Medallas olímpicas de países organizadores en sus Juegos y en los posteriores

Organizar unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier país del mundo. Todo el planeta está pendiente de ti durante dieciséis días de competición. Los cuatro años anteriores, son una cuenta atrás interminable hasta que se enciende el pebetero. Es importante la imagen que des al mundo a través de la televisión, pero también tienes que preparar a tus deportistas para que luchen por las máximas medallas posibles, para hacer un papel digno deportivamente hablando. Y no solo eso, también es vital invertir dinero, para que el esfuerzo de la organización de los Juegos no se quede únicamente en los cuatro años de la olimpiada. 

Múnich 1972

Desde 1972 se han celebrado doce Juegos Olímpicos. Han sido sede once países diferentes: cinco europeos, dos americanos, dos asiáticos, un oceánico y un sudamericano. Solo ha repetido Estados Unidos, en 1984 y en 1996.

Múnich (Alemania) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1972. En aquel momento Alemania estaba dividida en la RDA y la RFA. La suma de ambos (66 + 40) hizo que sobrepasaran la barrera de las cien medallas. Acabaron en el tercer y en el cuarto lugar del medallero, respectivamente. En Montreal 76 y en Moscú 80 (solo participó la RDA) aumentaron el número de medallas y se mantuvieron en los primeros lugares del medallero. Hasta Barcelona 92 no llegó el momento de la Alemania unificada. Las 82 medallas les situaron en la tercera posición.

Posteriormente han bajado en número de metales, con el mínimo de 41 en Pekín 2008, pero siempre situados en las seis primeras posiciones de la tabla. Se puede decir que la progresión de Alemania desde que fue sede en 1972 ha sido uniforme. Aunque si nos fijamos en las medallas conquistadas desde la unificación se ha pasado de 82 a 44. En cualquier caso, mantenerse en los primeros puestos del medallero, es muy complicado.

 

Montreal 1976

Montreal (Canadá) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1976. Canadá venía de ganar cinco medallas en los Juegos del 72. Siendo sede logró subir a 11. Eso sí, en ambos casos sin ningún oro. En Moscú 1980 formó parte del grupo de países del boicot. Parece que aquel «descanso» les vino genial. En Los Ángeles 1984 ascendió hasta el sexto lugar del medallero con 44 medallas, diez de oro, en el que ha sido el mayor éxito cosechado por este país en unos Juegos de verano. Y a partir de ahí todo volvió a la normalidad.

22 metales en Atlanta 96 han sido su segundo mejor resultado. Desde Barcelona 92 los canadienses se han mantenido cerca de las veinte medallas y lejos de los primeros puestos de la clasificación.

 

Moscú 1980

Moscú fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1980. Hasta 1988 hay que hablar de la URSS como país. En 1992 participó como CEI (Equipo Unificado) y desde Atlanta 1996 como lo que es actualmente, Rusia. Los rusos siempre han ocupado los primeros puestos del medallero. En sus Juegos, se quedaron cerca de los dos centenares de medallas, gracias a la ausencia del otro gigante, de EEUU, que no participó.  Fue en Seúl 1988 cuando sobrepasaron a los americanos en 38 medallas y volvieron a ser primeros en la tabla.

En Barcelona 92 hubo casi un empate en número de metales (112-108) pero la CEI se hizo con 45 oros por 37 de EEUU. A partir de ese momento bajadas y subidas en el número de medallas, pero siempre ocupando los tres primeros puestos. En Londres 2012 bajaron al cuarto lugar, a pesar de aumentar en 9 el número de medallas ganadas en Pekín 2008.

 

Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996

EEUU es el único país que ha repetido como sede olímpica desde 1972. Organizó los Juegos de Los Ángeles en 1984 y los de Atlanta de 1996. Siempre cerca o sobrepasando el centenar de medallas. Perenne en los primeros puestos del medallero. Casi siempre en el primer lugar. De los últimos seis Juegos ha sido primero en cinco, China es su gran rival actualmente. Le quitó el primer puesto en Pekín 2008. Su mejor actuación llegó en Los Ángeles con 173 medallas. Allí no estuvo la URSS.

 

Seúl 1988

Seúl (Corea del Sur) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1988. A partir de ese momento Corea del Sur se ha mantenido en los primeros puestos del medallero. Una progresión espectacular tras haber organizado los Juegos. Corea ganó una medalla en 1972, seis en 1976 y no participó en Moscú 80. En Los Ángeles 84 sumó diecinueve, seis de oro. En Seúl acabó cuarto del medallero con 33 metales, doce de oro. Desde ese momento, siempre ha estado rondando las tres decenas de medallas. En Londres 2012 acabó quinto con veintiocho metales, trece de oro.

Barcelona 1992

El Plan ADO significó el gran empujón para el deporte español a partir de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Moscú 80, con varios países ausentes por el boicot, era el mayor éxito olímpico de España hasta ese momento. Se ganaron seis medallas, una de oro y se acabó en el puesto veinte. Las 22 medallas, 13 de oro , y el sexto lugar en el medallero en Barcelona, demostraron que la inversión había merecido la pena. Podemos decir que España tocó techo en aquel momento. 

Las veinte medallas de Atenas 2004 se acercaron a dos de las conquistadas en Barcelona. El impulso del deporte femenino hizo que en Londres 2012 se llegase a los diecisiete metales. En los Juegos de Río 2016 la delegación española volvió a alcanzar los 17 podios. Eso sí, se consiguieron siete oros, la segunda mejor cifra de campeones olímpicos españoles de la historia, cifra solo superada en Barcelona 92. En cualquier caso España necesita más inversión privada y recuperar la esencia del Plan ADO que casi tres décadas después, está estancada.

