Las medallas olímpicas del deporte femenino español

 

Hubo que esperar muchos años. Pero dicen que todo lo bueno se hace esperar. Fue en el año 1992 cuando todo cambió para el deporte español. El comienzo de algo nuevo. Hasta ese momento, las mujeres no habían logrado subir a un podio olímpico, tampoco habían tenido muchas oportunidades para ello, porque la mayoría de participantes españoles en los Juegos Olímpicos eran hombres. En Albertville y en Barcelona 92 llegaron las primeras medallas de las mujeres. Este es un pequeño repaso y también homenaje a todas aquellas deportistas españolas que han logrado subirse a un podio olímpico. 

El viaje olímpico de las españolas comenzó en París 1924. Esa fue la primera edición de los Juegos en los que participaron. Fueron solo 2 de un total de 95 participantes de nuestro país: “Lili” Álvarez y Rosa Torras, ambas en tenis.  

Hasta Roma 1960 no volvió a haber participación femenina española en unos Juegos Olímpicos de verano. En los de invierno, celebrados en 1936 en Garmisch-Partenkirchen, participaron dos mujeres: Margot Moles y Ernestina Maenza, las dos en esquí. 

La primera vez que el número de deportistas femeninas superó la decena, fue en Roma 1960, donde otra mujer fue la gran protagonista. La gimnasta rumana Nadia Comaneci. En esa ocasión fueron 11 las participantes españolas. En Los Ángeles 84 ya fueron 16  y en Seúl 88, participaron 29 de un total de 229 deportistas de nuestro país.

Mágico 1992

El 20 de febrero de 1992 fue un día histórico. Blanca Fernández Ochoa se convirtió en la primera española en subir a un podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en el slalom de los Juegos de Albertville. Ese día todo empezó a cambiar para las deportistas españolas. El primer metal llegaba desde la nieve. Blanca Fernández Ochoa es la primera y única mujer, a día de hoy, que se ha colgado una medalla en unos Juegos Olímpicos de invierno. 

Ese mismo año se celebraron los mágicos e inolvidables Juegos de Barcelona. Participaron 422 deportistas, la cifra más alta de españoles olímpicos . Posiblemente nunca se supere esa cifra, a no ser que España vuelva a organizarlos. 125 mujeres representaron a nuestro país.

Fue una judoca la que abrió el camino de las medallas femeninas. Miriam Blasco se convirtió en la primera mujer española en conseguir un metal olímpico en unos Juegos de verano. Además se convirtió en la primera campeona olímpica al colgarse el oro en la categoría de menos de 56 kilos. El 31 de julio de 1992, fue un día histórico para el deporte femenino. Un privilegio, que Miriam mantendrá hasta el infinito y más allá.

Colección de medallas en casa

En los Juegos de Barcelona llegaron otras siete medallas del deporte femenino. Almudena Muñoz sumó un nuevo oro en judo, esta vez en menos de 52 kilos. Llegó otro metal dorado desde el mar y gracias a Theresa Zabell, que junto a Patricia Guerra, lograron ganar en la categoría velera de 470. 

La selección de hockey sobre hierba también fue campeona olímpica gracias a un gol de Eli Maragall en la final contra Alemania poniendo el 2-1 definitivo en el marcador. Además de Eli Maragall fueron oro: Mari Carmen Barea, Sonia Barrio, Mercedes Coghen, Celia Cores, Natalia Dorado, Nagore Gabellanes,Marivi González, Ana Maiques,Silvia Enrique, Teresa Motos, Núria Olivé, Virginia Ramírez, Ángeles Rodríguez, Naider Tellería y Maria Isabel Martínez.

A los cuatro oros se sumaron tres platas: Carolina Pascual en gimnasia rítmica, Natalia Vía Dufresne en la clase Europa de vela y Arantxa Sánchez-Vicario y Conchita Martínez en tenis formando pareja en el dobles. Arantxa también sumó un bronce en categoría individual.

 

 

Una evolución imparable

En los Juegos de Atlanta 96, fueron 95 las españolas participantes.De las 8 medallas conseguidas en Barcelona 92, se pasó a  6. El equipo de gimnasia rítmica se bañó en oro gracias a estas 6 mujeres: Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez.

Theresa Zabell volvió a ser campeona olímpica en el 470 de vela, esta vez estuvo acompañada de Begoña Vía Dufresne. La plata llegó gracias a Arantxa Sánchez Vicario y su fantástico torneo individuallde tenis. La tenista catalana repitió bronce como cuatro años antes, en el dobles con Conchita Martínez. Además llegaron dos bronces más, ambos desde el judo. Isabel Fernández se colgó la medalla en menos de 56 kilos, y Yolanda Soler en menos de 48.

La delegación española en Sidney 2000 fue la más numerosa tras la de Barcelona, 321 atletas, de los cuales 105 fueron mujeres. En Sidney 2000, las atletas españolas lograron cuatro medallas. Una de ellas fue de oro. La judoka Isabel Fernández lograba subir dos escalones del podio y se convertía así en campeona olímpica en la categoría de menos de 57 kilos. Las otras tres medallas fueron de bronce: Nina Zhivanevskaia en los 100 metros espalda de natación, Margarita Fullana en mountain bike y María Vasco en los 20 km marcha de atletismo.

 

Aumenta la participación femenina

En Atenas 2004 participaron 316 españoles, 139 mujeres. En estos Juegos no hubo ninguna campeona olímpica, pero las españolas ganaron cinco medallas. Beatriz Ferrer Salat logró un bronce en el concurso individual de hípica. María Quintanal subió al segundo cajón del podio en el foso de Tiro Olímpico. Las otras dos platas llegaron gracias a dos parejas. Una tenística, Conchita Martínez y Virginia Ruano en el dobles. Y en el 470 de vela, Natalia Vía Dufresne y Sandra Azón. El bronce llegó desde la prueba de suelo de la gimnasia artística, gracias a la jovencísima Patricia Moreno.

Cuatro años después, en Pekín, la participación femenina fue de 120 atletas de un total de 283. En los Juegos de 2008 , las mujeres lograron cuatro medallas más, tres de plata y una de bronce. Anabel Medina y Virginia Ruano fueron subcampeonas olímpicas en el dobles de tenis. Las las otras medallas plateadas llegaron desde la piscina, gracias a las chicas de natación sincronizada, del dúo formado por Gemma Mengual y Andrea Fuentes y el equipo formado por ambas y Alba María Cabello, Raquel Corral, Thais Henríquez, Laura López, Gisela Morón, Irina Rodríguez y Paola Tirados. El bronce llegó desde el velódromo. Lo ganó Leire Olaberría en la prueba de puntuación de ciclismo en pista. Años más tarde supimos de la plata ganada por Lydia Valentín en halterofilia.

 

El salto definitivo de las mujeres

 

Los Juegos Olímpicos de Londres significaron un salto y una actuación espectacular para las deportistas españolas. Participaron 110 mujeres de un total de 278 atletas. El deporte femenino logró 13 medallas, 2 de oro, 5 de plata y 4 de bronce. Casi todas llegaron desde el agua. La vela aportó como casi siempre con dos campeonatos olímpicos: Marina Alabau en RS:X y las chicas del Elliot, Támara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro.

Doblete de Mireia

La nadadora Mireia Belmonte sumó dos platas, en 800 metros libre y 200 metros mariposa. El piragüismo aguas bravas sumó un bronce gracias a Maialen Chourraut. La natación sincronizada sumó dos nuevas medallas. Una fue de plata, el dúo formado por Andrea Fuentes y Ona Carbonell. La otra fue de bronce, del equipo formado por ambas y por Clara Basiana, Alba Cabello, Marga Crespí, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Irene Montrucchio y Laia Pons.

La selección femenina de waterpolo logró una valiosísima plata. Un equipo capitaneado por Jennifer Pareja y formado por ella misma , Marta Bach, Andrea Blas, Ana Copado, Anni Espar, Laura Ester, Mari Carmen García, Laura López, Ona Meseguer, Lorena Miranda, Mati Ortiz, Roser Tarragó y Pilar Peña.

Las otras tres medallas fueron para Briggitte Yagüe en taekwondo. La mallorquina logró la plata en menos de 49 kilos. Para Maider Unda (de bronce) en lucha, en la categoría de 72 kilos. La selección de balonmano logró un valiosísimo bronce, al vencer a Corea del Sur tras dos prórrogas. El equipo estaba formado por Andrea Barnó, Carmen Martín, Nely Carla Alberto, Beatriz Fernández, Verónica Cuadrado, Marta Mangué, Macarena Aguilar,Silvia Navarro, Jessica Alonso, Eli Pinedo, Begoña Fernández, Vanessa Amorós, Patricia Elorza y Mihaela Ciobanu.

Varios años después de los Juegos de Londres, Lydia Valentín ha recibido la medalla de oro en halterofilia. Falta que a Ruth Beitia le entreguen el bronce que ganó limpiamente en salto de altura. Ambas contaron en el podio con varias tramposas que les impidieron disfrutar de sus medallas el día señalado.

