Se cuelga tres oros y una plata en tres estilos diferentes. Gana en 200 mariposa, en 200 y 400 metros estilos. Es subcampeona mundial en 800 metros libre. Belmonte se resarcía así de no haber podido ganar ninguna medalla en el Europeo de piscina larga de cuatro meses antes. 

Szczecin 2011

Como en el año anterior, Mireia afronta varias competiciones. En verano de 2011 solo puede ser cuarta en los 400 metros estilos del Mundial de Shanghai. Llega con hambre de medallas al Europeo de piscina corta de Szczecin, la ciudad polaca de nombre impronunciable. Los resultados son inmejorables. La badalonesa gana cuatro medallas de oro venciendo en 200 mariposa, 200 estilos, 400 libre y 400 estilos. Solo faltan ocho meses para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  

Londres 2012

Mireia Belmonte ya había participado en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. A los de Londres llegaba con mucha más experiencia y acompañada de Fred Vergnoux. Meses antes de la cita olímpica se proclamó campeona de Europa de 1.500 metros y subcampeona de 400 libre en Debrecen. 

Quedó cuarta de Europa en los 200 mariposa. En Londres inauguró el medallero español con una fantástica plata que bien pudo ser de oro. Dos días más tarde se colgaba otra plata en 800 libre, solo por detrás del diamante en bruto estadounidense, Katie Ledecky. Belmonte se convertía en la única nadadora española con dos medallas olímpicas. Dos subcampeonatos que la elevaron a las alturas. 

Barcelona 2013

Mireia Belmonte llegó al Mundial de Barcelona 2013 como doble subcampeona olímpica y aspirando a grandes momentos cargados de medallas. Era su cuarto Mundial. Hasta ese momento había participado en Melbourne 2007, Roma 2009 y Shanghai 2011. Quería cambiar la tendencia en los Campeonatos del Mundo de piscina larga y subir al podio por primera vez. 

Lo logró en tres ocasiones. Comenzó con un bronce en los 200 metros estilos. Justo un año después de su plata olímpica en 200 mariposa, repitió resultado y se convirtió en subcampeona mundial. Tres días después ganó otra plata en los 400 metros estilos. 

Herning 2013

Cuatro oros. Una medalla cada día. Ese fue el excelente resultado de Mireia Belmonte en el Europeo de piscina corta celebrado en diciembre de 2013. Cuatro meses después de los grandes resultados cosechados en el Mundial de Barcelona, Mireia arrasaba en Herning. De nuevo ganando medallas en todos los estilos: 200 mariposa, 800 y 400 libre y en 400 metros estilos. 

Berlín 2014

El Campeonato de Europa de Berlín celebrado en agosto de 2014 es una de la grandes obras maestras de Mireia Belmonte. Ganó seis medallas. Cinco en la piscina y una en aguas abiertas. Dos oros, dos platas y dos bronces que la convirtieron en toda una estrella del deporte español y de la natación internacional. Los oros llegaron en 200 mariposa y 1.500 metros libre. Las platas en 400 estilos y 800 libre. Los bronces en 400 libre y en los 5 kilómetros aguas abiertas. Memorable. Inmensa. Gigante. 


Doha 2014

Si la actuación de Mireia en el Europeo de Berlín fue extraordinaria. Lo que logró en el Mundial de piscina corta de Doha, no se queda atrás. Cuatro oros en tres días. Dos de ellos con solo unos pocos minutos de diferencia y batiendo récords. Una maravilla al alcance de las mejores deportistas del mundo. Impresionate. 

Río 2016

La historia volvió a repetirse. En Londres 2012 Mireia Belmonte inauguró el medallero de España. Cuatro años después, en Río 2016, hizo lo mismo. Esta vez logró un valiosísimo bronce en los 400 metros estilos, una de las pruebas más exigentes de la natación. Pero Mireia llegó a Brasil con el objetivo que llevaba persiguiendo desde que se tiró a la piscina por primera vez: ser campeona olímpica. Cumplió su sueño en los 200 metros mariposa el 10 de agosto de 2016. Dicen que si no te cuelgas un oro en unos Juegos, poca gente se acuerda de ti. A partir de ese momento, todo el planeta sabe quién es Mireia Belmonte. Cuatro medallas olímpicas ganadas en dos Juegos Olímpicos.  


Budapest 2017

Llegaba al Mundial de Budapest dispuesta a ganar el único oro que le faltaba. Campeona olímpica, de Europa. Oro mundial y europeo en piscina corta. Solo le quedaba ser campeona mundial en piscina larga. Solo un oro para ser inmortal en los 200 metros mariposa, para entrar a formar parte del club de los ganadores de todo, de la triple corona. 

Se colgó tres medallas. Comenzó siendo subcampeona mundial en 1.500 libre. Dos días más tarde, 27 de julio de 2017, cerraba el círculo convirtiéndose en campeona del mundo de 200 mariposa. Necesitó cuarenta y un centésimas más que en el oro olímpico. No contenta con el magnífico resultado, tres días más tarde ganó otra plata en 400 metros estilos. 

Tarragona 2018

Mireia no llegó en su mejor estado a los Juegos del Mediterráneo celebrados en Tarragona en 2018. Fue la abanderada del equipo español. A pesar de no estar físicamente al cien por cien, se colgó tres medallas, dos oros y una plata. Mireia, que había sido dos veces plata en Pescara 2009, se proclamó por vez primera, campeona mediterránea.