Sídney 2000

Sídney (Australia) fue la ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2000. El país organizador logró su mejor resultado de la historia con 58 medallas, 16 de oro y una excelente cuarta posición en la clasificación final. A partir de ese momento, Australia se ha mantenido en el top 10 del medallero. Aunque es cierto que cada vez con menos medallas. En Londres 2012 ganaron 23 menos que en 2000. 

 

Atenas 2004

Atenas (Grecia) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2004. Las 16 medallas conquistadas (6 de oro) por los griegos, supusieron su mayor éxito olímpico. A partir de ahí la ruina. Ruina económica para el país y ruina deportiva. En Pekín 2008 solo fueron capaces de ganar cuatro medallas y en Londres 2012 volvieron a la media habitual, antes del 2004, dos metales. Ni en 2008 ni en 2012 lograron medallas de oro. Progresión a la baja, que demuestra que no se hicieron bien las cosas en ningún ámbito. 

 

Pekín 2008

Pekín (China) organizó los Juegos de 2008. China es un gigante deportivo. Desde Barcelona 92 no ha hecho más que progresar hasta alcanzar el número uno del medallero en 2008. Con la cifra mágica de las 100 medallas, superó a EEUU y se situó por primera vez en la historia como el rival a batir. 51 medallas de oro, quince más que los americanos, les catapultaron. En Londres 2012 bajaron a 87 metales, 38 de oro. Pero en las próximas citas olímpicas, seguirá la lucha por ser la mayor potencia deportiva del mundo entre chinos y estadounidenses.

 

Londres 2012

Londres (Gran Bretaña) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Se trata del mejor ejemplo de como deben hacerse las cosas. Los británicos invirtieron 320 millones de euros en deporte en cuatro años y los resultados llegaron. Las 65 medallas conseguidas en Londres 2012 no fueron casualidad, los 29 oros y el tercer lugar en el medallero (primeros después de los gigantes chino y estadounidense) llegaron gracias al esfuerzo de sus deportistas y de una inversión espectacular. 

Todo comenzó en Atlanta 1996 donde solo pudieron ganar un oro.  A partir de ese momento se dieron cuenta de que necesitaban algo más. En Sidney 2000 invirtieron 95 millones de euros. Los resultados no se hicieron esperar. Se pasó de 15 a 28 medallas en cuatro años. Y de un oro ganado a once. En Atenas 2004 alcanzaron las 30 medallas (9 oros), en Pekín 2008 ganaron 47 medallas (19 oros).

Sin duda, la mejor progresión de todos los países en las últimas décadas. Uniendo deporte e inversión, pero antes de organizar los Juegos.  Fue una actuación fantástica la de los británicos en los Juegos de Londres 2012. La corroboraron cuatro años más tarde. En los Juegos de 2016, sumaron 67 metales, 27 oros. 

 

Río 2016

Río de Janeiro (Brasil) fue la ciudad organizadora de los Juegos de 2016. En Pekín 2008 y Londres 2012, los brasileños sumaron 17 medallas. La cifra no aumentó mucho como organizadores, alcanzaron 19 metales. Subieron un poco más, las cifras correspondientes a las medallas de oro. Pasaron de tres en las ediciones de 2008 y 2012 a siete, las mismas que logró España, en los de 2016. En el último cuarto de siglo, Brasil ha ganado siempre más de 10 medallas olímpicas en todos los Juegos en los que ha participado. 

 

Diez libros deportivos para guardar en tu biblioteca

Los libros sobre deporte nos acercan a las vidas de nuestros ídolos. Ayudan a conocerlos mejor y a emocionarnos con sus gestas. En esta sociedad cargada de odio leer es más importante que nunca. La cultura es imprescindible en nuestras vidas. Aunque haya quien quiera acabar con ella. Por cuarto año seguido, dejo por aquí una selección de diez libros que deberían estar en cualquier biblioteca de los amantes del deporte.

 

CUENTOS DEL TOUR . SERGI LÓPEZ-EGEA

El Tour de Francia es la carrera ciclista más importante del calendario internacional. Ni la pandemia ha impedido que se celebrase. En este libro Sergi López-Egea nos cuenta con pelos y señales grandes anécdotas del Tour, competición que lleva cubriendo desde hace tres décadas. 186 páginas que se leen en un santiamén. 

RUTH BEITIA SALTO A LAS ALTURAS. KAREL LÓPEZ

La mejor atleta de nuestro país, Ruth Beitia, tenía que tener un libro que contase cómo llegó a ganar medallas en Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos. Y quién mejor que Karel López para narrarnos cómo Beitia y Ramón Torralbo, su entrenador y 50%, alcanzaron un listón incomparable. Un libro perfecto para los que vibramos con el atletismo. 

REMANDO COMO UN SOLO HOMBRE. DANIEL JAMES BROWN

Ocho remeros americanos soñaban con alcanzar la gloria en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. Lo consiguieron remando todos a una, humillando al dictador Adolf Hitler y derrotando al equipo alemán. Una crónica magnífica llena de documentación y la demostración de que, con esfuerzo y unión, todo se puede conseguir. 

SUPERHÉROES DE INCÓGNITO. ALMUDENA RIVERA

Almudena Rivera es una fantástica periodista del diario Marca. Gracias a ella conocemos las historias de nuestros atletas paralímpicos. En este libro en quince de ellos y en sus hazañas deportivas. Como dice en la portada, quince historias de superación a través del deporte. “Sus superpoderes son: una gran fuerza de voluntad, valentía, perseverancia…”

TIGER WOODS. JEFF BENEDICT Y ARMEN KETEYIAN

Posiblemente es uno de los mejores libros deportivos que leeremos en nuestra vida. La historia de uno de los más grandes deportistas de la historia, el golfista Tiger Woods. Su ascensión, su caída, su vida deportiva y extradeportiva. El libro ha sido premiado con el Telegraph Sports Book Award a la mejor biografía. Libro del año según The Observer.

