Los mejores días olímpicos del deporte español

Cualquier día olímpico con medalla ya es digno de recordar. Si se ganan dos medallas mucho más. Pero si en un día cualquiera de competición olímpica, un país gana más medallas, es un exitazo. En nueve días de la historia olímpica, España ha logrado sumar cuatro o más metales. En esos nueve días de competición, el equipo español ha ganado 41 medallas de un total de 169 en Juegos Olímpicos de Verano (se suman los dos bronces que faltan por entregar a Ruth Beitia y Sete Benavides). Es decir, un 24,26% de las medallas conseguidas por nuestro país en la historia olímpica se han ganado en esos nueve días. El tope está en seis medallas, el 3 de agosto de 1996. Se trata de los mejores días olímpicos de nuestros atletas. Días históricos para el deporte nacional que merecen ser recordados. Son los mejores días olímpicos del deporte español.

6 medallas. 3 de agosto de 1996

Cuatro deportes diferentes sumaron seis medallas para España en este día. Ciclismo, tenis atletismo y boxeo. Una fue de oro, tres fueron de plata y dos fueron de bronce. Cinco metales fueron masculinos y uno femenino.

MIGUEL INDURÁIN- ORO EN CONTRARRELOJ INDIVIDUAL-CICLISMO. Después de no haber podido ganar su sexto Tour de Francia consecutivo, días más tarde, el ciclista navarro se impuso con superioridad a todos sus rivales (1h 04´05″). Abraham Olano (1h 04´ 17″) fue subcampeón olímpico firmando un doblete español histórico. El británico Chris Boardman (1h 04′ 36″) les acompañó en el podio.

ABRAHAM OLANO- PLATA EN CONTRARRELOJ INDIVIDUAL-CICLISMO

SERGI BRUGUERA- PLATA EN INDIVIDUALES- TENIS- El tenista catalán perdió en la final contra el americano André Agassi por 6-2 6-3 y 6-1 en 75 minutos de juego.

FERMÍN CACHO- PLATA EN 1.500 METROS- ATLETISMO- El campeón olímpico en Barcelona 92 volvía a subir al podio en unos Juegos, esta vez como medallista de plata. Se impuso Morceli. Nadie sabe que habría pasado de no caerse El Guerrouj, al que el atleta soriano tuvo que saltar para no ir al suelo también.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO Y CONCHITA MARTÍNEZ- BRONCE EN DOBLES-TENIS- Arantxa y Conchita subían de nuevo al podio olímpico en el torneo de dobles tras haber sido plata en los Juegos de Barcelona 92.

RAFA LOZANO- BRONCE-CATEGORÍA DE 48 KG-BOXEO- el boxeador cordobés ganó en los Juegos de Atlanta su primera medalla olímpica. Cuatro años más, en Sídney 2000 subió un escalón hasta convertirse en subcampeón olímpico.

5 medallas. 3 de agosto de 1992

Hasta hoy, el 3 de agosto de 1992 es el día que más medallas de oro olímpicas ha logrado España. Fueron cuatro campeones y una subcampeona olímpica en vela. Luis Doreste y Domingo Manrique en la clase Flying Dutchman. José María Van der Ploeg en la clase Finn. Theresa Zabell y Patricia Guerra en la clase 470. Jordi Calafat y Francisco Sánchez Luna en 470. Todos ellos se proclamaron campeones olímpicos. Natalia Vía Dufresne fue plata en la clase Europa.

5 medallas. 8 de agosto de 1992

El mejor día olímpico para España se produjo en los Juegos de Barcelona 92. No podía ser de otra manera. El equipo español sumó 22 medallas en total, 5 ese día. Los metales llegaron en cuatro deportes diferentes: atletismo, fútbol, tenis y gimnasia rítmica. Fueron dos medallas de oro y tres de plata. Estos fueron los protagonistas de aquella jornada histórica para el deporte español.

FERMÍN CACHO- ORO EN 1.500 METROS-ATLETISMO . Venció con un tiempo de 3’40″12c con el Estadio Olímpico de Montjuic en pie y aplaudiendo sin parar al atleta soriano nacido en Ágreda en 1969. Su entrada en meta con los brazos en alto simboliza el éxito de los Juegos de Barcelona para España.

SELECCIÓN DE FÚTBOL- ORO. Con un Camp Nou lleno a rebosar, la selección española esperó al descuento de la segunda parte para certificar la victoria contra Polonia. El 3-2 de Kiko Narváez (primero en la imagen) desató el delirio.

