Jon Rahm, fiabilidad vasca

Se suele hablar de Alemania como ejemplo de fiabilidad. Del trabajo bien hecho. Dicen de los alemanes que son puntuales, que respetan sus rutinas y que son bastante cuadriculados. Que los motores de sus coches son dignos de admirar.Pero no hace falta irse tan lejos para hablar de fiabilidad en el golf. El español Jon Rahm (Barrika, Vizcaya, 10 de noviembre de 1994) siempre está entre los primeros de la clasificación en cualquier torneo, sea major o no. Podemos encontrar puntos en común con los alemanes. Pero lo que tiene, lógicamente, es fiabilidad vasca, de su tierra.

Todos sabemos que más tarde o más temprano, Rahm conseguirá un gran torneo. Y posiblemente, cuando lo logre, llegarán más majors. Primero tiene que abrir la lata. Ganar en cualquier deporte es muy complicado. La competencia es durísima. En el golf, siempre hay bastantes candidatos al trono. Un claro ejemplo de cómo está de repartido el pastel es el Masters de Augusta en los últimos años. Desde 2007, solo el estadounidense Bubba Watson ha sido capaz de ganarlo dos veces. 

Jon Rahm pasó de amateur a profesional en 2016. Desde ese momento ha acabado entre los diez primeros en seis majors: cuatro veces en Augusta, una vez en el PGA y otra en el US Open. Si cerramos más el círculo, en cuatro de esos torneos ha sido tercero, cuarto o quinto. Falta el último empujón para lograrlo. Tiene el talento y la predisposición suficientes para llegar a la cima en cualquiera de los cuatro majors. 

El major llegará

Ganar un grande está al alcance. Pero solo tres españoles han sido capaces de lograrlo. El cántabro Severiano Ballesteros sumó cinco: dos Masters (1980 y 1983) y tres Open Británicos (1979,1984 y 1988). El guipuzcoano José María Olazábal ganó en Augusta en 1994 y 1999. El castellonense Sergio García fue primero en 2017. España suma ocho majors: cinco Masters y tres The Open. En las manos de Rahm está seguir sumando. 

¿Con qué edad ganaron los majors?

Seve Ballesteros ganó el Open Británico con solo 22 años y su primer Masters con 23. Su último gran título lo consiguió con 31. Chema Olazábal ganó su primer Masters a los 28 y el segundo a los 33. Sergio García ganó el Masters de 2017 con 37 años. Ballesteros y Olazábal tardaron poco en ganar su primer grande. Pero si nos fijamos en el palmarés de García vemos que, antes de alcanzar la gloria, acabó entre los diez mejores en 22 ocasiones. Seis de ellas en el top 3. 

 

Jon Rahm tiene tres espejos en los que mirarse. El presente y el futuro del golf español son suyos. Solo queda tener un poco más de suerte y llegará el primer grande de su carrera. Su fiabilidad está demostrada. Su eficacia, probada, como decían aquellos anuncios de “Cruz Verde”.

 

Imágenes míticas de la historia del deporte: el primer Masters de Augusta de Chema Olazábal

José María Olazábal (Fuenterrabía, Guipuzcoa, 5 de febrero de 1966) es uno de los pocos golfistas que han sido capaces de ganar dos Masters de Augusta de golf. El 10 de abril de 1994 y el 11 de abril de 1999 forman parte de los días históricos del deporte español. Antes que Olazábal ya había conseguido la misma hazaña Severiano Ballesteros. El primer Masters del guipuzcoano, significó el relevo definitivo en el golf de nuestro país. Seve había ganado su último grande en 1988, su tercer Open Británico. La leyenda del golf español dijo: “cuando piensen en el futuro no se fijen en Nick Faldo. El jugador de la década será Chema Olazábal.

 

Tres hombres y un destino

La Chaqueta Verde estaba en juego aquel inolvidable domingo de abril del 94. Entre Tom Lehman y Olazábal solo había un golpe de diferencia. Larry Mize les seguía de cerca tras haber dominado dos días anteriores. Los tres golfistas, dos estadounidenses y un español iban a luchar por ganar en Augusta. Tres hombres y un destino: ganar un grande. 

El último día del golfista español fue maravilloso. A mitad de recorrido sumaba la mejor tarjeta con 33 golpes y un excelente juego. Todos los hoyos los jugó para birdie (-1)  y casi llegó el eagle (-2) en el dos y en el ocho. El arreón definitivo llegó en el 15. El que cambió la vida de Olazábal para siempre. Un magnífico eagle que llegó gracias a un putt enorme de 15 metros.