CAROLINA MARÍN #PUEDOPORQUEPIENSOQUEPUEDO. CAROLINA MARÍN

La mejor jugadora de bádminton de la historia de nuestro país. Una de las más grandes de todos los tiempos, nos cuenta los secretos que le han llevado a alcanzar la cima en su deporte. Las alegrías y las penas que ha vivido hasta llegar a ganarlo todo. Una campeona irrepetible, única, de la que hay que aprender muchas cosas. 

MICHAEL JORDAN LA BIOGRAFÍA DEFINITIVA. ROLAND LAZENBY

Roland Lazenby dedicó casi tres décadas a cubrir la carrera del mejor jugador de baloncesto que hemos visto, desde que pasó por la universidad hasta que se convirtió en una estrella del deporte. En este libro hace un repaso magnífico sobre cómo era Jordan dentro y fuera de la cancha. Una biografía sensacional, posiblemente la mejor sobre MJ.

ATLAS DE LOS SUEÑOS OLÍMPICOS. TONI PADILLA

Si eres amante del deporte y de los Juegos Olímpicos tienes que leer este libro de Toni Padilla. 34 relatos sobre deportistas olímpicos. Historias de todo tipo. Sonrisas y lágrimas para alcanzar la gloria y el reconocimiento. La búsqueda de un sueño. De luchar por alcanzarlo cueste lo que cueste. De América a Oceanía pasando por África, Europa y Asia.

JESSE. PAUL NEIMARK Y JESSE OWENS

Fue el primer deportista que ganó cuatro medallas de oro en unos Juegos Olímpicos. Lo consiguió en Berlín 1936 delante de la alemania nazi que rechazaba a gente como Jesse Owens. Dos años antes de fallecer llamó a su amigo y periodista deportivo, Paul Neimark, y juntos escribieron esta “autobiografía espiritual”. Maraviollosa. 

SIN MIEDO A VOLAR. SIMONE BILES CON MICHELLE BURFORD

¿Cómo ha sido el camino de Simone Biles hasta alcanzar tantas medallas olímpicas y mundiales? ¿Quién le ha ayudado a conseguirlo? Ella misma nos lo cuenta en este gran libro,  en el que demuestra que es un ejemplo a seguir por las niñas y niños que quieran dedicarse al precioso mundo de la gimnasia artística. 

 

30 libros deportivos más 

Mis fotos deportivas preferidas: Gervasio Deferr en Atenas 2004

 

¿Qué pensaba Gervasio Deferr Ángel (Premiá de Mar, Barcelona, 7 de noviembre de 1980) cuando dio el segundo salto hacia el bicampeonato olímpico? ¿Qué se le pasa por la cabeza a un deportista de élite en los instantes previos a ganar una medalla? Solo él/ellos lo saben. Son momentos que nunca olvidaremos. Que se quedan guardados para siempre en nuestro cerebro. Medallas que se consiguen después de mucho sacrificio y de muchas horas de entrenamiento. Una y otra vez repitiendo saltos. Hasta que sale. Y te das cuenta de que estás preparado para ser campeón, el mejor en lo tuyo. 

El destino quiso que en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Gervasio Deferr conquistase el segundo de sus tres metales olímpicos. Dos oros en la misma prueba, en el salto de potro, a pesar de que no era su aparato preferido. Siempre fue un hombre de “suelo”, pero tuvo que esperar a 2008 para obtener la recompensa en forma de medalla de plata. 

Salto de oro

Antes de centrarnos en la foto conviene recordar la narración de Paloma del Río para Televisión Española aquel 23 de agosto de 2004. La voz de la gimnasia y de tantos deportes en la cadena pública, lo narró así: “9.687 (nota del primer salto que realizó Gervasio) atención, porque si este salto le sale bien a Gervasio Deferr, podríamos estar hablando de una medalla. Hace un salto del grupo 4, el drix (Tsukahara, entrada de cara y apoyo lateral de las manos). Los mismos saltos que ha hecho Kyle Shewfelt, pero de entrada un poquito mejor realizados que el canadiense. Sapronenko ha puesto las cosas muy difíciles (el letón hizo 9.706 puntos) pero si le sale bien este salto, podría estar Gervasio otra vez en el pódium”. 

El campeón olímpico en Sídney 2000 levanta los brazos, los baja, da un pequeño salto e inicia la carrera hacia la gloria olímpica. Corre a una velocidad de 22 kilómetros por hora y se aproxima al potro (hay 25 metros desde la salida), Tarda solo cuatro segundos en ayudarse con el trampolín para saltar. Y en ese momento se produce el disparo de Adrian Dennis para hacer una fotografía magnífica que quedará presente de ahí a la eternidad. 

Caído del cielo

Gervi gira el cuerpo hacia la izquierda para elevarse con las dos manos. No pierde de vista el potro. En la imagen tiene cerrada la boca y los ojos bien abiertos. También vemos sus musculosas piernas y el nombre en inglés de aquellos Juegos. Es el instante anterior al mortal hacia atrás con dos giros completos. Gervi clava la recepción de espaldas al aparato con un salto sensacional. “Clávalo” dice Paloma del Río cuando alcanza la colchoneta después de volar durante poco más de un segundo. 

“Bien, ahí está, ahí está, ahí está, ahí está, clávalo y lo ha clavado… perfecto el segundo salto… clavado, fíjense, no ha movido los pies”. Puntúan el segundo salto de Deferr con 9.787. Puntuación final para el gimnasta español: 9.737. Le vale para ganar la medalla de oro, porque el rumano Marian Dragulescu hace un primer salto maravilloso, pero se sale de la colchoneta en la recepción del segundo. 

