Únicas

Una de las acepciones de la palabra “única” en el diccionario de la RAE, indica que es alguien extraordinario, excelente. Así son las mujeres deportistas españolas que han sido capaces de ganar una medalla olímpica: únicas, extraordinarias, excelentes. Podríamos referirnos a muchas más, pero vamos a quedarnos con diez. Nueve son o fueron deportistas que se ganaron el pan de manera individual y una selección que hizo historia en unos Juegos inolvidables para España, los de Barcelona 92. Olímpicas que fueron y siempre serán las primeras en conseguir los logros que consiguieron. 

Blanca Fernández Ochoa

Blanca Fernández Ochoa (Madrid, 22 de abril de 1963- Madrid, agosto de 2019) se marchó al cielo demasiado pronto. Su legado será recordado hasta el final de los tiempos. Fue la primera mujer española en ganar una medalla olímpica. Lo intentó en cuatro ocasiones. Participó en los Juegos de Lake Placid 1980 acabando en la decimoctava posición en el slalom gigante. Fue sexta, logrando diploma olímpico en la misma prueba, en los Juegos de Sarajevo 1984. Acabó quinta en el slalom de los Juegos de Calgary celebrados en 1988. Un nuevo diploma y la decepción tras una caída en la segunda manga del gigante, cuando luchaba por ser campeona. 

Y a la cuarta fue la vencida. El 20 de febrero de 1992 se convirtió en un día histórico para el deporte olímpico español. Blanca Fernández Ochoa ganó la medalla de bronce en el slalom de Albertville. Unos Juegos que recordaremos siempre gracias a ella. La primera de todas. 1 minuto 33 segundos y 35 centésimas fue el tiempo que la llevó al podio. En la primera manga fue segunda (48 segundos y 25 centésimas). En la segunda fue séptima (45 segundos y 10 centésimas) pero gracias a una primera bajada excepcional, consiguió la medalla que llevaba buscando desde 1980. La neozelandesa Annelise Coberger fue plata. La austriaca Petra Kronberger se colgó la medalla de oro. 

Miriam Blasco

Miriam Blasco (Valladolid, 12 de diciembre de 1963) consiguió la primera medalla de oro olímpica de una mujer española. Lo hizo en judo, en la categoría de menos de 56 kilos. En los memorables Juegos de Barcelona y ganando en la gran final a la británica Nikola Fairbrother. Aquel 31 de julio de 1992, en un Palau Sant Jordi abarrotado, Blasco derribó otra barrera que parecía infranqueable. El destino quiso que la campeona y la subcampeona olímpica se enamorasen años más tarde. Están casadas desde 2015.  

Selección femenina de hockey 

La selección femenina de hockey llegó a Barcelona 92 con la ilusión de hacer algo grande. Y vaya si lo hizo. El 7 de agosto ganaron en la final a Alemania por dos goles a uno y consiguieron dos grandes gestas: primer oro olímpico de una selección española y primer  y único oro de una selección femenina hasta la fecha. Estas fueron las campeonas: Natalia Dorado, Virginia Ramírez, Carmen Barea, Silvia Manrique, Mari Ángeles “Masa” Rodríguez, Sonia Barrio, Eli Maragall, Teresa Motos, Maider Tellería, Mercedes Coghen, Nuria Olivé, Anna Maiques, Marivi González y Maribel Martínez

Theresa Zabell

Theresa Zabell (Ipswich, Inglaterra, 22 de mayo de 1965) es una de las más grandes deportistas españolas de todos los tiempos. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que es la reina de la vela española. Dos participaciones olímpicas, dos medallas de oro. La única deportista española que es bicampeona olímpica, el resto de integrantes del selecto club de bicampeones son hombres. 3 de agosto de 1992 y 1 de agosto de 1996 esas son las fechas para enmarcar. La primera en Barcelona, la segunda en Atlanta. Zabell lo logró en la clase 470. En la primera ocasión acompañada de Patricia Guerra y en la segunda de Begoña Vía Dufresne

María Vasco

María Vasco (Barcelona, 26 de diciembre de 1975) se convirtió en los Juegos de Sídney 2000 en la primera mujer española en ganar una medalla olímpica en atletismo. Toda una institución de su deporte, participó en cinco Juegos Olímpicos. En los de Atlanta 1996 fue 28ª en los 10 kilómetros marcha. En los de Sídney logró una magnífica medalla de bronce en los 20 km marcha con un tiempo de 1 hora 30 minutos y 23 centésimas y sin sufrir ninguna penalización. Era 28 de septiembre de 2000. En los tres siguientes Juegos, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012 no ganó medalla, pero sí sumó diploma en las tres ocasiones. Un séptimo, un quinto y un octavo puesto que la convierten en una de las más grandes atletas españolas de siempre. Una marchadora excepcional. 