Según escribió Larry Dorman, corresponsal de The New York Times: “un putt más largo que la Península Ibérica que engendró al hombre que se preparaba para realizarlo en el hoyo 15. El Masters se gana y se pierde en momentos como éstos y Olazábal puso su nombre en la lista de hombres que han sabido superar el reto”. El público solo pudo aplaudir y ponerse en pie. El anterior golpe se había quedado a muy pocos metros de caer al agua, pero era el día de Olazábal.

El hoyo 15 que cambió la vida de Olazábal

En ese momento puso una ventaja de dos golpes sobre sus dos perseguidores americanos. La victoria ya no se le escapó al español que acabó el torneo con un putt de dos metros. “Cuando llegué a Augusta nunca pude imaginarme que podía ganar un Masters, no creía que conseguiría la Chaqueta Verde tan joven”. 279 golpes (nueve bajo par) tuvo que dar Olazábal para ganar su primer Masters. Aventajó en tres a Lehman y en tres a Mize.

Los 279 golpes se repartieron así: 74 en la primera jornada, 67 en la segunda y 69 en la tercera y cuarta. El español se embolsó 360.000 dólares.  Se convirtió en el sexto europeo que ganaba en Augusta. 

“Ya no seré yo el único español que porte con la carga de haberse vestido la chaqueta verde. A partir de ahora te toca llevar ese peso y ese honor sobre tus hombros”, le dijo emocionado Seve Ballesteros. Aquella mañana de abril del 94, Ballesteros le dejó a Olazábal una nota en su casillero. “Fue muy agradable ». “Seve ha tenido una gran influencia en mí. Me ha dado coraje y confianza para seguir jugando”.

Olazábal saboreaba así su primer triunfo en Augusta, el tercero para el golf español. Cinco años más tarde volvió a ganar para igualar en chaquetas verdes a su ídolo y amigo que sigue jugando al golf ahí arriba. Y en 2017 fue Sergio García el que acabó con la sequía de triunfos españoles en el grande americano. 

Así lo contó The New York Times: Un magnífico putt impulsa a Olazábal  https://www.nytimes.com/1994/04/11/sports/golf-a-magnificent-putt-propels-olazabal.html

 

Fotos: David Cannon/Getty Images/AFP, AP, augusta.com , Sports Illustrated

La mejor foto deportiva de 2017

JEFF SINER/ZUMA PRESS
9 de abril de 2017. Augusta National Golf Club. Georgia (EEUU). El golfista español, Sergio García, acaba de ganar el Másters de Augusta. El público lo celebra y enloquece, los fotógrafos no paran de disparar sus fotos. Sergio García, agachado, apretando los puños, celebra por fin un gran torneo tras años intentándolo. La imagen lo dice todo. Cientos de personas abarrotan el último hoyo, el del desempate. El hoyo que ha cambiado la vida para el golfista castellonense. El hoyo con el que se ha convertido en Maestro. El hoyo con el que le ha dado un vuelco a la historia, a la suya y a la del golf. El hoyo con el que ha dejado de ser «El Niño», aunque tenga ya 37 años. Ojalá no sea la primera y última vez que le veamos así, celebrando uno de los majors del golf. La chaqueta verde le sienta fenomenal. Hacía dieciocho años que un español no se vestía con ella.
ANDREW DAVIS TUCKER
MICHAEL HOLAHAN
REUTERS
 
 
 

 

 

De Niño a Maestro

SAM GREENWOOD/AUGUSTA NATIONAL

La vida te puede cambiar en un instante, en un abrir y cerrar de ojos. Eso es lo que le ha ocurrido a un español que llevaba esforzándose y perseverando desde hace casi dos décadas, luchando por ganar un torneo grande de golf. Ha tardado en llegar, pero Sergio García ya puede decir que forma parte del grupo de elegidos, de los campeones del Masters de Augusta. El destino ha querido que fuera el día que Severiano Ballesteros (el mejor golfista español de la historia) hubiera cumplido sesenta años. Con el triunfo del golfista castellonense, España suma cinco Masters. Dos los ganó Ballesteros y los otros dos, Chema Olazabal.