Cuatro oros en Río

En los Juegos de Río 2016, el deporte femenino español volvió a tener una fantástica actuación. Nueve medallas en total, cuatro oros, tres platas y dos bronces. Los oros llegaron desde el bádminton, gracias a Carolina Marín. Desde el atletismo, gracias al oro en salto de altura de Ruth Beitia. Maialen Chourraut lo ganó en piragüismo slalom. Mireia Belmonte en los 200 metros mariposa de natación.

La badalonesa también se colgó un bronce en los 400 metros estilos. Las tres platas llegaron desde el taekwondo, Eva Calvo. La selección femenina de baloncesto compuesta por Anna Cruz, Silvia Domínguez, Laura Gil, Astou Ndour, Laura Nicholls, Lucila Pascua, Laura Quevedo, Laia Palau, Leticia Romero, Leonor Rodríguez, Marta Xargay y Alba Torrens y el equipo de gimnasia rítmica formado por Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda . El otro bronce lo ganó Lydia Valentín en halterofilia.

Seis podios en Tokio

Seis de las diecisiete medallas españolas conquistadas en Tokio 2020, llegaron gracias a nuestras deportistas. Un oro, cuatro platas y un bronce en cinco deportes distintos. Veteranas y noveles que lucharon hasta el final por ser las mejores. El oro llegó gracias a la karateca Sandra Sánchez. Las cuatro platas llegaron del piragüismo sprint y slalom, con Teresa Portela y Maialen Chourraut como protagonistas respectivamente. La jovencísima Adriana Cerezo fue subcampeona en taekwondo y la selección femenina de waterpolo repitió el excelente resultado de Londres 2012. Laura Ester, Marta Bach, Anna Espar, Beatriz Ortiz, Elena Ruiz, Irene González, Clara Espar, Pilar Peña, Judith Forca, Roser Tarragó, Maica García, Paula Leitón y Elena Sánchez fueron las artífices de la plata en waterpolo.

La medalla de bronce llegó desde el Estadio Olímpico de Tokio. Ana Peleteiro hizo el mejor triple salto de su vida para subir al podio junto a la venezolana Yulimar Rojas y a la portuguesa Patricia Mamona.

 

Las 17 medallas de España en Atlanta 1996

Ciento noventa y cuatro hombres y noventa y cinco mujeres representaron a España en los Juegos Olímpicos de Atlanta celebrados en 1996. Hasta ese momento fue la participación más numerosa tras la de Barcelona 92 como anfitriones. Un total de doscientos ochenta y nueve deportistas iban a intentar dejar el pabellón bien alto tras el sobresaliente de aquel verano inolvidable del 92 en el que España logró el mayor número de medallas de su historia, veintidós. 

El regatista Luis Doreste Blanco fue el abanderado español en la ceremonia de inauguración. Doreste fue el primer deportista de nuestro país en conseguir dos oros olímpicos. Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992 forman parte de su magnífico historial. Desde la apertura el 19 de julio, a la clausura, el 4 de agosto, España ganó diecisiete medallas, cinco oros,seis platas y seis bronces. Los metales llegaron en diez deportes distintos: vela, atletismo, tenis, boxeo, judo, hockey hierba, waterpolo, ciclismo, gimnasia rítmica y balonmano. Once fueron masculinas y seis femeninas. 

Diecisiete medallas en nueve días

España repartió sus diecisiete preseas en nueve días. Hubo dos que destacaron sobre los demás. El 2 de agosto, cuatro podios. El 3 de agosto, seis. Diez medallas en tan solo dos días. Se trata de dos de los mejores días olímpicos de España en toda su historia. 

La primera de las diecisiete medallas españolas en Atlanta llegó pronto. El sábado 20 de julio, el pabellón H del Georgia World Congress Center, vio como el judoca madrileño Ernesto Pérez Lobo (Madrid, 5 de septiembre de 1970) se colgaba la medalla de plata en la categoría de más de 95 kilos. Pérez Lobo, que además de ser judoca, trabajaba en Telemadrid como técnico de enlace, se convirtió en el primer medallista masculino español en judo. El subcampeón olímpico mejoraba así el diploma logrado cuatro años antes en Barcelona 92 donde logró la séptima plaza. El francés David Doulliet le impidió ser campeón olímpico, el mismo que le apartó de la lucha por las medallas en Barcelona. 

Tres medallas en judo

La de Pérez Lobo no fue la única medalla del judo español en los Juegos de Atlanta. Llegaron dos más. El 24 de julio llegaba el bronce de Isabel Fernández en la categoría de 56 kilos. La alicantina ganó en el combate por la medalla de bronce a la británica Nicola Fairbrother, en ese momento vigente subcampeona olímpica. Fernández ganaba así la primera de sus dos medallas olímpicas. Otra judoca se unió a la fiesta y también ganó un bronce. Era 26 de julio y la madrileña Yolanda Soler subía al podio olímpico tras haber sido séptima en los Juegos de Barcelona 92. 

Acababa la primera semana de los Juegos de Atlanta 1996 y España sumaba tres medallas, una plata y dos bronces, en judo. Buen resultado para el judo español que cuatro años antes había sumado dos oros olímpicos. 

Medallas desde el agua

A la selección masculina de waterpolo se le resistía la medalla de oro en grandes campeonatos antes de llegar a Atlanta. Plata europea y mundial en 1991. Plata olímpica en 1992. Bronce europeo en 1993. Plata mundial en 1994. Llegaron al verano de 1996 como subcampeones olímpicos y por fin llegó la recompensa tras varios años intentando llegar a lo más alto. La selección liderada por Manel Estiarte y Jesús Rollán venció a Croacia por 7 a 5 en la gran final y dio la vuelta por completo al disgusto que significó la plata en las piscinas Bernat Picornell de Barcelona en 1992. José María Abarca, Dani Ballart, Manel Estiarte, Pedro García Aguado, Salva Gómez, Iván Moro, Miki Oca, Jordi Payá, Sergi Pedrerol, Jesús Rollán, Jordi Sans y Carles Sanz fueron los protagonistas de un triunfo histórico para el waterpolo español. Era 28 de julio de 1996.

La quinta medalla para España también llegó desde el agua. Pero esta vez desde el mar. Fernando León y José Luis Ballester se proclamaron campeones olímpicos en la clase Tornado de vela el 30 de julio. León y Ballester no ganaron ni una regata en los Juegos de Atlanta, pero fueron los más regulares de todos los participantes y acabaron en primera posición a falta de una regata para el final de la competición. 

La fiesta de la vela española no había terminado. Un día después, el 1 de agosto, llegó otro oro desde el mar. Theresa Zabell y Begoña Vía Dufresne se convirtieron en campeonas olímpicas en la clase 470. Zabell ganaba así su segunda medalla olímpica, la primera fue también de oro en Barcelona. Es la única deportista femenina española con dos oros olímpicos. Ganaron tres de las once regatas de la competición celebrada en Savannah, ciudad del estado de Georgia. 

Cuatro medallas en un día

Cuatro medallas llegaron el 2 de agosto. Es uno de los días más grandes en la historia olímpica española. El conjunto de gimnasia rítmica se hizo con una histórica medalla de oro.

Estela Giménez , Estíbaliz Martínez , Tania Lamarca , Nuria Cabanillas, Marta Baldó y Lorena Guréndez son las seis niñas que lograron una gesta fabulosa en el Georgia Coliseum. Las Niñas de Oro superaron a las búlgaras (segundas) y a las rusas (terceras) tras unos ejercicios que rozaron la perfección. 

La selección masculina de hockey hierba se quedó a las puertas del oro olímpico tras perder en la final contra Países Bajos por un gol a cero. España se adelantó en el marcador gracias a Víctor Pujol, pero después los neerlandeses anotaron tres goles. Los artífices de la medalla de plata fueron los siguientes: Óscar Barrena, Kim Malgosa, Jordi Arnau, Juantxo García-Mauriño, Jaime Amat, Juan Escarré, Víctor Pujol, Ignacio Cobos, Xabier Escudé, Xavi Arnau, Ramón Sala, Pol Amat, Juan Antonio Dinarés, Pablo Usoz, Ramón Jofresa y Antonio González. 

Arantxa no falla

Arantxa Sánchez Vicario pasó las tres primeras rondas del torneo olímpico sin perder un solo set. En cuartos de final tuvo que remontar a la japonesa Kimiko Date. La tenista española ganó 4-6 6-3 y 10-8 y se colocó en la lucha por las medallas. En semifinales se impuso a la checa Jana Novotna en tres mangas: 6-4 1-6 6-3 y se aseguró la plata. Medalla que consiguió al caer en la final contra la estadounidense Lindsay Davenport por 7-6 y 6-2. 

El mismo día que el oro de la rítmica y las platas del hockey y Arantxa, llegó el bronce del marchador Valentín Massana. El atleta español quedó tercero en los 50km marcha. Cuatro años después de quedarse a las puertas de subir al podio tras su descalificación en los 20 km marcha de Barcelona 92. El catalán cubrió la prueba en 3 horas 44 minutos y 19 segundos. Solo fueron más rápidos que él, el polaco Robert Korzeniovski y el ruso Mikhail Shchennikov

El mejor día olímpico de España

Será difícil que España supere algún día las seis medallas ganadas el 3 de agosto de 1996. Es el mejor día olímpico español de la historia. Un oro, tres platas y dos bronces inolvidables. Miguel Induráin y Abraham Olano se colgaron oro y plata respectivamente en la contrarreloj individual de ciclismo. Induráin aventajó a Olano en doce segundos. El británico Chris Boardman se colgó la medalla de bronce. 