JORDI ARRESE- PLATA EN INDIVIDUALES-TENIS . El tenista catalán perdió en la final contra el suizo Marc Rosset por 7-6 6-4 3-6 4-6 y 8-6 en cinco horas y tres minutos de juego.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO Y CONCHITA MARTÍNEZ- PLATA EN DOBLES-TENIS- Las mejores tenistas de la historia de nuestro país, no pudieron ganar en la final a las norteamericanas hermanas Fernández, Gigi y Mary Jo. Perdieron en dos horas exactas de partido por 7-5 2-6 y 6-2.
CAROLINA PASCUAL- PLATA EN GIMNASIA RÍTMICA- La gimnasta alicantina logró una medalla inesperada con solo dieciséis años. Su actuación fue soberbia . La rusa Timoshenko ganó el oro con una puntuación de 59.037 y Carolina Pascual fue subcampeona olímpica con 58.100.

5 medallas. 11 de agosto de 2012

El 11 de agosto de 2012, España ganó tres medallas olímpicas. Años después nos enteramos de que dos tramposos se habían dopado y la cifra subió a cinco. Eso sí, todavía no se han entregado esas dos medallas a la saltadora de altura Ruth Beitia y al piragüista Sete Benavides, ambas de bronce. Además de las dos medallas anteriores, llegaron un oro en vela, una plata en piragüismo y un bronce en balonmano.
EQUIPO ELLIOTT 6m -VELA- ORO- Ángela Pumariega, Sofía Toro y Támara Echegoyen ganaron un oro inesperado. Derrotaron al trío australiano en una final muy emocionante y en un día que llegó a tener vientos de hasta veinte nudos.
SAÚL CRAVIOTTO -K1-200 METROS- PIRAGÜISMO- PLATA- Llegaba a Londres 2012 tras haber sido campeón olímpico cuatro años antes junto a Carlos Pérez Rial. No defraudó y se colgó una valiosísima medalla de plata. La segunda de sus cuatro medallas olímpicas.
EQUIPO FEMENINO BALONMANO- BRONCE -Ni más ni menos que dos prórrogas hicieron falta para que la selección femenina de balonmano se hiciera con un bronce olímpico histórico. Vencieron a las surcoreanas por 31 a 29.
RUTH BEITIA-SALTO DE ALTURA-ATLETISMO- BRONCE Ruth Beitia saltó dos metros aquel día. Una gran marca que le valió para ser cuarta. Siete años más tarde se confirmó el dopaje de la rusa Shkolina. La mejor atleta española de todos los tiempos sigue esperando su medalla.
SETE BENAVIDES-C1-200 METROS-PIRAGÜISMO- BRONCE Sete Benavides lleva años entre los mejores del piragüismo. Como Beitia, acabó cuarto. Pero siete años después nos enteramos de que el lituano Shuklin se había dopado. También sigue esperando la entrega de su bronce.

4 medallas. 17 de agosto de 2008

Un oro y tres platas procedentes de tres deportes diferentes, llegaron en este día de mediados de agosto de 2008. Tenis, vela y gimnasia artística fueron los protagonistas.

RAFA NADAL-ORO- INDIVIDUALES- TENIS- El mejor tenista español y el mejor deportista de todos los tiempos sumaba el oro olímpico a su ya extensa carrera cargada de triunfos. Se impuso al chileno Fernando González por 6-3 7-6 y 6-3 en 2 horas y 22 minutos de juego.

VIRGINIA RUANO Y ANABEL MEDINA-PLATA- DOBLES- TENIS- La pareja española cayó derrotada en la final por las hermanas Williams. Venus y Serena se impusieron 6-2 y 6-0.

IKER MARTÍNEZ Y XABI FERNÁNDEZ-PLATA- CLASE 49er- VELA- Fue plata, pero tenía que haber sido oro. La pareja ganadora, la de los daneses, rompió su barco y compitió con el de los croatas.

GERVASIO DEFERR-PLATA- SUELO- GIMNASIA ARTÍSTICA-Gervasio Deferr conseguía su tercera medalla olímpica. Las dos anteriores fueron de oro, en salto. Plata que tendría que haber sido oro, pero estaba el chino Kai Zou y las decisiones de los jueces para impedirlo. Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, llevan su nombre. Tres Juegos, tres medallas. Sencillamente espectacular.

4 medallas. 23 de agosto de 2008

Penúltimo día de los Juegos de Pekín. España sumó en tres deportes diferentes, en piragüismo, en hockey hierba y en natación sincronizada. Fueron un oro y tres platas.