Gervi se convierte en ese momento en el tercer español con dos oros olímpicos, igualando a los regatistas Luis Doreste y Theresa Zabell. Ellos lo lograron desde el agua. Deferr ganó el oro de Atenas cayendo desde el cielo. 

ADRIAN DENNIS/AFP-GETTY IMAGES

España igualará las medallas de Barcelona 92 según la previsión más optimista

Parece que esta vez sí la espera se acerca a su fin. Con un año de retraso podremos disfrutar de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Será del 23 de julio al 8 de agosto. Serán unos Juegos diferentes a los disfrutados anteriormente. El coronavirus ha obligado a ello. La incertidumbre vivida en los últimos meses hace que tengamos que ser cautelosos con las predicciones de medallas. No ha sido un año fácil para ningún deportista olímpico. Algunos han podido entrenar más que otros y la preparación ha sido distinta a la de otros ciclos olímpicos. Este ha durado cinco años por obligación. Lo bueno es que dentro de tres años llegarán los de París 2024. Para los que amamos el deporte es una suerte. 

A poco más de tres meses de la gran cita deportiva internacional, toca echar un vistazo a las predicciones olímpicas de dos páginas. Esta vez hay que fijarse en bestsports.com y una ya habitual, gracenote.com. Olympicpredictions.com y docudeporte.es no han actualizado sus datos desde comienzos de 2020. 

Si entramos a la web https://www.gracenote.com/virtual-medal-table/ vemos que han aprovechado el 14 de abril (100 días para los Juegos) para hacer su última proyección de medallas para Tokio 2020. Estados Unidos liderará el medallero con 114 metales con 43 campeones olímpicos. China ocupará el segundo puesto con 85 medallas, 38 de ellas de oro. Aunque no está claro que atletas rusos podrán competir en Tokio, sitúa a Rusia en tercer lugar con 73 medallas, 23 de oro. Los anfitriones, Japón se quedarán en el puesto número 4 del medallero según gracenote. Ganarán 59 metales, 34 oros. Países Bajos será quinto con 59 podios, 16 campeones olímpicos. 

¿Cuántas medallas ganará España?

¿Y qué dice de España? Pues que igualará las 22 medallas conseguidas en Barcelona 92- Según gracenote.com nuestros olímpicos ganarán 7 oros, 9 platas y 6 bronces. Conseguir este resultado sería sobresaliente, sobre todo igualando los siete oros conquistados en Río 2016. España ocupará la decimocuarta posición del medallero. 

En esta ocasión gracenote no estudia las posibles medallas en deportes nuevos como ha hecho en anteriores previsiones. 

Si entramos en la web https://bestsports.com.br/db/cmppag.php?cmp=23 vemos que su última previsión de medallas es del 6 de abril. Como en gracenote.com Estados Unidos aparece en primer lugar con una proyección de 131 medallas, 53 oros. Sin duda sería un resultado sensacional. China ganará 81 con 35 oros. Japón ganará 60 medallas, 28 de oro. Bestsports sitúa a Alemania en cuarto lugar con 45 medallas, 15 de oro. En quinto lugar quedará Gran Bretaña con 57 metales, 14 de oro. 

 

En lo que se refiere al equipo español, según esta web quedará en el decimoquinto lugar del medallero con 19 medallas, dos más que en los Juegos de Río. Según esta proyección serán 5 oros, 9 platas y 5 bronces para España. En esta página nos dicen en qué deportes creen que ganará medallas el equipo español. Serán dos en baloncesto, un oro y una plata. Llegará un oro en judo, otro en natación, llegará el primer oro en tiro olímpico y en triatlón. El piragüismo aportará cuatro medallas, dos platas y dos bronces. Sumaremos dos platas para Sandra Sánchez y Damián Quintero. En atletismo llegará una plata y un bronce. En bádminton dan una plata para Carolina Marín. También una plata en halterofilia, otra en waterpolo. Dos bronces en taekwondo completan el resultado proyectado para España. 

PREDICCIONES DE 2020

Foto: tokyo.org

Todos los caminos llevan a Brisbane 2032


2020 nos enseñó que no se puede planificar nada con mucha antelación. Llega una pandemia y rompe todos los planes. Pero en la vida y en el deporte, como decía Queen, The show must go on. Lo adelantó en Twitter Fernando Arrechea @FArrechea el 24 de febrero: “Brisbane 2032 es casi un hecho. En el COI están enamorados de la candidatura australiana. Para 2036 ya miran hacia Canadá. El sueño húmedo anglosajón de organizar todos los JJOO, va por buen camino”.
Después llegó la confirmación por parte del COI. Thomas Bach ha confirmado que la junta ejecutiva del máximo organismo deportivo del mundo, ha aprobado por unanimidad la recomendación de la candidatura de Brisbane, que cuenta con el apoyo de los gobiernos federal y estatal. “No es una decisión contra nadie, sino a favor de una parte interesada en este momento» ha dicho el presidente del COI.
El presidente del Comité Olímpico Australiano, John Coates, ha aclarado que aún queda mucho trabajo por hacer mientras continúa el proceso de candidatura. “Este es un próximo paso importante en un diálogo continuo con la Comisión Anfitriona del Futuro”, ha dicho Coates. «Tenemos muy claro que debemos seguir trabajando duro para delinear nuestra visión de unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos exitosos en 2032».
Nada está decidido. Pero todos los caminos llevan a Brisbane. Varias ciudades y países también habían iniciado la carrera para organizar los Juegos de 2032: Indonesia, Budapest, China, Doha y el valle del Ruhr en Alemania.

Un interés que no es nuevo

El interés de Brisbane en ser sede olímpica viene de lejos. El 17 de octubre de 1986, el día que Barcelona fue elegida como organizadora de los Juegos de 1992, la ciudad australiana fue la tercera más votada por detrás de París y de la ciudad española.