La medalla de Arantxa Sánchez conseguida el día anterior, no fue la única del tenis español en Atlanta 1996. El también catalán, Sergi Bruguera, también se colgó una plata. Pasó las dos primeras rondas tras jugar tres sets. En la tercera solo le hicieron falta dos. Volvió a ganar en tres en cuartos de final. En semifinales venció al brasileño Meligeni en dos mangas. En la final, no pudo con uno de los grandes. El estadounidense Andre Agassi le ganó fácil: 6-2, 6-3 y 6-1. 

Ese mismo día llegó la segunda medalla olímpica de Fermín Cacho. El atleta soriano llegaba a Atlanta con la vitola de campeón olímpico de 1.500 metros. La caída de Hicham El Guerrouj a poco más de 400 metros para el final de la prueba, hizo que el argelino Morceli cogiese ventaja. Cacho fue subcampeón, pero nunca sabremos si podría haber revalidado el título cuatro años después de aquella tarde mágica en Montjuic. 

Triplete de podios en tenis

No hay dos sin tres. Ese día ganaron un bronce en el torneo de dobles Arantxa Sánchez y Conchita Martínez. Para la primera significaba su cuarto metal, dos en Barcelona 92 y dos en Atlanta 96. Para la segunda significaba su segunda medalla tras la plata ganada junto a Sánchez en Barcelona. Ganaron en dos sets a la pareja neerlandesa formada por Bollegraf y Schultz

Y para redondear un día histórico, el boxeador Rafa Lozano, también subió al podio olímpico. Se colgó la medalla de bronce en la categoría de menos de 48 kilos. El filipino Mansueto Velasco impidió que llegara a la final. Fue la primera de las dos medallas olímpicas de Lozano. 

Faltaba una última medalla para acabar los Juegos de Atlanta el 4 de agosto de 1996. La selección masculina de balonmano ganó el bronce tras ganar a Francia por 27 a 25. Estos fueron los artífices de la medalla: Aitor Etxaburu, Alberto Urdiales, Demetrio Lozano, Fernando Hernández, Iñaki Urdangarín, Jaume Fort, José Javier Hombrados, Juan Pérez, Mateo Garralda, Rafael Guijosa, José Salvador Esquer, Jesús Fernández, Josu Olalla, Jordi Núñez, Raúl González y Talant Dujshebaev

 

 

Recuerdos de Tokio 2020

Cuando pasen los años recordaremos los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, celebrados en 2021, como los Juegos de la incertidumbre. Como la edición que se celebró en medio de una pandemia mundial, sin público. Pero también como los Juegos en los que se consiguieron grandes récords mundiales en atletismo y natación. Quedan para siempre las plusmarcas en los 400 metros vallas masculinos y femeninos gracias al noruego Karsten Warholm (45.94) y a la estadounidense Sydney McLaughlin (51.46). El estratosférico récord de la venezolana Yulimar Rojas en triple salto (15m67cm). Los multimedallistas de la piscina, el estadounidense Caeleb Dressel y la australiana Emma McKeon. El liderato de Estados Unidos en el medallero con 113 medallas (56 sumando atletismo y natación) y 39 oros, solo uno más que China. 

17 MEDALLAS

Recordaremos Tokio 2020 por las 17 medallas ganadas por España. Resultado que se quedó corto. Porque todos los amantes del deporte en general y del olimpismo en particular, sabíamos que eran los Juegos clave para superar las 22 medallas conquistadas en Barcelona 92. Varios favoritos al podio ni siquiera llegaron a Tokio. Carolina Marín, Rafa Nadal, Jon Rahm, Jesús Tortosa

Otros llegaron y no pudieron competir. Fue el caso de Orlando Ortega que aspiraba a todo en los 110 metros vallas. Favoritos al oro como el judoca Niko Shera tuvieron que conformarse con el diploma olímpico. Tres oros, ocho platas y seis bronces. Cuarenta y dos diplomas, ocho medallas de chocolate. Ocho cuartos puestos que rozaron la medalla. Se quedaron a unas pocas centésimas o a unos pocos centímetros de subir al podio. Medallistas veteranos y noveles. Brotes verdes para París 2024 donde volveremos a ilusionarnos con superar el récord de aquel verano mágico del 92. 

A continuación llega un pequeño repaso a los datos, portadas y fotos que nos harán recordar los Juegos de Tokio 2020 de aquí a la eternidad. 

MEDALLAS Y DIPLOMAS DE ESPAÑA

 

 

 

LAS PORTADAS

 

HILOS RESUMEN DE TOKIO 2020

 

 

 

LAS NARRACIONES DE LAS MEDALLAS DE ESPAÑA

 

 

IMÁGENES HISTÓRICAS

Campeones de todo, deportistas españoles con la triple corona

Veinticinco deportistas españoles, solo veinticinco, pueden presumir de haberlo ganado todo. Campeones olímpicos, mundiales y europeos. No se puede aspirar a más, superarse a ellos mismos. El club de la triple corona está formado por trece mujeres y doce hombres. La vela consigue mayoría absoluta, doce regatistas forman parte de esta lista exclusiva. El piragüismo cuenta con tres representantes, la natación, el judo y el tiro olímpico con dos. El bádminton , el taekwondo, la halterofilia y el kárate con uno cada uno.

VELA- 12 REGATISTAS CON LA TRIPLE CORONA

 

 

El primer deportista español en lograr la triple corona, fue el regatista Luis Doreste Blanco. Se convirtió en campeón olímpico, el 8 de agosto de 1984 en los Juegos de Los Ángeles junto a Roberto Molina en la clase 470. Un año más tarde ganó el oro europeo en la clase Flying Dutchman y el oro mundial en la misma clase en 1987. Cinco años más tarde, en Barcelona 92, volvería a ganar un nuevo oro olímpico, esta vez acompañado de Domingo Manrique.

 

El siguiente en la lista lleva el mismo apellido. Se llama José Luis (casi igual que su hermano) Doreste y logró la triple corona tras ganar el oro olímpico en los Juegos de Seúl 1988, exactamente el 27 de septiembre de aquel año.

 

 

Theresa Zabell es una leyenda viva del deporte y la vela de nuestro país. Doble campeona olímpica, triple campeona de Europa y quíntuple campeona mundial. No una, sino dos triples coronas en su haber. La primera la cerró cuando ganó junto a Patricia Guerra el oro en los Juegos de Barcelona. Su palmarés es realmente impresionante. Todo oros menos una plata en el Mundial de 1993. A su lado, además de Guerra, estuvo Begoña Vía-Dufresne. Tres regatistas que son dueñas de la triple corona.

 

Otras tres deportistas dedicadas a la vela pueden presumir de haberlo ganado todo en su deporte. Las tres siguen en activo. Tienen en común que se proclamaron campeonas olímpicas en Londres 2012. Dos de ellas lo hicieron en el mismo barco. Sus nombres son: Marina Alabau, Támara Echegoyen y Sofía Toro.

 

Iker Martínez y Xabi Fernández son dos grandes referentes de la vela masculina de nuestro país. Juntos lo han ganado todo, al igual que Antón Paz y Fernando Echávarri. Los primeros en la clase 49er y los segundos en Tornado.

 

PIRAGÜISMO- 3 PALISTAS CON LA TRIPLE CORONA

El piragüista Saúl Craviotto, sabe lo que es subir cinco veces a un podio olímpico. De hecho es el español con más medallas olímpicas junto a David Cal. En dos ocasiones lo ha hecho acompañado a lo más alto. En la primera, lo hizo junto a Carlos Pérez Rial con el que ha ganado muchas medallas, los dos pueden presumir de haber ganado la triple corona. El último palista en llegar a este selecto club, fue Marcus Cooper. Le bastó un año para vencer en las tres grandes competiciones internacionales. Abrió el camino su espectacular oro olímpico en los Juegos de Río 2016. En Tokio 2020 sumó una plata en K4-500 metros. 

NATACIÓN- 2 NADADORES CON LA TRIPLE CORONA

 

 

La natación masculina echa de menos a Martín López Zubero. A principios de los noventa, todas las miradas estaban dirigidas a él. Y respondía con podios europeos, mundiales y ese oro olímpico inolvidable en Barcelona. Después llegarían más triunfos en Europa y en el mundo. En los Juegos de Atlanta 96 se quedó cerca del podio. La natación femenina española cuenta en sus filas con la mejor de todos los tiempos de nuestro país. Se llama Mireia Belmonte García y lleva ganadas 23 medallas en todas las competiciones de renombre mundial. La cifra sube a 44 si sumamos las medallas en Europeos y Mundiales en piscina corta. La triple corona llegó con el oro mundial de Budapest en 2017. 