SAÚL CRAVIOTTO Y CARLOS PÉREZ RIAL-ORO- K2-500 METROS- PIRAGÜISMO- Fue la medalla que nadie esperaba. Era su segunda competición oficial juntos. Un oro de ley.

DAVID CAL-PLATA- C1-500 METROS- PIRAGÜISMO- El piragüista gallego sumaba con esta medalla de plata, su cuarta medalla olímpica. Dos en Atenas 2004 y otras dos en Pekín 2008. Luego llegaría Londres 2012 para convertirle en leyenda del deporte mundial.
SELECCIÓN MASCULINA-PLATA- HOCKEY HIERBA- El equipo español perdió en la final contra Alemania por 1-0.
EQUIPO-PLATA- NATACIÓN SINCRONIZADA- Un subcampeonato olímpico histórico. Solo superadas por la todopoderosa Rusia.

4 medallas. 2 de agosto de 1996

Ni más ni menos que en cinco días olímpicos, España ha sumado cuatro medallas. Dos tuvieron lugar en los Juegos de Atlanta (2 y 3 de agosto de 1996). Otro en los Juegos de Atenas (21 de agosto de 2004) y otros dos en Pekín (17 y 23 de agosto de 2008).
El segundo día de agosto de 1996, llegaron cuatro medallas de cuatro deportes diferentes, gimnasia rítmica, atletismo, hockey hierba y tenis. Una fue de oro, dos de plata y una de bronce.

EQUIPO GIMNASIA RÍTMICA- ORO – Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez, ganaron el oro con una puntuación de 38.933. Bulgaria se quedó muy cerca con 38.866 y ganó la plata y Rusia fue bronce con 38.365.

EQUIPO MASCULINO HOCKEY HIERBA- PLATA-La selección masculina de hockey hierba perdió en la final contra Holanda por 3 a 1, a pesar de haberse adelantado en el marcador.

ARANTXA SÁNCHEZ VICARIO- PLATA EN INDIVIDUALES-TENIS- Tercera medalla olímpica de la tenista española, tras las dos logradas en Barcelona 92. Perdió en la final contra la estadounidense Lindsay Davenport por 7-6 y 6-2.

VALENTÍ MASSANA- BRONCE EN 50KM MARCHA-ATLETISMO- Después de un esfuerzo descomunal, Valentí Massana llegó tercero con más de 3 horas y 44 minutos. Se quitó la espina de cuatro años antes en Barcelona 92, donde fue descalificado a muy pocos metros de terminar la prueba de 20km marcha.

4 medallas. 21 de agosto de 2004

Tres platas y un bronce fueron la cosecha de medallas en aquel día. Llegaron en tres deportes diferentes. En vela dos, en hípica y en ciclismo en pista.

RAFA TRUJILLO- PLATA- CLASE FINN- VELA- El regatista gaditano triunfaba en Atenas 2004, tras haber pasado una infancia llena de derrotas en la clase «Optimist».

NATALIA VIA DUFRESNE Y SANDRA AZÓN-PLATA- CLASE 470- VELA- La pareja española llevaba seis años preparándose para ganar una medalla olímpica. En Atenas lo lograron siendo subcampeonas.

BEATRIZ FERRER SALAT, RAFAEL SOTO, JUAN ANTONIO JIMÉNEZ E IGNACIO RAMBLA- PLATA- DOMA CLÁSICA- HÍPICA- La hípica española volvía a conquistar una medalla olímpica 56 años después de los Juegos de Londres 1948.

SERGI ESCOBAR-BRONCE- PERSECUCIÓN INDIVIDUAL- CICLISMO EN PISTA- No sería la única medalla para el pistard español. Lograría otra en la persecución por equipos.

4 medallas. 7 de agosto de 2021

Cuatro medallas consiguió España en este día. Tres platas y bronce. Cuatro deportes representados: piragüismo, waterpolo, balonmano y fútbol. Tres selecciones, dos masculinas y una femenina y el K4-500 masculino de piragüismo, fueron los protagonistas.

K4-500 m MASCULINO- PLATA-PIRAGÜISMO

SELECCIÓN FEMENINA DE WATERPOLO-PLATA

SEL. MASCULINA DE FÚTBOL- PLATA

SEL. MASCULINA DE BALONMANO-BRONCE

41 medallas conquistadas en nueve días de competición son muchas. 11 oros, 22 platas y 8 bronces para ser más exactos. Una excelente cosecha que esperamos siga aumentando. El resto de días en los que España ha logrado metales olímpicos se consiguieron una, dos o incluso tres. España ha ganado 71 medallas en 19 días de competición si sumamos los días en los que se han logrado tres o más metales. Esto supone el 42,01% del total de medallas olímpicas del equipo olímpico español.