Tras la elección de París 2024 y Los Ángeles 2028, sin votaciones como en ediciones anteriores, parece que los próximos Juegos Olímpicos se elegirán de la misma manera.
Cuenta en su Twitter el periodista de la NBC Nick Zaccardi @nzaccardi que Brisbane ha propuesto que los Juegos de 2032 se celebren entre el 23 de julio y el 8 de agosto, en el invierno australiano. Informa Zaccardi también de que la candidatura de Brisbane propone otras sedes como Gold Coast, Sunshine Coast, además de partidos de fútbol en Sydney, Melbourne y otros lugares.


Añade Jaime Gómez @Rincon_Deporte que serían 43 sedes y que el 60% ya están construidas. 17 de las sedes estarían fuera de Brisbane. Informa también de que el objetivo principal de la candidatura es potenciar el turismo en el estado de Queensland (Brisbane es la ciudad más poblada con 2,2 millones de habitantes) entre 2022 y 2042.

¿Cuál será el coste de los Juegos de Brisbane 2032 si es la elegida?

https://www.theaustralian.com.au/sport/olympics/what-will-it-cost-for-brisbane-to-host-the-2032-olympic-games-and-will-a-new-brisbane-olympic-stadium-be-built/news-story/6bacbb1e7b714477e430f796baec6c52

¿Cuántas medallas ha ganado Australia en Juegos Olímpicos de verano?

Australia es duodécima en el medallero total de los Juegos Olímpicos. A día 28 de febrero de 2021 ha subido al podio en 495 ocasiones. 145 oros, 163 platas y 187 bronces han ganado los australianos.

Le toca a Oceanía

Nos guste o no, ya le toca a Oceanía volver a organizar unos Juegos. Los primeros se celebraron en Melbourne en 1956 (del 22 de noviembre al 8 de diciembre. Los segundos en Sídney en el año 2000 (del 15 de septiembre al 1 de octubre).
Si contamos Tokio 2020, París 2024 y Los Ángeles 2028, en ediciones de verano, Europa ha sido elegida en 17 ocasiones, América en 8, Asia en 4 y Oceanía en 2. Atenas, París, Londres, Los Ángeles y Tokio han organizado más de unos Juegos. Los que vivimos en Europa no queremos trasnochar ni madrugar, pero debemos asumir que todos los continentes tienen que tener las mismas oportunidades.

FOTOS: The Sydney Morning Herald y Twitter Nick Zaccardi

Mis fotos deportivas preferidas: Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial en Pekín 2008

23 de agosto de 2008. España está conmocionada por el accidente, días antes, del avión de Spanair en las cercanías del aeropuerto de Barajas. En Pekín se celebran unos excelentes Juegos Olímpicos y solo faltan unas horas para su clausura. El objetivo de los dos protagonistas de la foto era el podio en la prueba de piragüismo K2 500 metros. Sus nombres, Saúl Craviotto Rivero (Lleida, 3 de noviembre de 1984) y Carlos Pérez Rial, “Perucho” (Cangas de Morrazo, Pontevedra, 12 de abril de 1979). Ambos son policías de profesión. 

La imagen lo dice todo. No solo han ganado una medalla, sino que acaban de convertirse en campeones olímpicos. Nadie contaba con este oro. Otro oro histórico para el deporte español y para el piragüismo que nunca falla. Solo era la segunda vez que compartían embarcación de manera oficial. La primera fue en el Europeo de meses antes donde se colgaron la medalla de plata. 

“Sabíamos que podíamos hacerlo bien, pero nunca piensas en ser campeón olímpico” dijo Craviotto al finalizar la prueba. Le podemos ver el primero en la foto de Kirsty Wigglesworth. Aprieta el puño de su mano derecha y grita de alegría mientras sujeta la pala con la mano izquierda. Es uno de los momentos más grandes de la carrera deportiva de un hombre que lo ha ganado todo y que, en ese instante, seguro que no imaginaba que ganaría tres medallas olímpicas más en los siguientes Juegos Olímpicos. 

Un oro muy valioso pero inesperado

“Perucho” también grita. Parece que más que Saúl, por las venas reflejadas en su cuello. Detrás de las gafas vemos sus ojos cerrados y también sujeta la pala con la mano izquierda. Acaba de conseguir el mayor triunfo de su carrera deportiva. La alegría es tremenda. No es para menos. Un oro inesperado pero muy valioso que llegó en 1 minuto y 28 segundos. 1:28,736 para ser exactos. Sobre las aguas del Parque Olímpico de Piragüismo de Shunyi. Esta vez sí pudieron con la pareja alemana, campeona de Europa en el mes de mayo de 2008. 

Craviotto y Pérez, dos de los deportistas españoles que forman parte del club de ganadores de la triple corona. Campeones olímpicos, mundiales y europeos. 

KIRSTY WIGGLESWORTH/AP PHOTO

 

Héroes únicos del medallero olímpico

Aparecen al final del medallero olímpico. Nadie habla de ellos. Son aquellos países que no protagonizan los grandes momentos de cada edición. Todos tienen algo en común, solo han ganado una medalla olímpica. Algunos de oro, otros de plata y otros de bronce. Estamos acostumbrados a ver el dominio estadounidense, chino o ruso, a discutir sobre cuántas medallas conseguirá España, si de una vez por todas se superarán las veintidós de Barcelona 92. Pero ganar un metal olímpico es muy complicado. Que se lo digan a estos veinticuatro países. A estos veinticuatro héroes (algunos equipos enteros) que han puesto en el mapa a sus lugares de nacimiento con su esfuerzo y su tesón. Medallas que sus compatriotas nunca olvidarán.