CHRIS TROTMAN/AUGUSTA NATIONAL

Parecía que Sergio García nunca ganaría un grande. La mala suerte a lo largo de los años se lo ha impedido. En total ha jugado 74 grandes, en 23 de ellos ha acabado entre los diez primeros y en 13 de esos 23 en los cinco primeros lugares. Ya tocaba cambiar el rumbo de la historia. A partir de ahora se ha quitado de encima la presión. Tiene 37 años y lleva media vida en los primeros puestos. El nuevo Maestro, ha demostrado que nunca hay que rendirse, que tarde o temprano, con esfuerzo y perseverancia, llegan los resultados. Ha tenido que ser en un desempate, tras cuatro días en los que junto al británico, el vigente campeón olímpico, Justin Rose, ha sido el mejor.

 

EL PUTT GANADOR

 

El 9 de abril de 2017 ya ha pasado a la historia como el día en que un español, nacido en Borriol (Castellón), conquistaba un torneo prácticamente inaccesible para los golfistas que no son estadounidenses. Solo 21 veces ha ganado este torneo, un golfista no nacido en Estados Unidos y lleva jugándose desde 1934. España ha ganado 5 Masters al igual que Sudáfrica, Estados Unidos lidera con 59.

 

CHARLES LABERGE/AUGUSTA NATIONAL

Todo comenzó muy pronto para Sergio García. Lo apodaron «El Niño» y ahora ya es Maestro. En 1999 cuando solo tenía 19 años ganó el torneo amateur en Augusta, el mismo año que Chema Olazabal conquistaba su segundo Masters. «Algún día lo ganaré como profesional» dijo en aquellos días, ya lo ha cumplido. Meses después ya como profesional, en el PGA americano, plantaba cara a Tiger Woods quedando en segundo lugar y dejando un golpe para la historia en el hoyo 16, cuando la bola se le había quedado detrás de un árbol y sin apenas visibilidad.

EFE

 

Un larga carrera hasta ser maestro

A partir de ese momento, comenzaba a fabricarse una carrera de torneos ganados, situándose siempre en los primeros puestos de la clasificación mundial. En 2002 fue capaz de acabar entre los diez primeros en los cuatro grandes. Aquel año acabó cuarto en el US Open, llegó al último día a tan solo cuatro golpes de Woods. En 2007 rozó el Open Británico, fue líder el primer día y comenzó el domingo con tres golpes de ventaja sobre su perseguidor, perdió en el desempate. Un año más tarde estuvo a punto de ganar el PGA remontando, pero tampoco pudo ser.  Faltaba un gran torneo y ya lo tiene. A partir de ahora, todo puede pasar. El presente y el futuro son suyos. Y lo mejor de todo, es que por detrás viene pisando fuerte otro español, Jon Rahm de tan solo 22 años.

 

MEJORES RESULTADOS EN LOS GRANDES DE SERGIO GARCÍA
MASTERS DE AUGUSTA- CAMPEÓN EN 2017. 4º EN 2004.
OPEN BRITÁNICO- 2º EN 2007 Y EN 2014
OPEN USA- 3º EN 2005 Y 4º EN 2002
PGA- 2º EN 1999 Y EN 2008
VECES ENTRE LOS 10 PRIMEROS EN LOS GRANDES
MASTERS DE AUGUSTA- 4
OPEN BRITÁNICO-10
OPEN USA- 5
PGA-4

 

VECES ENTRE LOS 5 PRIMEROS EN LOS GRANDES
MASTERS DE AUGUSTA- 2
OPEN BRITÁNICO-5
OPEN USA- 3
PGA-3

 

LAS PORTADAS
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

El día que Seve se hizo maestro

 

Hay momentos en la historia del deporte que merecen ser recordados. Hasta hace unos años, era difícil ver a un español ganando torneos de cualquier disciplina fuera de nuestras fronteras. El golf era un deporte de los llamados minoritarios, hasta que apereció un chico nacido en Pedreña (Cantabria) y abrió las puertas de par en par a todo un país deseoso de triunfos. Severiano Ballesteros fue un auténtico pionero, como lo fueron el tenista Manolo Santana, el gimnasta Joaquín Blume, el motociclista Ángel Nieto o los ciclistas Federico Martín Bahamontes y Luis Ocaña.