JUDO- 2 JUDOCAS CON LA TRIPLE CORONA

 

 

El judo español lleva bastantes años sin un referente que le haga resurgir. Hace años Miriam Blasco e Isabel Fernández llenaban de medallas sus mochilas. A Miriam Blasco, campeona olímpica en Barcelona 92, le costó alcanzar la triple corona tan solo unos meses. Isabel Fernández, campeona olímpica en Sidney 2000, puede presumir de seis oros europeos y multitud de medallas en grandes eventos internacionales. Ambas salían siempre a ganar y ganaban oros, platas y bronces.

TIRO OLÍMPICO- 2 TIRADORES CON LA TRIPLE CORONA

Fátima Gálvez y Alberto Fernández ya son campeones de todo. Su histórico oro en el foso mixto de los Juegos de Tokio 2020 ha redondeado unas carreras deportivas excepcionales. A su oro olímpico hay que sumar varios Mundiales y Europeos. Y todavía quieren más.

BÁDMINTON- 1 JUGADORA CON LA TRIPLE CORONA

De la jugadora de bádminton, Carolina Marín, ya está todo dicho. Se trata de una de las mejores de su deporte en toda la historia. Y sigue luchando cada día por ser la mejor. Todo lo que toca lo convierte en oro. Cinco europeos, tres mundiales y uno olímpico. Todo conseguido en siete años. Inigualable. 

 

TAEKWONDO- 1 TAEKWONDISTA CON LA TRIPLE CORONA

Antes de que llegaran las lesiones, el taekwondista Joel González lo ganaba todo. De 2009 a 2012 solo ganó medallas de oro. Dos europeas, dos mundiales y la olímpica en los Juegos de Londres que le encumbró a lo más alto del taekwondo. Después de los malos momentos volvió a los tres podios más importantes para cerrar una carrera deportiva magnífica. 

HALTEROFILIA- 1 HALTERÓFILA CON LA TRIPLE CORONA

 

Lydia Valentín es una auténtica máquina de la halterofilia. Pocos deportistas pueden presumir de haber ganado medallas olímpicas de los tres colores y en tres Juegos Olímpicos consecutivos. A sus tres podios olímpicos hay que sumar varios europeos y mundiales. La mejor halterófila española de la historia.

KÁRATE- 1 KARATECA CON LA TRIPLE CORONA

 

 

Sandra Sánchez ha sido la última en ingresar en este selecto club de los campeones de todo. La tabla de medallas lo dice todo. A su oro olímpico conquistado en los Juegos de Tokio 2020 hay que sumar cinco oros europeos, dos oros y un bronce mundial. Seis años increíbles que la convierten en la mejor karateca española de todos los tiempos.

FOTOS: EFE, GETTY, AFP, AP

 

 

Los mejores días olímpicos del deporte español

Cualquier día olímpico con medalla ya es digno de recordar. Si se ganan dos medallas mucho más. Pero si en un día cualquiera de competición olímpica, un país gana más medallas, es un exitazo. En nueve días de la historia olímpica, España ha logrado sumar cuatro o más metales. En esos nueve días de competición, el equipo español ha ganado 41 medallas de un total de 169 en Juegos Olímpicos de Verano (se suman los dos bronces que faltan por entregar a Ruth Beitia y Sete Benavides). Es decir, un 24,26% de las medallas conseguidas por nuestro país en la historia olímpica se han ganado en esos nueve días. El tope está en seis medallas, el 3 de agosto de 1996. Se trata de los mejores días olímpicos de nuestros atletas. Días históricos para el deporte nacional que merecen ser recordados. Son los mejores días olímpicos del deporte español.

6 medallas. 3 de agosto de 1996

Cuatro deportes diferentes sumaron seis medallas para España en este día. Ciclismo, tenis atletismo y boxeo. Una fue de oro, tres fueron de plata y dos fueron de bronce. Cinco metales fueron masculinos y uno femenino.

MIGUEL INDURÁIN- ORO EN CONTRARRELOJ INDIVIDUAL-CICLISMO. Después de no haber podido ganar su sexto Tour de Francia consecutivo, días más tarde, el ciclista navarro se impuso con superioridad a todos sus rivales (1h 04´05″). Abraham Olano (1h 04´ 17″) fue subcampeón olímpico firmando un doblete español histórico. El británico Chris Boardman (1h 04′ 36″) les acompañó en el podio.

ABRAHAM OLANO- PLATA EN CONTRARRELOJ INDIVIDUAL-CICLISMO

SERGI BRUGUERA- PLATA EN INDIVIDUALES- TENIS- El tenista catalán perdió en la final contra el americano André Agassi por 6-2 6-3 y 6-1 en 75 minutos de juego.

FERMÍN CACHO- PLATA EN 1.500 METROS- ATLETISMO- El campeón olímpico en Barcelona 92 volvía a subir al podio en unos Juegos, esta vez como medallista de plata. Se impuso Morceli. Nadie sabe que habría pasado de no caerse El Guerrouj, al que el atleta soriano tuvo que saltar para no ir al suelo también.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO Y CONCHITA MARTÍNEZ- BRONCE EN DOBLES-TENIS- Arantxa y Conchita subían de nuevo al podio olímpico en el torneo de dobles tras haber sido plata en los Juegos de Barcelona 92.

RAFA LOZANO- BRONCE-CATEGORÍA DE 48 KG-BOXEO- el boxeador cordobés ganó en los Juegos de Atlanta su primera medalla olímpica. Cuatro años más, en Sídney 2000 subió un escalón hasta convertirse en subcampeón olímpico.

5 medallas. 3 de agosto de 1992

Hasta hoy, el 3 de agosto de 1992 es el día que más medallas de oro olímpicas ha logrado España. Fueron cuatro campeones y una subcampeona olímpica en vela. Luis Doreste y Domingo Manrique en la clase Flying Dutchman. José María Van der Ploeg en la clase Finn. Theresa Zabell y Patricia Guerra en la clase 470. Jordi Calafat y Francisco Sánchez Luna en 470. Todos ellos se proclamaron campeones olímpicos. Natalia Vía Dufresne fue plata en la clase Europa.

5 medallas. 8 de agosto de 1992

El mejor día olímpico para España se produjo en los Juegos de Barcelona 92. No podía ser de otra manera. El equipo español sumó 22 medallas en total, 5 ese día. Los metales llegaron en cuatro deportes diferentes: atletismo, fútbol, tenis y gimnasia rítmica. Fueron dos medallas de oro y tres de plata. Estos fueron los protagonistas de aquella jornada histórica para el deporte español.

FERMÍN CACHO- ORO EN 1.500 METROS-ATLETISMO . Venció con un tiempo de 3’40″12c con el Estadio Olímpico de Montjuic en pie y aplaudiendo sin parar al atleta soriano nacido en Ágreda en 1969. Su entrada en meta con los brazos en alto simboliza el éxito de los Juegos de Barcelona para España.

SELECCIÓN DE FÚTBOL- ORO. Con un Camp Nou lleno a rebosar, la selección española esperó al descuento de la segunda parte para certificar la victoria contra Polonia. El 3-2 de Kiko Narváez (primero en la imagen) desató el delirio.

JORDI ARRESE- PLATA EN INDIVIDUALES-TENIS . El tenista catalán perdió en la final contra el suizo Marc Rosset por 7-6 6-4 3-6 4-6 y 8-6 en cinco horas y tres minutos de juego.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO Y CONCHITA MARTÍNEZ- PLATA EN DOBLES-TENIS- Las mejores tenistas de la historia de nuestro país, no pudieron ganar en la final a las norteamericanas hermanas Fernández, Gigi y Mary Jo. Perdieron en dos horas exactas de partido por 7-5 2-6 y 6-2.
CAROLINA PASCUAL- PLATA EN GIMNASIA RÍTMICA- La gimnasta alicantina logró una medalla inesperada con solo dieciséis años. Su actuación fue soberbia . La rusa Timoshenko ganó el oro con una puntuación de 59.037 y Carolina Pascual fue subcampeona olímpica con 58.100.

5 medallas. 11 de agosto de 2012

El 11 de agosto de 2012, España ganó tres medallas olímpicas. Años después nos enteramos de que dos tramposos se habían dopado y la cifra subió a cinco. Eso sí, todavía no se han entregado esas dos medallas a la saltadora de altura Ruth Beitia y al piragüista Sete Benavides, ambas de bronce. Además de las dos medallas anteriores, llegaron un oro en vela, una plata en piragüismo y un bronce en balonmano.
EQUIPO ELLIOTT 6m -VELA- ORO- Ángela Pumariega, Sofía Toro y Támara Echegoyen ganaron un oro inesperado. Derrotaron al trío australiano en una final muy emocionante y en un día que llegó a tener vientos de hasta veinte nudos.
SAÚL CRAVIOTTO -K1-200 METROS- PIRAGÜISMO- PLATA- Llegaba a Londres 2012 tras haber sido campeón olímpico cuatro años antes junto a Carlos Pérez Rial. No defraudó y se colgó una valiosísima medalla de plata. La segunda de sus cuatro medallas olímpicas.
EQUIPO FEMENINO BALONMANO- BRONCE -Ni más ni menos que dos prórrogas hicieron falta para que la selección femenina de balonmano se hiciera con un bronce olímpico histórico. Vencieron a las surcoreanas por 31 a 29.
RUTH BEITIA-SALTO DE ALTURA-ATLETISMO- BRONCE Ruth Beitia saltó dos metros aquel día. Una gran marca que le valió para ser cuarta. Siete años más tarde se confirmó el dopaje de la rusa Shkolina. La mejor atleta española de todos los tiempos sigue esperando su medalla.
SETE BENAVIDES-C1-200 METROS-PIRAGÜISMO- BRONCE Sete Benavides lleva años entre los mejores del piragüismo. Como Beitia, acabó cuarto. Pero siete años después nos enteramos de que el lituano Shuklin se había dopado. También sigue esperando la entrega de su bronce.