24 PAÍSES

 

1 ORO-3 países

Fiji

En este caso son trece los protagonistas. La selección masculina de rugby 7 ganó la medalla de oro en Río el 11 de agosto de 2016. Uno de ellos, Osea Kolinisau, fue el abanderado en la ceremonia de inauguración de aquellos Juegos Olímpicos. Además de Kolinisau, estos doce hombres fueron los campeones olímpicos: Apisai Domolailai, Jasa Veremalua, Jerry Tuwai, Josua Tuisova, Kitione Taliga, Leone Nakarawa, Samisoni Viriviri, Savenaca Rawaca, Semi Kunatani, Vatemo Ravouvou, Viliame Mata y Ro Dakuwaqa. 

Jordania

Ahmad Abughaush. Así se llama el único medallista olímpico de la historia de Jordania. Taekwondista que venció en la final de la categoría de menos de 68 kilos de los Juegos de Río. El 19 de agosto de 2016 se impuso al ruso Aleksey Denisenko por 10 a 6. Abughaush fue el encargado de impedir que el español Joel González (bronce en Río) llegase a su segunda final olímpica consecutiva (oro en Londres 2012).

Kosovo

La primera y única medalla de Kosovo ha sido obra de Majlinda Kelmendi, judoka en la categoría de menos de 52 kilos. El 7 de agosto de 2016 ganó en la final a la italiana Odette Giuffrida. Kalmendi cumplió las expectativas. Llegaba a Río como campeona del mundo en 2013 y en 2014 bajo bandera de la Federación Internacional de Judo. 

1 PLATA -12 países

Botswana

El 9 de agosto de 2012, en los Juegos de Londres, el keniata David Rudisha batió un récord mundial estratosférico en los 800 metros lisos. La marca de 1:40.91 significó una exhibición bestial desde el primer metro hasta el último. En esa histórica carrera, el segundo clasificado fue Nijel Amos, el primer medallista olímpico de Botswana. Logró la plata siendo casi un segundo más lento que Rudisha 1:41.73. Pero la marca en este caso daba lo mismo. 

Chipre

Tres días antes de la primera medalla de Botswana, el 6 de agosto de 2012, llegó el primer y único metal ganado por Chipre en unos Juegos Olímpicos. Su protagonista fue el regatista Pavlos Kontidis. Solo fue superado por el australiano Tom Slingsby en la clase Láser. 

Gabón

El 11 de agosto de 2012, en la categoría de más 80 kilos de taekwondo, llegó la primera medalla olímpica de Gabón. Anthony Obame se colgó la medalla de plata tras caer en la gran final contra el italiano Carlo Molfetta

Guatemala

También en los Juegos de Londres 2012, concretamente el 4 de agosto de aquel año, llegó el primer y único podio olímpico de Guatemala. Lo logró Erick Barrondo en los 20 kilómetros marcha que se quedó a solo once segundos del chino Chen Ding, medalla de oro en aquella prueba.

Montenegro

La selección femenina de balonmano de Montenegro hizo historia para su país el 11 de agosto de 2012. Se quedaron a las puertas de subir a lo más alto del podio olímpico. Cayeron en la final contra la selección noruega por 26 a 23. Estos son los nombres de las subcampeonas olímpicas: Bojana Popovic, Andela Bulatovic, Ana Dokic, Ana Radovic, Suzana Lazovic, Sonja Barjaktarovic, Radmila Miljanic-Petrovic, Milena Knezevic-Raicevic, Marina Vukcevic-Rajcic, Majda Mehmedovic, Maja Savic, Katarina Bulatovic, Marija Jovanovic, Jova Radicevic

Antillas Neerlandesas

Jan Boersma. Ese es el nombre del primer medallista olímpico de las Antillas Neerlandesas. Viajamos al 88, a los Juegos de Seúl. Fue subcampeón en la clase Lechner Division II. Solo por detrás del neozelandés Bruce Kendall, que obtuvo la medalla de oro el 27 de septiembre de 1988. 

Paraguay

El 28 de agosto de 2004 llegó la primera y única medalla olímpica de Paraguay. Fue en fútbol masculino, en la final de los Juegos de Atenas. Cayeron en el partido decisivo contra Argentina por un gol a cero. Estos son los nombres de los subcampeones olímpicos: Carlos Gamarra, Diego Barreto, Julio Manzur, José Devaca, Celso Esquivel, Pablo Giménez, Edgar Barreto, Diego Figueredo, Aureliano Torres, Ernesto Cristaldo, José Cardozo, Emilio Martínez, Fredy Bareiro, Osvaldo Díaz, Julio César Enciso, Julio González y Pedro Benítez

Samoa

16 de agosto de 2008. Juegos Olímpicos de Pekín. La halterófila Ele Opeloge le dio a Samoa una medalla de plata histórica. Lo logró en la categoría de más de 75 kilos. Logró levantar 269. Lejos de la medalla de oro, pero convirtiéndose en gran protagonista para su pequeño país oceánico. 

Senegal

Hay que viajar a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 para encontrar la primera y única medalla de Senegal. Llegó en los 400 metros vallas de atletismo gracias a Amadou Dia Ba. El atleta senegalés se quedó a tan solo cuatro centésimas del oro y superó a todo un Edwin Moses que tuvo que conformarse con la medalla de bronce. Un 25 de septiembre de 1988 para la historia de Senegal. 

Sudán

El 23 de agosto de 2008 se celebró en el Estadio Olímpico de Pekín la final de los 800 metros lisos masculinos. Ese día ha pasado a la historia del deporte sudanés. Ismail Ahmed Ismail se proclamó subcampeón olímpico en una emocionante carrera en la que bien pudo haberse colgado el oro. 