 

El 13 de abril de 1980 se convirtió en ganador del Masters de Augusta. Se cumplen 35 años de un triunfo histórico. Aquel día, el golfista cántabro se hizo maestro. Con una tarjeta de 275 golpes (13 bajo par) sumó tres días sensacionales con 66-69-68, para cerrar la cuarta y última jornada con 72 (par del campo). Solo dos españoles han logrado ponerse la chaqueta verde a lo largo de la larga historia del major americano, Seve y Chema Olazábal. Ambos Premio Príncipe de Asturias de los Deportes (1989 y 2013). Además del triunfo de 1980 Ballesteros volvió a ganar en 1983. Olazábal lo logró en 1994 y 1999.
La clasificación final:
Jugador
F
R1
R2
R3
R4
Gane.
1
-13
66
69
68
72
$ 55.000
2
-9
70
74
68
67
$ 30.500
2
-9
68
74
69
68
$ 30.500
4
-8
68
74
71
67
$ 15.750
5
-7
66
73
72
70
$ 13.2 mil
6
-5
76
70
68
69
$ 9,958
6
-5
71
70
69
73
$ 9,958
6
-5
69
71
74
69
$ 9,958
6
-5
69
72
73
69
$ 9,958
6
-5
72
68
76
67
$ 9,958
6
-5
71
71
71
70
$ 9,958

 Apuntes históricos sobre Severiano Ballesteros:

Severiano Ballesteros fue un auténtico revolucionario del golf. Cuando aún no había cumplido los 17 años (nació el 9 de abril de 1957), el 22 de marzo de 1974 se hizo profesional. Su primer triunfo se produjo en su pueblo, en Pedreña, donde venció en el Campeonato de España Sub-25 y la siguiente semana fue segundo en el Open de Santander. Y siete días más tarde lograba el triunfo en el Open de Vizcaya.
 
En 1976, a parte de vencer en varios torneos, como el Open de Holanda o el trofeo Lancome y de ganar la Orden del Mérito, Seve fue segundo en el Open Británico, empatado con Jack Nicklaus y sólo por detrás de Johnny Miller y podríamos decir que en ese momento comenzó su leyenda. Al año siguiente volvió a ser el primero en la orden de Mérito y en 1978 logró vencer en EEUU, Kenia y Japón. Seve consiguió la victorias en 6 torneos consecutivamente y que además se disputaron en 4 continentes diferentes a Europa. Con tan sólo 20 años, Seve Ballesteros había ganado ya en los cinco continentes. Los dos años siguientes fueron sencillamente sensacionales para Seve. En 1979 ganó su primer Open Británico, convirtiéndose en el ganador más joven en lograrlo.
Un año después conquistaba el Masters de Augusta. Con 23 años se convertía en el segundo extranjero y en el primer europeo que se enfundaba la chaqueta verde. Ese año sufrió la que sería su primera gran decepción. Fue descalificado en el Open de Estados Unidos por llegar tarde al tee de salida. A pesar de los grandísimos triunfos conquistados, Seve no fue seleccionado para jugar la Ryder Cup de 1981. En los siguientes torneos Seve demostró que se habían equivocado y ganó el Open de España, el World Match Play, el Dunlop Phoenix en Japón y el Australia PGA. El año 1983 fue el de la segunda Chaqueta Verde de Seve. El Augusta National veía como el golfista español conquistaba  por segunda vez el Masters. Seve era sin lugar a dudas el mejor del mundo.
Un año después el British Open se jugó en Saint Andrews, la cuna del golf. El mejor, se imponía en el mejor escenario posible. La segunda victoria de Seve en este torneo supone uno de los momentos más importantes de la historia del golf. Su último putt, que significaba un birdie (uno bajo par), marcó un antes y un después.
Hubo que esperar otros 4 años para ver ganar a Seve en un grande. Fue de nuevo en el Open Británico, en el mismo escenario donde había vencido 8 años antes. Con este triunfo el dominio del golfista cántabro en la década de los 80 se convertía en abrumador. Además de sus 2 triunfos en Augusta y sus 3 en el British Open, Seve logró 5 Campeonatos del Mundo Match Play en los años 81, 82, 84, 85 y 91. Conquistó 5 Ryder Cup con el equipo europeo, la última en 1997 como capitán en Valderrama. Ballesteros logró 50 títulos en el Circuito Europeo – 9 títulos en el Circuito Americano  y un total de 96 títulos a lo largo de su carrera – 6 Órdenes del mérito europeo (1976, 1977, 1978, 1986, 1988, y 1991). Y se convirtió en miembro del World Golf Hall of Fame en 1999. El 7 de mayo de 2011 nos dejaba. Se marchaba un pionero del golf . Un deportista único e irrepetible. Una leyenda. Uno de los mejores de la historia del deporte de nuestro país.
 
 
Fotos: augusta.com