4 medallas. 17 de agosto de 2008

Un oro y tres platas procedentes de tres deportes diferentes, llegaron en este día de mediados de agosto de 2008. Tenis, vela y gimnasia artística fueron los protagonistas.

RAFA NADAL-ORO- INDIVIDUALES- TENIS- El mejor tenista español y el mejor deportista de todos los tiempos sumaba el oro olímpico a su ya extensa carrera cargada de triunfos. Se impuso al chileno Fernando González por 6-3 7-6 y 6-3 en 2 horas y 22 minutos de juego.

VIRGINIA RUANO Y ANABEL MEDINA-PLATA- DOBLES- TENIS- La pareja española cayó derrotada en la final por las hermanas Williams. Venus y Serena se impusieron 6-2 y 6-0.

IKER MARTÍNEZ Y XABI FERNÁNDEZ-PLATA- CLASE 49er- VELA- Fue plata, pero tenía que haber sido oro. La pareja ganadora, la de los daneses, rompió su barco y compitió con el de los croatas.

GERVASIO DEFERR-PLATA- SUELO- GIMNASIA ARTÍSTICA-Gervasio Deferr conseguía su tercera medalla olímpica. Las dos anteriores fueron de oro, en salto. Plata que tendría que haber sido oro, pero estaba el chino Kai Zou y las decisiones de los jueces para impedirlo. Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, llevan su nombre. Tres Juegos, tres medallas. Sencillamente espectacular.

4 medallas. 23 de agosto de 2008

Penúltimo día de los Juegos de Pekín. España sumó en tres deportes diferentes, en piragüismo, en hockey hierba y en natación sincronizada. Fueron un oro y tres platas.

SAÚL CRAVIOTTO Y CARLOS PÉREZ RIAL-ORO- K2-500 METROS- PIRAGÜISMO- Fue la medalla que nadie esperaba. Era su segunda competición oficial juntos. Un oro de ley.

DAVID CAL-PLATA- C1-500 METROS- PIRAGÜISMO- El piragüista gallego sumaba con esta medalla de plata, su cuarta medalla olímpica. Dos en Atenas 2004 y otras dos en Pekín 2008. Luego llegaría Londres 2012 para convertirle en leyenda del deporte mundial.
SELECCIÓN MASCULINA-PLATA- HOCKEY HIERBA- El equipo español perdió en la final contra Alemania por 1-0.
EQUIPO-PLATA- NATACIÓN SINCRONIZADA- Un subcampeonato olímpico histórico. Solo superadas por la todopoderosa Rusia.

4 medallas. 2 de agosto de 1996

Ni más ni menos que en cinco días olímpicos, España ha sumado cuatro medallas. Dos tuvieron lugar en los Juegos de Atlanta (2 y 3 de agosto de 1996). Otro en los Juegos de Atenas (21 de agosto de 2004) y otros dos en Pekín (17 y 23 de agosto de 2008).
El segundo día de agosto de 1996, llegaron cuatro medallas de cuatro deportes diferentes, gimnasia rítmica, atletismo, hockey hierba y tenis. Una fue de oro, dos de plata y una de bronce.

EQUIPO GIMNASIA RÍTMICA- ORO – Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez, ganaron el oro con una puntuación de 38.933. Bulgaria se quedó muy cerca con 38.866 y ganó la plata y Rusia fue bronce con 38.365.

EQUIPO MASCULINO HOCKEY HIERBA- PLATA-La selección masculina de hockey hierba perdió en la final contra Holanda por 3 a 1, a pesar de haberse adelantado en el marcador.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO- PLATA EN INDIVIDUALES-TENIS- Tercera medalla olímpica de la tenista española, tras las dos logradas en Barcelona 92. Perdió en la final contra la estadounidense Lindsay Davenport por 7-6 y 6-2.

VALENTÍ MASSANA- BRONCE EN 50KM MARCHA-ATLETISMO- Después de un esfuerzo descomunal, Valentí Massana llegó tercero con más de 3 horas y 44 minutos. Se quitó la espina de cuatro años antes en Barcelona 92, donde fue descalificado a muy pocos metros de terminar la prueba de 20km marcha.

4 medallas. 21 de agosto de 2004

Tres platas y un bronce fueron la cosecha de medallas en aquel día. Llegaron en tres deportes diferentes. En vela dos, en hípica y en ciclismo en pista.

RAFA TRUJILLO- PLATA- CLASE FINN- VELA- El regatista gaditano triunfaba en Atenas 2004, tras haber pasado una infancia llena de derrotas en la clase «Optimist».

NATALIA VIA DUFRESNE Y SANDRA AZÓN-PLATA- CLASE 470- VELA- La pareja española llevaba seis años preparándose para ganar una medalla olímpica. En Atenas lo lograron siendo subcampeonas.

BEATRIZ FERRER SALAT, RAFAEL SOTO, JUAN ANTONIO JIMÉNEZ E IGNACIO RAMBLA- PLATA- DOMA CLÁSICA- HÍPICA- La hípica española volvía a conquistar una medalla olímpica 56 años después de los Juegos de Londres 1948.

SERGI ESCOBAR-BRONCE- PERSECUCIÓN INDIVIDUAL- CICLISMO EN PISTA- No sería la única medalla para el pistard español. Lograría otra en la persecución por equipos.

4 medallas. 7 de agosto de 2021

Cuatro medallas consiguió España en este día. Tres platas y bronce. Cuatro deportes representados: piragüismo, waterpolo, balonmano y fútbol. Tres selecciones, dos masculinas y una femenina y el K4-500 masculino de piragüismo, fueron los protagonistas.

K4-500 m MASCULINO- PLATA-PIRAGÜISMO

SELECCIÓN FEMENINA DE WATERPOLO-PLATA

SEL. MASCULINA DE FÚTBOL- PLATA

SEL. MASCULINA DE BALONMANO-BRONCE

41 medallas conquistadas en nueve días de competición son muchas. 11 oros, 22 platas y 8 bronces para ser más exactos. Una excelente cosecha que esperamos siga aumentando. El resto de días en los que España ha logrado metales olímpicos se consiguieron una, dos o incluso tres. España ha ganado 71 medallas en 19 días de competición si sumamos los días en los que se han logrado tres o más metales. Esto supone el 42,01% del total de medallas olímpicas del equipo olímpico español.

Fotos: EFE, AFP, AP

A las puertas de la gloria olímpica

Quedarse a las puertas de la gloria olímpica. Rozando la medalla por unos pocos metros o por unas centésimas. A España le ocurrió ocho veces durante los Juegos Olímpicos de Tokio. Si se hubieran convertido en medalla, el equipo español habría superado, por fin, el récord de 22 del inolvidable verano de 1992 en Barcelona. Pero el alto nivel es así. Se alcanzan los podios por un estrecho margen. Te quedas con el diploma con sabor a chocolate, con el cuarto puesto, por muy poco. 

 

Mireia siempre está ahí

En la piscina llegó un cuarto lugar inesperado, el de Mireia Belmonte en la prueba más completa de la natación, los 400 metros estilos. Mireia no llegaba en su mejor momento. Tras un año de contratiempos y lesiones defendió su bronce de Río 2016, en la misma prueba, a las mil maravillas. Solo 23 centésimas separaron a la nadadora española de una quinta medalla olímpica que hubiera sido histórica. Ninguna mujer ha sido capaz de subir al podio en unos Juegos con más de treinta años. La proeza se quedó a una brazada. Parece que la experiencia olímpica de la mejor nadadora española de la historia no ha acabado. Quiere llegar a los quintos Juegos de su carrera, a París 2024, con opciones de hacer algo grande. Llegará con 33 años si las lesiones no se lo impiden. Será el más difícil todavía. 

 

La lección de Eusebio Cáceres

A solo tres centímetros del bronce olímpico en salto de longitud, se quedó el alicantino Eusebio Cáceres. Antes del último salto la medalla era para el saltador español. El griego Miltiadis Tentoglou voló en el último intento y ganó el oro con un salto de 8m41cm. Cáceres se tuvo que conformar con los 8m18cm por los 8m21cm del cubano Maykel Massó. El atleta español valoró positivamente su cuarto lugar y reconoció que sus rivales habían sido mejores. Lejos de rendirse, se puso a pensar en los próximos Juegos en los que, porqué no, podría tener una nueva oportunidad de colgarse una medalla olímpica. 