Tonga

4 de agosto de 1996. Juegos Olímpicos de Atlanta. Se celebra la final de más de 91 kilos de boxeo. Paea Wolfgramm gana la medalla de plata tras caer contra el ucraniano Klitschko y hace historia para su país. Se clasificó para aquellos Juegos tras haber disputado solo 24 combates. Fue toda una sorpresa su victoria en cuartos de final contra el cubano Alexis Rubalcaba. 

Islas Vírgenes de los Estados Unidos

La primera y única medalla olímpica de Islas Vírgenes de los Estados Unidos llegó en los Juegos de Seúl 1988. El 27 de septiembre de aquel año, Peter Holmberg se proclamó subcampeón olímpico en la clase finn de vela. No pudo superar al español José Luis Doreste que se colgó la medalla de oro. 

1 BRONCE- 10 países


Barbados

Ni más ni menos que en una de las pruebas de relumbrón del atletismo y de los Juegos Olímpicos. Obadele Thompson logró la medalla de bronce en los 100 metros lisos masculinos. Fue tercero en la final de Sidney el 23 de septiembre de 2000. No pudo bajar de los 10 segundos, se quedó en 10.04, pero siempre será recordado como el hombre que consiguió la primera medalla olímpica de Barbados. 

Bermuda

Hay que viajar a los Juegos de Montreal, concretamente al 31 de julio de 1976, para encontrar al único medallista olímpico de Bermuda. Se llama Clarence Hill y ganó la medalla de bronce en boxeo en la categoría de más 81 kilos. 

Djibouti

El 2 de octubre de 1988 se celebró la maratón masculina de los Juegos Olímpicos de Seúl. Ese día hizo historia Ahmed Salah. El primer y único medallista de Djibouti se colgó la medalla de bronce por detrás del italiano Bordin y del keniata Wakiihuri

Eritrea

Noche cerrada en el Estadio Olímpico de Atenas. Se celebra la final de 10.000 metros masculinos de los Juegos de 2004. Gana Kenenisa Bekele. Pero la gran noticia llegó para Eritrea y para el primer medallista olímpico de ese país. Fue Zersenay Tadese y ganó la medalla de bronce. 27 minutos 22 segundos y 57 centésimas para la historia de Eritrea. 

Guyana

31 de julio de 1980. Juegos de Moscú. Michael Anthony se convierte en el primer medallista olímpico de Guyana. Se colgó la medalla de bronce en el peso gallo de boxeo. Cayó en semifinales con el cubano que días después sería oro olímpico, Juan Hernández Pérez

Irak

Se llamaba Abdul Wahid Aziz. Fue el primer y único medallista de Irak hasta el momento. Ganó la medalla de bronce en los Juegos de Roma. Concretamente el 8 de septiembre de 1960. Fue tercero en la categoría de peso ligero de halterofilia. Fue capaz de levantar 380 kilos. 

Islas Mauricio

Bruno Julie. Así se llama el primer medallista olímpico de Islas Mauricio. Lo logró en el peso gallo de boxeo el 22 de agosto de 2008. Todo su país y él mismo recordarán toda la vida los Juegos de Pekín. 

Mónaco

La de Julien Medécin puede que sea una de las medallas más extrañas de la historia de los Juegos Olímpicos. Ganó la medalla de bronce en París 1924 en el concurso de arquitectura por obras inspiradas en temas relacionados con el deporte.

Macedonia del Norte

1 de octubre de 2000. Juegos de Sídney. Mogamed Ibragimov ganó la medalla de bronce en lucha libre. Lo consiguió en la categoría de menos de 85 kilos. Compitió en tres Juegos Olímpicos. En los primeros, los de Atlanta 1996, como representante de Azerbaiyán. En 2000 y 2004 ya con la bandera de Macedonia. 

Togo

Hasta el 12 de agosto de 2008, Togo no se había estrenado en el medallero olímpico. Hasta que Benjamin Boukpeti se colgó la medalla de bronce en k1 de piragüismo slalom. Boukpeti nació en Francia en 1981 pero representó a Togo en Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012. 

El regreso de Mireia

 

Cuando ella está en la piscina todo es diferente. Siempre puede pasar algo. El regreso de Mireia Belmonte se ha producido en el Trofeo Internacional de Castellón, primera oportunidad para conseguir las mínimas olímpicas. Volvía Mireia tras un año extraño, con menos entrenamientos de los habituales por la pandemia y después de haber pasado por el quirófano para tratarse dos hernias inguinales. 

La mejor nadadora española de la historia se presentaba en Castellón dispuesta a lograr el billete para los Juegos de Tokio. Tras haber pasado las últimas semanas en Sierra Nevada y con la dificultad de haber entrenado menos de lo esperado, los resultados no han podido ser mejores. Belmonte estaba inscrita en los 400 metros libres y en los 400 metros estilos, pero renunció a nadar las finales de ambas pruebas y así centrarse en los 800 y en los 1.500 metros libre.

Estará en Tokio en las dos pruebas de fondo. En la más larga, ha logrado la mínima olímpica tras una remontada sensacional. Se pedían 16:32.04 y Mireia ha parado el crono en 16:05.02. Una de las mejores marcas de 2020 en los 1.500 metros. Insuficiente, eso sí, si quiere aspirar a una medalla en Tokio. Pero quedan meses para bajar de los 16 minutos. Posiblemente el podio olímpico esté por debajo de los 15:55. El oro parece ya adjudicado para la estadounidense Katie Ledecky

En los 800 metros libre, Mireia ha sumado su segunda mínima por los pelos. Se pedían 8:33.36 y ha acabado en 8:32.61. Lejos de sus marcas habituales en esta prueba, pero con el segundo billete olímpico en el bolsillo. 