Maialen Chourraut

Maialen Chourraut (San Sebastián, 8 de marzo de 1983) es sin lugar a dudas la mejor piragüista española en la modalidad de slalom o aguas bravas. En tres participaciones olímpicas suma dos medallas. Algo que parecía impensable cuando quedó décimosexta en los Juegos de Pekín 2008 en el K1. Cuatro años después, el 2 de agosto de 2012 en los Juegos de Londres se convirtió en la primera medallista de piragüismo slalom gracias a una enorme medalla de bronce. Y si fue grande aquel metal, el 11 de agosto de 2016 en Río de Janeiro se convirtió en campeona olímpica. 

Lydia Valentín

Lydia Valentín (Ponferrada, 10 de febrero de 1985) es la mejor halterófila española de la historia. Su efectividad es máxima. Tres Juegos Olímpicos, tres medallas ganadas. El dopaje de varias de sus rivales le impidió subir al podio en dos de las tres ocasiones y tuvo que recibir un oro y una plata olímpica años después del día que las ganó limpiamente. Su oro, su plata y su bronce olímpicos los ganó en la categoría de menos de 75 kilos. La primera fue la de plata, ganada en Pekín el 15 de agosto de 2008 tras levantar un total de 250 kilos. La siguiente fue la de oro, campeona olímpica sin subir al podio aquel 3 de agosto de 2012 en Londres. Levantó 265 kilos. Y a la tercera fue la vencida. El 12 de agosto de 2016 en Río de Janeiro se quedó a solo un kilo de ganar la plata. El bronce llegó tras levantar 257 kilos y allí sí pudo emocionarse el día que subió al podio olímpico. 

 

Mireia Belmonte

Mireia Belmonte (Badalona, 10 de noviembre de 1990) es la mejor nadadora española de todos los tiempos. Hizo historia en Río el 10 de agosto de 2016 al convertirse en la primera campeona olímpica de la natación española. Un oro que llegó con mucha emoción, con tres centésimas de ventaja sobre la australiana Groves en la final de los 200 metros mariposa. Belmonte ha participado en tres Juegos Olímpicos y suma cuatro medallas olímpicas, el oro de Río, dos platas y un bronce. En Pekín 2008 no le fue bien, se quedó con las ganas de alcanzar una final. Fue en Londres 2012 donde su talento explotó. Participó en tres finales y ganó dos platas: fue subcampeona olímpica en 200 mariposa y 800 metros libre. Acabó octava en los 400 metros estilos. Cuatro años después sumó un bronce en esta última prueba. Además del oro y el bronce, en Río 2016 fue cuarta en los 800 metros libre, a solo dos segundos de las nadadoras que ganaron plata y bronce. 

Carolina Marín

Carolina Marín (Huelva, 15 de junio de 1993) está a las puertas de ser la mejor jugadora de bádminton de la historia, si no lo es ya. Pentacampeona de Europa, tricampeona mundial y campeona olímpica. En los Juegos de Londres se quedó en la fase de grupos. Pero en los de Río hizo historia el 19 de agosto de 2016. Campeona olímpica venciendo en tres sets a la india Pusarla V. Sindhu. Ganó todos los partidos sin ceder un set hasta la final. En semifinales se impuso a la china Li Xuerui, que cuatro años atrás le impidió pasar de ronda. La ambición de Carolina Marín es de otro nivel. Parece de otro planeta. Acompañada de un magnífico equipo nunca falla. 

Ruth Beitia

Ruth Beitia (Santander, 1 de abril de 1979) es la mejor atleta española de siempre. Su reinado es indiscutible. El salto de altura fue su territorio. Participó en cuatro Juegos Olímpicos y ganó dos medallas. Una de ellas todavía no se le ha entregado, el bronce de Londres 2012, como en el caso de Lydia Valentín, una rival tramposa y dopada impidió que pudiera disfrutar del podio. En Atenas 2004 no se clasificó para la final. Fue cuarta en Pekín 2008. En Londres logró el citado bronce. Y cuatro años después, el 20 de agosto de 2016 en Río, se proclamó campeona olímpica, la primera atleta española en conseguirlo. Saltó a la primera 1,88m, 1,93m y 1,97m. Esta última altura le valió para ganar un oro que brilla más que todas sus medallas mundiales y europeas. Ni ella ni ninguna de sus rivales fueron capaces de saltar dos metros. 

Blanca Fernández Ochoa, de la nieve al cielo

Blanca Fernández Ochoa se ha ido al cielo muy joven, a los 56 años. La misma edad a la que nos dejó su hermano Paco. El destino los ha unido ahí arriba casi trece años después. De la nieve al cielo. Han sido días angustiosos sin saber de ella. Desde que la Policía anunció su desaparición, España ha estado pendiente esperando que el desenlace fuera otro muy distinto. Su fallecimiento, al lado de su querida Cercedilla, es una noticia terrible para los que amamos el deporte. Nadie merece irse tan pronto, pero parece que los más grandes lo merecen menos. Desgraciadamente todos tenemos un día asignado. En eso no hay distinciones. El esquí y el deporte español quedan huérfanos de una mujer eterna.