 

 

La marcha española no falla

Hay veces que repetimos frases una y otra vez. La marcha española no falla, es una de ellas. Y es la pura realidad. Los marchadores españoles siempre están entre los mejores, ya sea un Mundial, un Europeo o unos Juegos. En Tokio 2020, hubo cuatro diplomas, tres de ellos fueron cuartos puestos. El campeón de Europa de 20km marcha, Álvaro Martín, se quedó a solo 18 segundos del bronce. En sexto lugar llegó Diego García. María Pérez fue también cuarta a solo 8 segundos del podio. En los 50km marcha, Marc Tur, fue cuarto a tan solo nueve segundos del tercero. 

 

 

 

Rozando las medallas en vela

Pocas veces hemos visto a la vela española fuera de los puestos de honor en unos Juegos Olímpicos. En los de Tokio 2020 hubo un poco de todo. Dos bronces, decepciones y, por supuesto, medallas de chocolate. Concretamente dos. Más cerca del podio no se pudieron quedar. En ambos casos optaban a medalla y se quedaron con la miel en los labios. Támara Echegoyen y Paula Barceló fueron cuartas a tan solo un punto de las terceras clasificadas en la clase 49erFX. Más rabia dio el cuarto puesto de Iago López y Diego Botín en 49er. Acabaron con la misma puntuación que los alemanes, terceros, pero el sistema de desempate impidió que subieran al tercer cajón del podio olímpico. 

 

 

 

El cuarto lugar más amargo

Apuntaban a una medalla tras una trayectoria impecable. Pudo ser de oro o plata. También de bronce. Pero se quedó en medalla de chocolate la actuación de la selección masculina de waterpolo. Cinco victorias en cinco partidos disputados auguraban algo grande. La victoria contra Estados Unidos en cuartos de final aseguró la lucha por el podio. En semifinales volvió a aparecer Serbia, uno de los rivales de la primera fase. En el primer encuentro se les ganó, pero en este no. Tocaba jugar por el bronce contra Hungría. De nuevo derrota y para casa con un cuarto lugar amargo. 

 

Medallas olímpicas de países organizadores en sus Juegos y en los posteriores

Organizar unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier país del mundo. Todo el planeta está pendiente de ti durante dieciséis días de competición. Los cuatro años anteriores, son una cuenta atrás interminable hasta que se enciende el pebetero. Es importante la imagen que des al mundo a través de la televisión, pero también tienes que preparar a tus deportistas para que luchen por las máximas medallas posibles, para hacer un papel digno deportivamente hablando. Y no solo eso, también es vital invertir dinero, para que el esfuerzo de la organización de los Juegos no se quede únicamente en los cuatro años de la olimpiada. 

Múnich 1972

Desde 1972 se han celebrado doce Juegos Olímpicos. Han sido sede once países diferentes: cinco europeos, dos americanos, dos asiáticos, un oceánico y un sudamericano. Solo ha repetido Estados Unidos, en 1984 y en 1996.

Múnich (Alemania) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1972. En aquel momento Alemania estaba dividida en la RDA y la RFA. La suma de ambos (66 + 40) hizo que sobrepasaran la barrera de las cien medallas. Acabaron en el tercer y en el cuarto lugar del medallero, respectivamente. En Montreal 76 y en Moscú 80 (solo participó la RDA) aumentaron el número de medallas y se mantuvieron en los primeros lugares del medallero. Hasta Barcelona 92 no llegó el momento de la Alemania unificada. Las 82 medallas les situaron en la tercera posición.

Posteriormente han bajado en número de metales, con el mínimo de 41 en Pekín 2008, pero siempre situados en las seis primeras posiciones de la tabla. Se puede decir que la progresión de Alemania desde que fue sede en 1972 ha sido uniforme. Aunque si nos fijamos en las medallas conquistadas desde la unificación se ha pasado de 82 a 44. En cualquier caso, mantenerse en los primeros puestos del medallero, es muy complicado.

 

Montreal 1976

Montreal (Canadá) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1976. Canadá venía de ganar cinco medallas en los Juegos del 72. Siendo sede logró subir a 11. Eso sí, en ambos casos sin ningún oro. En Moscú 1980 formó parte del grupo de países del boicot. Parece que aquel «descanso» les vino genial. En Los Ángeles 1984 ascendió hasta el sexto lugar del medallero con 44 medallas, diez de oro, en el que ha sido el mayor éxito cosechado por este país en unos Juegos de verano. Y a partir de ahí todo volvió a la normalidad.

22 metales en Atlanta 96 han sido su segundo mejor resultado. Desde Barcelona 92 los canadienses se han mantenido cerca de las veinte medallas y lejos de los primeros puestos de la clasificación.

 

Moscú 1980

Moscú fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1980. Hasta 1988 hay que hablar de la URSS como país. En 1992 participó como CEI (Equipo Unificado) y desde Atlanta 1996 como lo que es actualmente, Rusia. Los rusos siempre han ocupado los primeros puestos del medallero. En sus Juegos, se quedaron cerca de los dos centenares de medallas, gracias a la ausencia del otro gigante, de EEUU, que no participó.  Fue en Seúl 1988 cuando sobrepasaron a los americanos en 38 medallas y volvieron a ser primeros en la tabla.

En Barcelona 92 hubo casi un empate en número de metales (112-108) pero la CEI se hizo con 45 oros por 37 de EEUU. A partir de ese momento bajadas y subidas en el número de medallas, pero siempre ocupando los tres primeros puestos. En Londres 2012 bajaron al cuarto lugar, a pesar de aumentar en 9 el número de medallas ganadas en Pekín 2008.

 

Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996

EEUU es el único país que ha repetido como sede olímpica desde 1972. Organizó los Juegos de Los Ángeles en 1984 y los de Atlanta de 1996. Siempre cerca o sobrepasando el centenar de medallas. Perenne en los primeros puestos del medallero. Casi siempre en el primer lugar. De los últimos seis Juegos ha sido primero en cinco, China es su gran rival actualmente. Le quitó el primer puesto en Pekín 2008. Su mejor actuación llegó en Los Ángeles con 173 medallas. Allí no estuvo la URSS.

 

Seúl 1988

Seúl (Corea del Sur) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1988. A partir de ese momento Corea del Sur se ha mantenido en los primeros puestos del medallero. Una progresión espectacular tras haber organizado los Juegos. Corea ganó una medalla en 1972, seis en 1976 y no participó en Moscú 80. En Los Ángeles 84 sumó diecinueve, seis de oro. En Seúl acabó cuarto del medallero con 33 metales, doce de oro. Desde ese momento, siempre ha estado rondando las tres decenas de medallas. En Londres 2012 acabó quinto con veintiocho metales, trece de oro.

Barcelona 1992

El Plan ADO significó el gran empujón para el deporte español a partir de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Moscú 80, con varios países ausentes por el boicot, era el mayor éxito olímpico de España hasta ese momento. Se ganaron seis medallas, una de oro y se acabó en el puesto veinte. Las 22 medallas, 13 de oro , y el sexto lugar en el medallero en Barcelona, demostraron que la inversión había merecido la pena. Podemos decir que España tocó techo en aquel momento. 

Las veinte medallas de Atenas 2004 se acercaron a dos de las conquistadas en Barcelona. El impulso del deporte femenino hizo que en Londres 2012 se llegase a los diecisiete metales. En los Juegos de Río 2016 la delegación española volvió a alcanzar los 17 podios. Eso sí, se consiguieron siete oros, la segunda mejor cifra de campeones olímpicos españoles de la historia, cifra solo superada en Barcelona 92. En cualquier caso España necesita más inversión privada y recuperar la esencia del Plan ADO que casi tres décadas después, está estancada.

Sídney 2000

Sídney (Australia) fue la ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2000. El país organizador logró su mejor resultado de la historia con 58 medallas, 16 de oro y una excelente cuarta posición en la clasificación final. A partir de ese momento, Australia se ha mantenido en el top 10 del medallero. Aunque es cierto que cada vez con menos medallas. En Londres 2012 ganaron 23 menos que en 2000. 

 

Atenas 2004

Atenas (Grecia) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2004. Las 16 medallas conquistadas (6 de oro) por los griegos, supusieron su mayor éxito olímpico. A partir de ahí la ruina. Ruina económica para el país y ruina deportiva. En Pekín 2008 solo fueron capaces de ganar cuatro medallas y en Londres 2012 volvieron a la media habitual, antes del 2004, dos metales. Ni en 2008 ni en 2012 lograron medallas de oro. Progresión a la baja, que demuestra que no se hicieron bien las cosas en ningún ámbito. 

 

Pekín 2008

Pekín (China) organizó los Juegos de 2008. China es un gigante deportivo. Desde Barcelona 92 no ha hecho más que progresar hasta alcanzar el número uno del medallero en 2008. Con la cifra mágica de las 100 medallas, superó a EEUU y se situó por primera vez en la historia como el rival a batir. 51 medallas de oro, quince más que los americanos, les catapultaron. En Londres 2012 bajaron a 87 metales, 38 de oro. Pero en las próximas citas olímpicas, seguirá la lucha por ser la mayor potencia deportiva del mundo entre chinos y estadounidenses.