Mireia Belmonte estará en sus cuartos Juegos Olímpicos. Tras Pekín 2008, donde no le fue muy bien, llegaron los de Londres 2012 donde firmó dos platas. Después se convirtió en campeona olímpica y se colgó un bronce en Río 2016. Cuatro medallas que quiere ampliar en Tokio 2020 en el verano de 2021. 

Cada vez es más complicado. Nadie ha logrado ganar una medalla en natación a los 30. Pero para Mireia Belmonte no hay nada imposible. Incluso participar en París 2024. Ella está convencida de que puede llegar a competir en los que serían sus quintos Juegos Olímpicos. Soñemos con ella. Se lo ha ganado. Todos con Mireia. 

Fotos: EFE y As

Mis fotos deportivas preferidas: el oro de Fermín Cacho en Barcelona 92

8 de agosto de 1992. Estadio Olímpico de Montjuic. Los Juegos de Barcelona están a un día de clausurarse y se produce una de las imágenes que valdrán para recordarlos toda la vida. Así ha sido y así será al menos para el olimpismo español hasta que no quede nadie en este mundo. El gran protagonista de la fotografía de Mike Hewitt es el atleta soriano Fermín Cacho (Ágreda, Soria, 16 de febrero de 1969). La imagen no puede ser mejor. Es perfecta. Cacho está a punto de cruzar la meta como campeón olímpico de los 1.500 metros, abre los brazos y celebra la medalla de oro que le cambia la vida. Parece que vuela sobre el tartán, porque en el momento del disparo ninguno de sus dos pies está tocando el suelo de la calle uno. 

Dicen que los números capicúa dan buena suerte. Solo hay que fijarse en el dorsal de Cacho, el 404, para comprobarlo. Buena suerte y mucho trabajo es lo que hace falta para alcanzar la gloria olímpica. Para convertirte en inmortal como les ocurre a todos los campeones. Decía Luis Aragonés que del segundo clasificado no se acuerda nadie. Es verdad que una plata está muy bien. Pero que alguien nos diga, sin mirarlo en ningún sitio, quién fue el subcampeón en aquella final histórica para el atletismo español. Cuenta Cacho que había soñado muchas veces con aquella carrera y que en todas ganaba él. Estaba convencido de que ganaría y así fue.  

Para la posteridad

Además de al campeón, en la foto vemos a otros diez de los participantes en aquella final de 1.500 metros. A todos menos al marroquí Rachid El-Basir, medalla de plata. Sí vemos al dorsal 1443, el catarí Mohamed Suleiman, tercer clasificado. Al cuarto clasificado, el keniata Joseph Chesire, lo tapa Cacho. Al quinto, el también keniata Jonah Birir, lo tapa Suleiman. El hombre que lleva el dorsal 812, es el segundo europeo clasificado en la final, el alemán Jens-Peter Herold. El resto aparecen con las caras difuminadas pero sabemos quiénes son. El argelino Morceli, el estadounidense Spivey, Hood el canadiense, Kibet, el tercer keniata de la final, el español Manuel Pancorbo y Rakipov del equipo unificado. 

Una imagen que, pasen los años que pasen, permanece intacta en los recuerdos de los amantes de los Juegos Olímpicos y del atletismo. 

MIKE HEWITT/GETTY IMAGES

Sean Kelly, el hombre que quiere transformar la natación española

“Tengo un método cuyos efectos durarán 20 años” dijo el irlandés Sean Kelly en una entrevista de Alberto Martínez en el diario As. Kelly es el Director Nacional de Rendimiento de Natación Española y Aguas Abiertas. Se trata del hombre que quiere transformar la natación de nuestro país que cuenta con tan solo ocho medallas olímpicas en su palmarés. Cuatro de ellas logradas por Mireia Belmonte en los dos últimos Juegos.

“Estoy aquí para dar soporte a los entrenadores. Estar con ellos con esta generación de nadadores, la siguiente y la que venga después”. Kelly está convencido de que los resultados de la natación española pueden cambiar en los próximos años y también es consciente de que los resultados no llegarán de inmediato. Que requiere de trabajo por parte de todos y de cambiar la manera de hacer las cosas. Ha quedado demostrado que lo anterior no ha funcionado todo lo bien que se esperaba. Mireia Belmonte o Jessica Vall no van a nadar eternamente. 

 

Sin prisa pero sin pausa

“Tenemos que lograr que la mayoría del equipo haga finales. Es deprimente que solo llegue uno porque sino el 90 por ciento hace un mal resultado. Cuando lo logremos nos dará confianza y nos pondremos al lado de Francia y Alemania”. Lo dice un hombre que lleva dos décadas logrando buenos resultados para la natación británica. 

Hagamos un repaso de las medallas conquistadas por Reino Unido, Francia y Alemania desde los Juegos de Sidney 2000 comparando resultados con España. En las últimas cinco citas olímpicas, Francia ha ganado 23 metales, Reino Unido ha sumado 17 y Alemania 12. España se ha quedado en solo cinco y cuatro de ellas las ha logrado la misma nadadora.

Si hablamos de Campeonatos del Mundo, los resultados de Reino Unido y de Francia son muy superiores a los de Alemania y España. Ocurre tanto en piscina larga como en piscina corta. Entre británicos y franceses han sumado 100 medallas en las últimas diez citas mundialistas.

En cuanto a los Campeonatos de Europa, no hay color. Reino Unido ha sido el máximo dominador en las cinco últimas citas tanto de piscina de 50 metros como de 25. A los otros tres países no les ha ido mal, pero han quedado bastante lejos. Es lógico que, con la ausencia de Estados Unidos, Australia o Japón, los podios de estos cuatro grandes países alcancen mejores resultados que en los Mundiales.

Ojalá que en los próximos años funcione el “método Kelly” y podamos estar celebrando los podios de los nadadores españoles en un campeonato sí y en otro también.

Foto Sean Kelly: Ángel Rivero