Eterna pionera

Se va una pionera, leyenda del deporte invernal español, una de las más grandes deportistas que ha tenido España. La primera mujer en conseguir una medalla olímpica. La única española que ha ganado una medalla en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Hasta 2018, era la única medallista junto a su hermano Paco. 

El 20 de febrero de 1992 ganó la medalla de bronce en el slalom de los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville. Pionera absoluta. Veinte años antes había sido oro olímpico “Paquito” el pionero. Blanca llevaba luchando por conseguir una medalla olímpica desde los Juegos de 1980. Doce años y tres ediciones después, logró su objetivo. Su perseverancia, lucha, entrega, sacrificio y el no rendirse jamás, hicieron posible lo que nadie había logrado anteriormente. Una hazaña que deberíamos recordar todos los años como homenaje. 

Un historial envidiable

Además del bronce olímpico, la mejor esquiadora de la historia de nuestro país, ganó dos diplomas olímpicos, un quinto puesto en Calgary 1988 y un sexto puesto en Sarajevo 1984. También sumó cuatro victorias y veintitrés podios en la Copa del Mundo, cosechando un excelente cuarto puesto en la clasificación final de la competición en 1988.

Nos queda su legado, la alegría que transmitía cuando la veíamos en televisión o la escuchábamos por la radio y aquella sonrisa vencedora de Albertville. Vamos a echarte de menos, Blanca. Mucho. Gracias por haberme dado la oportunidad de charlar contigo recordando tu bronce que valió oro. Nunca se me olvidará. El deporte y los aficionados españoles nos acordaremos de ti cada vez que veamos la nieve o una competición de esquí. Porque aunque tu Paco llegó antes, tú nos convenciste de que no existían imposibles. Que con trabajo y mucha dedicación todo se puede conseguir. Que vale la pena intentarlo una y otra vez. Gracias por aquellos momentos inolvidables. Por aquel histórico bronce, tu sueño cumplido, que me hizo/nos hizo felices a muchos españoles. Solo tenía diez años, pero me acordaré siempre. Descansa en paz.

 

Fotos: AFP, EFE, GETTY

Cuatro días de febrero para la eternidad

Hay días en la historia del deporte español que han quedado marcados para siempre. En el caso de los deportes de invierno parecen más importantes, porque vivimos en un país de sol y mar. También hay nieve, pero mucho menos. Por eso es importante recordar para siempre a cuatro héroes (no se les puede catalogar de otra manera) que han logrado medalla en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Todo ocurrió en cuatro días de febrero para la eternidad. Jornadas inolvidables que han quedado en nuestra memoria. Trece, quince, diecisiete y veinte de febrero. Cuatro fechas para celebrar y tres ciudades que ya forman parte de la historia del deporte español: Sapporo, Albertville y Pyeongchang.

El primero de todos

Los Juegos de Sapporo marcaron la carrera y la vida de Paco Fernández Ochoa. En tierras japonesas llegó un oro memorable que convirtió al esquiador nacido en Cercedilla (Madrid) en uno de los grandes pioneros de la historia del deporte español. El 13 de febrero de 1972 alcanzó la gloria olímpica a miles de kilómetros de España en la prueba de slalom.

 

LA FOTO

LA NARRACIÓN

LAS PORTADAS

Dos décadas después que su hermano

Blanca Fernández Ochoa siguió los pasos de su hermano veinte años y una semana después. La esquiadora madrileña se convirtió en la primera mujer española que se colgaba una medalla olímpica. Fue de bronce y la ganó en Albertville (Francia) en la misma prueba que su hermano Paco. El 20 de febrero de 1992 es historia del esquí y del deporte femenino español.

LA FOTO

LA NARRACIÓN

LAS PORTADAS

El bronce que llegó del snowboard

Habían pasado demasiados años. Algún español se había quedado cerca de la medalla en unos Juegos Olímpicos de Invierno, pero ninguno fue capaz de materializarlo. Veintiséis años después del bronce de Blanca Fernández Ochoa llegó otro tercer lugar para la historia. Lo consiguió Regino Hernández en snowboard cross. Fue una bajada memorable la del 15 de febrero de 2018 en Pyeongchang (Corea del Sur).