 

Londres 2012

Londres (Gran Bretaña) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Se trata del mejor ejemplo de como deben hacerse las cosas. Los británicos invirtieron 320 millones de euros en deporte en cuatro años y los resultados llegaron. Las 65 medallas conseguidas en Londres 2012 no fueron casualidad, los 29 oros y el tercer lugar en el medallero (primeros después de los gigantes chino y estadounidense) llegaron gracias al esfuerzo de sus deportistas y de una inversión espectacular. 

Todo comenzó en Atlanta 1996 donde solo pudieron ganar un oro.  A partir de ese momento se dieron cuenta de que necesitaban algo más. En Sidney 2000 invirtieron 95 millones de euros. Los resultados no se hicieron esperar. Se pasó de 15 a 28 medallas en cuatro años. Y de un oro ganado a once. En Atenas 2004 alcanzaron las 30 medallas (9 oros), en Pekín 2008 ganaron 47 medallas (19 oros).

Sin duda, la mejor progresión de todos los países en las últimas décadas. Uniendo deporte e inversión, pero antes de organizar los Juegos.  Fue una actuación fantástica la de los británicos en los Juegos de Londres 2012. La corroboraron cuatro años más tarde. En los Juegos de 2016, sumaron 67 metales, 27 oros. 

 

Río 2016

Río de Janeiro (Brasil) fue la ciudad organizadora de los Juegos de 2016. En Pekín 2008 y Londres 2012, los brasileños sumaron 17 medallas. La cifra no aumentó mucho como organizadores, alcanzaron 19 metales. Subieron un poco más, las cifras correspondientes a las medallas de oro. Pasaron de tres en las ediciones de 2008 y 2012 a siete, las mismas que logró España, en los de 2016. En el último cuarto de siglo, Brasil ha ganado siempre más de 10 medallas olímpicas en todos los Juegos en los que ha participado. 

 

Tokio 2020

Tokio (Japón) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, celebrados en 2021 al ser aplazados por la pandemia del COVID 19. Como era esperado, Japón aumentó tanto en número de medallas como en oros. Diecisiete metales y quince oros más que en la edición anterior. Brasil también aumentó su botín de medallas e igualó el número de oros. Hay que destacar también las subidas de Australia y China, tanto en total como en la clasificación de campeones olímpicos.

 

 

Únicas

Una de las acepciones de la palabra “única” en el diccionario de la RAE, indica que es alguien extraordinario, excelente. Así son las mujeres deportistas españolas que han sido capaces de ganar una medalla olímpica: únicas, extraordinarias, excelentes. Podríamos referirnos a muchas más, pero vamos a quedarnos con diez. Nueve son o fueron deportistas que se ganaron el pan de manera individual y una selección que hizo historia en unos Juegos inolvidables para España, los de Barcelona 92. Olímpicas que fueron y siempre serán las primeras en conseguir los logros que consiguieron. 

Blanca Fernández Ochoa

Blanca Fernández Ochoa (Madrid, 22 de abril de 1963- Madrid, agosto de 2019) se marchó al cielo demasiado pronto. Su legado será recordado hasta el final de los tiempos. Fue la primera mujer española en ganar una medalla olímpica. Lo intentó en cuatro ocasiones. Participó en los Juegos de Lake Placid 1980 acabando en la decimoctava posición en el slalom gigante. Fue sexta, logrando diploma olímpico en la misma prueba, en los Juegos de Sarajevo 1984. Acabó quinta en el slalom de los Juegos de Calgary celebrados en 1988. Un nuevo diploma y la decepción tras una caída en la segunda manga del gigante, cuando luchaba por ser campeona. 

Y a la cuarta fue la vencida. El 20 de febrero de 1992 se convirtió en un día histórico para el deporte olímpico español. Blanca Fernández Ochoa ganó la medalla de bronce en el slalom de Albertville. Unos Juegos que recordaremos siempre gracias a ella. La primera de todas. 1 minuto 33 segundos y 35 centésimas fue el tiempo que la llevó al podio. En la primera manga fue segunda (48 segundos y 25 centésimas). En la segunda fue séptima (45 segundos y 10 centésimas) pero gracias a una primera bajada excepcional, consiguió la medalla que llevaba buscando desde 1980. La neozelandesa Annelise Coberger fue plata. La austriaca Petra Kronberger se colgó la medalla de oro. 

Miriam Blasco

Miriam Blasco (Valladolid, 12 de diciembre de 1963) consiguió la primera medalla de oro olímpica de una mujer española. Lo hizo en judo, en la categoría de menos de 56 kilos. En los memorables Juegos de Barcelona y ganando en la gran final a la británica Nikola Fairbrother. Aquel 31 de julio de 1992, en un Palau Sant Jordi abarrotado, Blasco derribó otra barrera que parecía infranqueable. El destino quiso que la campeona y la subcampeona olímpica se enamorasen años más tarde. Están casadas desde 2015.  

Selección femenina de hockey 

La selección femenina de hockey llegó a Barcelona 92 con la ilusión de hacer algo grande. Y vaya si lo hizo. El 7 de agosto ganaron en la final a Alemania por dos goles a uno y consiguieron dos grandes gestas: primer oro olímpico de una selección española y primer  y único oro de una selección femenina hasta la fecha. Estas fueron las campeonas: Natalia Dorado, Virginia Ramírez, Carmen Barea, Silvia Manrique, Mari Ángeles “Masa” Rodríguez, Sonia Barrio, Eli Maragall, Teresa Motos, Maider Tellería, Mercedes Coghen, Nuria Olivé, Anna Maiques, Marivi González y Maribel Martínez

Theresa Zabell

Theresa Zabell (Ipswich, Inglaterra, 22 de mayo de 1965) es una de las más grandes deportistas españolas de todos los tiempos. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que es la reina de la vela española. Dos participaciones olímpicas, dos medallas de oro. La única deportista española que es bicampeona olímpica, el resto de integrantes del selecto club de bicampeones son hombres. 3 de agosto de 1992 y 1 de agosto de 1996 esas son las fechas para enmarcar. La primera en Barcelona, la segunda en Atlanta. Zabell lo logró en la clase 470. En la primera ocasión acompañada de Patricia Guerra y en la segunda de Begoña Vía Dufresne

María Vasco

María Vasco (Barcelona, 26 de diciembre de 1975) se convirtió en los Juegos de Sídney 2000 en la primera mujer española en ganar una medalla olímpica en atletismo. Toda una institución de su deporte, participó en cinco Juegos Olímpicos. En los de Atlanta 1996 fue 28ª en los 10 kilómetros marcha. En los de Sídney logró una magnífica medalla de bronce en los 20 km marcha con un tiempo de 1 hora 30 minutos y 23 centésimas y sin sufrir ninguna penalización. Era 28 de septiembre de 2000. En los tres siguientes Juegos, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012 no ganó medalla, pero sí sumó diploma en las tres ocasiones. Un séptimo, un quinto y un octavo puesto que la convierten en una de las más grandes atletas españolas de siempre. Una marchadora excepcional. 

Maialen Chourraut

Maialen Chourraut (San Sebastián, 8 de marzo de 1983) es sin lugar a dudas la mejor piragüista española en la modalidad de slalom o aguas bravas. En tres participaciones olímpicas suma dos medallas. Algo que parecía impensable cuando quedó décimosexta en los Juegos de Pekín 2008 en el K1. Cuatro años después, el 2 de agosto de 2012 en los Juegos de Londres se convirtió en la primera medallista de piragüismo slalom gracias a una enorme medalla de bronce. Y si fue grande aquel metal, el 11 de agosto de 2016 en Río de Janeiro se convirtió en campeona olímpica. 

Lydia Valentín

Lydia Valentín (Ponferrada, 10 de febrero de 1985) es la mejor halterófila española de la historia. Su efectividad es máxima. Tres Juegos Olímpicos, tres medallas ganadas. El dopaje de varias de sus rivales le impidió subir al podio en dos de las tres ocasiones y tuvo que recibir un oro y una plata olímpica años después del día que las ganó limpiamente. Su oro, su plata y su bronce olímpicos los ganó en la categoría de menos de 75 kilos. La primera fue la de plata, ganada en Pekín el 15 de agosto de 2008 tras levantar un total de 250 kilos. La siguiente fue la de oro, campeona olímpica sin subir al podio aquel 3 de agosto de 2012 en Londres. Levantó 265 kilos. Y a la tercera fue la vencida. El 12 de agosto de 2016 en Río de Janeiro se quedó a solo un kilo de ganar la plata. El bronce llegó tras levantar 257 kilos y allí sí pudo emocionarse el día que subió al podio olímpico. 

 

Mireia Belmonte

Mireia Belmonte (Badalona, 10 de noviembre de 1990) es la mejor nadadora española de todos los tiempos. Hizo historia en Río el 10 de agosto de 2016 al convertirse en la primera campeona olímpica de la natación española. Un oro que llegó con mucha emoción, con tres centésimas de ventaja sobre la australiana Groves en la final de los 200 metros mariposa. Belmonte ha participado en tres Juegos Olímpicos y suma cuatro medallas olímpicas, el oro de Río, dos platas y un bronce. En Pekín 2008 no le fue bien, se quedó con las ganas de alcanzar una final. Fue en Londres 2012 donde su talento explotó. Participó en tres finales y ganó dos platas: fue subcampeona olímpica en 200 mariposa y 800 metros libre. Acabó octava en los 400 metros estilos. Cuatro años después sumó un bronce en esta última prueba. Además del oro y el bronce, en Río 2016 fue cuarta en los 800 metros libre, a solo dos segundos de las nadadoras que ganaron plata y bronce. 

Carolina Marín

Carolina Marín (Huelva, 15 de junio de 1993) está a las puertas de ser la mejor jugadora de bádminton de la historia, si no lo es ya. Pentacampeona de Europa, tricampeona mundial y campeona olímpica. En los Juegos de Londres se quedó en la fase de grupos. Pero en los de Río hizo historia el 19 de agosto de 2016. Campeona olímpica venciendo en tres sets a la india Pusarla V. Sindhu. Ganó todos los partidos sin ceder un set hasta la final. En semifinales se impuso a la china Li Xuerui, que cuatro años atrás le impidió pasar de ronda. La ambición de Carolina Marín es de otro nivel. Parece de otro planeta. Acompañada de un magnífico equipo nunca falla. 

Ruth Beitia

Ruth Beitia (Santander, 1 de abril de 1979) es la mejor atleta española de siempre. Su reinado es indiscutible. El salto de altura fue su territorio. Participó en cuatro Juegos Olímpicos y ganó dos medallas. Una de ellas todavía no se le ha entregado, el bronce de Londres 2012, como en el caso de Lydia Valentín, una rival tramposa y dopada impidió que pudiera disfrutar del podio. En Atenas 2004 no se clasificó para la final. Fue cuarta en Pekín 2008. En Londres logró el citado bronce. Y cuatro años después, el 20 de agosto de 2016 en Río, se proclamó campeona olímpica, la primera atleta española en conseguirlo. Saltó a la primera 1,88m, 1,93m y 1,97m. Esta última altura le valió para ganar un oro que brilla más que todas sus medallas mundiales y europeas. Ni ella ni ninguna de sus rivales fueron capaces de saltar dos metros. 

Mis fotos deportivas preferidas: Gervasio Deferr en Atenas 2004

 

¿Qué pensaba Gervasio Deferr Ángel (Premiá de Mar, Barcelona, 7 de noviembre de 1980) cuando dio el segundo salto hacia el bicampeonato olímpico? ¿Qué se le pasa por la cabeza a un deportista de élite en los instantes previos a ganar una medalla? Solo él/ellos lo saben. Son momentos que nunca olvidaremos. Que se quedan guardados para siempre en nuestro cerebro. Medallas que se consiguen después de mucho sacrificio y de muchas horas de entrenamiento. Una y otra vez repitiendo saltos. Hasta que sale. Y te das cuenta de que estás preparado para ser campeón, el mejor en lo tuyo. 

El destino quiso que en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Gervasio Deferr conquistase el segundo de sus tres metales olímpicos. Dos oros en la misma prueba, en el salto de potro, a pesar de que no era su aparato preferido. Siempre fue un hombre de “suelo”, pero tuvo que esperar a 2008 para obtener la recompensa en forma de medalla de plata. 

Salto de oro

Antes de centrarnos en la foto conviene recordar la narración de Paloma del Río para Televisión Española aquel 23 de agosto de 2004. La voz de la gimnasia y de tantos deportes en la cadena pública, lo narró así: “9.687 (nota del primer salto que realizó Gervasio) atención, porque si este salto le sale bien a Gervasio Deferr, podríamos estar hablando de una medalla. Hace un salto del grupo 4, el drix (Tsukahara, entrada de cara y apoyo lateral de las manos). Los mismos saltos que ha hecho Kyle Shewfelt, pero de entrada un poquito mejor realizados que el canadiense. Sapronenko ha puesto las cosas muy difíciles (el letón hizo 9.706 puntos) pero si le sale bien este salto, podría estar Gervasio otra vez en el pódium”. 

El campeón olímpico en Sídney 2000 levanta los brazos, los baja, da un pequeño salto e inicia la carrera hacia la gloria olímpica. Corre a una velocidad de 22 kilómetros por hora y se aproxima al potro (hay 25 metros desde la salida), Tarda solo cuatro segundos en ayudarse con el trampolín para saltar. Y en ese momento se produce el disparo de Adrian Dennis para hacer una fotografía magnífica que quedará presente de ahí a la eternidad. 

Caído del cielo

Gervi gira el cuerpo hacia la izquierda para elevarse con las dos manos. No pierde de vista el potro. En la imagen tiene cerrada la boca y los ojos bien abiertos. También vemos sus musculosas piernas y el nombre en inglés de aquellos Juegos. Es el instante anterior al mortal hacia atrás con dos giros completos. Gervi clava la recepción de espaldas al aparato con un salto sensacional. “Clávalo” dice Paloma del Río cuando alcanza la colchoneta después de volar durante poco más de un segundo. 

“Bien, ahí está, ahí está, ahí está, ahí está, clávalo y lo ha clavado… perfecto el segundo salto… clavado, fíjense, no ha movido los pies”. Puntúan el segundo salto de Deferr con 9.787. Puntuación final para el gimnasta español: 9.737. Le vale para ganar la medalla de oro, porque el rumano Marian Dragulescu hace un primer salto maravilloso, pero se sale de la colchoneta en la recepción del segundo. 

Gervi se convierte en ese momento en el tercer español con dos oros olímpicos, igualando a los regatistas Luis Doreste y Theresa Zabell. Ellos lo lograron desde el agua. Deferr ganó el oro de Atenas cayendo desde el cielo. 

ADRIAN DENNIS/AFP-GETTY IMAGES

España igualará las medallas de Barcelona 92 según la previsión más optimista

Parece que esta vez sí la espera se acerca a su fin. Con un año de retraso podremos disfrutar de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Será del 23 de julio al 8 de agosto. Serán unos Juegos diferentes a los disfrutados anteriormente. El coronavirus ha obligado a ello. La incertidumbre vivida en los últimos meses hace que tengamos que ser cautelosos con las predicciones de medallas. No ha sido un año fácil para ningún deportista olímpico. Algunos han podido entrenar más que otros y la preparación ha sido distinta a la de otros ciclos olímpicos. Este ha durado cinco años por obligación. Lo bueno es que dentro de tres años llegarán los de París 2024. Para los que amamos el deporte es una suerte. 

A poco más de tres meses de la gran cita deportiva internacional, toca echar un vistazo a las predicciones olímpicas de dos páginas. Esta vez hay que fijarse en bestsports.com y una ya habitual, gracenote.com. Olympicpredictions.com y docudeporte.es no han actualizado sus datos desde comienzos de 2020. 

Si entramos a la web https://www.gracenote.com/virtual-medal-table/ vemos que han aprovechado el 14 de abril (100 días para los Juegos) para hacer su última proyección de medallas para Tokio 2020. Estados Unidos liderará el medallero con 114 metales con 43 campeones olímpicos. China ocupará el segundo puesto con 85 medallas, 38 de ellas de oro. Aunque no está claro que atletas rusos podrán competir en Tokio, sitúa a Rusia en tercer lugar con 73 medallas, 23 de oro. Los anfitriones, Japón se quedarán en el puesto número 4 del medallero según gracenote. Ganarán 59 metales, 34 oros. Países Bajos será quinto con 59 podios, 16 campeones olímpicos. 

¿Cuántas medallas ganará España?

¿Y qué dice de España? Pues que igualará las 22 medallas conseguidas en Barcelona 92- Según gracenote.com nuestros olímpicos ganarán 7 oros, 9 platas y 6 bronces. Conseguir este resultado sería sobresaliente, sobre todo igualando los siete oros conquistados en Río 2016. España ocupará la decimocuarta posición del medallero. 

En esta ocasión gracenote no estudia las posibles medallas en deportes nuevos como ha hecho en anteriores previsiones. 

Si entramos en la web https://bestsports.com.br/db/cmppag.php?cmp=23 vemos que su última previsión de medallas es del 6 de abril. Como en gracenote.com Estados Unidos aparece en primer lugar con una proyección de 131 medallas, 53 oros. Sin duda sería un resultado sensacional. China ganará 81 con 35 oros. Japón ganará 60 medallas, 28 de oro. Bestsports sitúa a Alemania en cuarto lugar con 45 medallas, 15 de oro. En quinto lugar quedará Gran Bretaña con 57 metales, 14 de oro. 

 

En lo que se refiere al equipo español, según esta web quedará en el decimoquinto lugar del medallero con 19 medallas, dos más que en los Juegos de Río. Según esta proyección serán 5 oros, 9 platas y 5 bronces para España. En esta página nos dicen en qué deportes creen que ganará medallas el equipo español. Serán dos en baloncesto, un oro y una plata. Llegará un oro en judo, otro en natación, llegará el primer oro en tiro olímpico y en triatlón. El piragüismo aportará cuatro medallas, dos platas y dos bronces. Sumaremos dos platas para Sandra Sánchez y Damián Quintero. En atletismo llegará una plata y un bronce. En bádminton dan una plata para Carolina Marín. También una plata en halterofilia, otra en waterpolo. Dos bronces en taekwondo completan el resultado proyectado para España. 

PREDICCIONES DE 2020

Foto: tokyo.org