LA FOTO

 

 

LA NARRACIÓN

LAS PORTADAS

La medalla soñada

El patinador sobre hielo Javier Fernández, cerró el círculo de su carrera deportiva con la única medalla que le faltaba.Con el magnífico bronce ganado en Pyeongchang el 17 de febrero de 2018, completaba un palmarés inigualable para los que vengan detrás. Por fin llegaba la recompensa a tantos años de trabajo. Se quitaba así la espinita del cuarto puesto en Sochi 2014. Después de ese bronce le ha dado tiempo a ganar su séptimo oro europeo consecutivo antes de la retirada.

LA FOTO

LA NARRACIÓN

LAS PORTADAS

 

Fotos: Getty, Reuters, AFP, EFE

Blanca, radiante y eterna

Portada del diario Marca del día después de la medalla en Albertville

El 20 de febrero de 1992, Blanca Fernández Ochoa se convirtió en la primera deportista española en ganar una medalla olímpica. Fue en los Juegos de Albertville donde hizo historia, veinte años después que su hermano Paco, ganador de la medalla de oro en Sapporo 1972. El esquí español siempre estará ligado a estos dos hermanos, dos pioneros, los únicos medallistas olímpicos españoles en Juegos de invierno.

 

Portada del diario ElPaís del día siguiente

 

Aspiraba a medalla y no falló

Blanca Fernández Ochoa llegaba a Albertville 92 con el claro objetivo de ganar una medalla. Iban a ser sus cuartos y últimos Juegos Olímpicos (debutó con solo 17 años en Lake Placid 1980) porque poco después llegaría su retirada. Fue la abanderada del equipo español. La esquiadora madrileña consiguió el duodécimo puesto en el slalom gigante, pero su gran baza estaba en el slalom, prueba en la que había estado centrada su preparación en los últimos cuatro años. Durante los meses previos, había logrado muy buenos resultados y partía como una de las grandes favoritas a subir al podio. La primera manga no pudo acabar de mejor manera, Blanca era segunda a tan solo tres centésimas del tiempo de la norteamericana Julie Parisien, que en ese momento era medalla de oro.

 

Entre la primera y la definitiva segunda manga  había cuatro horas de diferencia. Todo el mundo estaba pendiente de la hija de Dolores y de Francisco, que estaba a punto de hacer historia. La segunda bajada no fue tan buena como la primera. Llegó a meta en tercera posición, pero quedaba por bajar la líder Parisien. Si la canadiense superaba a la española, Blanca sería cuarta. Finalmente no fue así y Parisien se quedó a cinco centésimas del bronce. Blanca Fernández Ochoa se convertía en pionera del deporte femenino español, sesenta y ocho años después del debut olímpico de las mujeres. Ningún español ha vuelto a ganar una medalla en Juegos Olímpicos de invierno desde aquella jornada histórica.

Así narró Luis Malvar, periodista de la Cadena Cope, la medalla de bronce de Blanca Fernández Ochoa

Además del bronce olímpico, la mejor esquiadora de la historia de nuestro país, ganó dos diplomas olímpicos (un quinto y un sexto puesto) y cuatro pruebas de la Copa del Mundo. Y cosechó un excelente cuarto puesto en la clasificación final de la Copa del Mundo en 1988.

Entrevista a Blanca Fernández Ochoa, 27 de enero de 2013 para el programa Más allá del fútbol

 

PALMARÉS OLÍMPICO BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA
JUEGOS OLÍMPICOS
PRUEBA
TIEMPO
PUESTO
LAKE PLACID 1980
GIGANTE
2:48:99
18º
LAKE PLACID 1980
SLALOM
NO PARTICIPÓ
SARAJEVO 1984
GIGANTE
2:22:14
SARAJEVO 1984
SLALOM
CAÍDA
CALGARY 1988
GIGANTE
CAÍDA
CALGARY 1988
SLALOM
1:39:44
CALGARY 1988
SUPER GIGANTE
1:22:04
21º
ALBERTVILLE 1992
GIGANTE
2:15:41
12º
ALBERTVILLE 1992
SLALOM
1:33:35
BRONCE

 

MEDALLAS SLALOM ALBERTVILLE 1992
NOMBRE
PAÍS
TIEMPO
MEDALLA
Petra Kronberger
AUSTRIA
1:32:68
ORO
Annelise Coberger
NUEVA ZELANDA
1:33:10
PLATA
Blanca Fernández Ochoa
ESPAÑA
1:33:35
BRONCE

 

PRUEBAS GANADAS COPA DEL MUNDO  BLANCA FERNÁNDEZ OCHOA
LUGAR
FECHA
PRUEBA
VAIL (EEUU)
3 DE MARZO DE 1985
GIGANTE
SESTRIERE (ITALIA)
26 DE NOVIEMBRE DE 1987
SLALOM
MORZINE (FRANCIA)
22 DE DICIEMBRE DE 1990
SLALOM
LECH AM ARLBERG (AUSTRIA)
1 DE DICIEMBRE DE 1991
SLALOM

C