Fotos: EFE, AFP, AP

Medallas olímpicas de países organizadores en sus Juegos y en los posteriores

Organizar unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier país del mundo. Todo el planeta está pendiente de ti durante dieciséis días de competición. Los cuatro años anteriores, son una cuenta atrás interminable hasta que se enciende el pebetero. Es importante la imagen que des al mundo a través de la televisión, pero también tienes que preparar a tus deportistas para que luchen por las máximas medallas posibles, para hacer un papel digno deportivamente hablando. Y no solo eso, también es vital invertir dinero, para que el esfuerzo de la organización de los Juegos no se quede únicamente en los cuatro años de la olimpiada. 

Múnich 1972

Desde 1972 se han celebrado doce Juegos Olímpicos. Han sido sede once países diferentes: cinco europeos, dos americanos, dos asiáticos, un oceánico y un sudamericano. Solo ha repetido Estados Unidos, en 1984 y en 1996.

Múnich (Alemania) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1972. En aquel momento Alemania estaba dividida en la RDA y la RFA. La suma de ambos (66 + 40) hizo que sobrepasaran la barrera de las cien medallas. Acabaron en el tercer y en el cuarto lugar del medallero, respectivamente. En Montreal 76 y en Moscú 80 (solo participó la RDA) aumentaron el número de medallas y se mantuvieron en los primeros lugares del medallero. Hasta Barcelona 92 no llegó el momento de la Alemania unificada. Las 82 medallas les situaron en la tercera posición.

Posteriormente han bajado en número de metales, con el mínimo de 41 en Pekín 2008, pero siempre situados en las seis primeras posiciones de la tabla. Se puede decir que la progresión de Alemania desde que fue sede en 1972 ha sido uniforme. Aunque si nos fijamos en las medallas conquistadas desde la unificación se ha pasado de 82 a 44. En cualquier caso, mantenerse en los primeros puestos del medallero, es muy complicado.

 

Montreal 1976

Montreal (Canadá) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1976. Canadá venía de ganar cinco medallas en los Juegos del 72. Siendo sede logró subir a 11. Eso sí, en ambos casos sin ningún oro. En Moscú 1980 formó parte del grupo de países del boicot. Parece que aquel «descanso» les vino genial. En Los Ángeles 1984 ascendió hasta el sexto lugar del medallero con 44 medallas, diez de oro, en el que ha sido el mayor éxito cosechado por este país en unos Juegos de verano. Y a partir de ahí todo volvió a la normalidad.

22 metales en Atlanta 96 han sido su segundo mejor resultado. Desde Barcelona 92 los canadienses se han mantenido cerca de las veinte medallas y lejos de los primeros puestos de la clasificación.

 

Moscú 1980

Moscú fue la sede de los Juegos Olímpicos de 1980. Hasta 1988 hay que hablar de la URSS como país. En 1992 participó como CEI (Equipo Unificado) y desde Atlanta 1996 como lo que es actualmente, Rusia. Los rusos siempre han ocupado los primeros puestos del medallero. En sus Juegos, se quedaron cerca de los dos centenares de medallas, gracias a la ausencia del otro gigante, de EEUU, que no participó.  Fue en Seúl 1988 cuando sobrepasaron a los americanos en 38 medallas y volvieron a ser primeros en la tabla.

En Barcelona 92 hubo casi un empate en número de metales (112-108) pero la CEI se hizo con 45 oros por 37 de EEUU. A partir de ese momento bajadas y subidas en el número de medallas, pero siempre ocupando los tres primeros puestos. En Londres 2012 bajaron al cuarto lugar, a pesar de aumentar en 9 el número de medallas ganadas en Pekín 2008.

 

Los Ángeles 1984 y Atlanta 1996

EEUU es el único país que ha repetido como sede olímpica desde 1972. Organizó los Juegos de Los Ángeles en 1984 y los de Atlanta de 1996. Siempre cerca o sobrepasando el centenar de medallas. Perenne en los primeros puestos del medallero. Casi siempre en el primer lugar. De los últimos seis Juegos ha sido primero en cinco, China es su gran rival actualmente. Le quitó el primer puesto en Pekín 2008. Su mejor actuación llegó en Los Ángeles con 173 medallas. Allí no estuvo la URSS.

 

Seúl 1988

Seúl (Corea del Sur) fue la ciudad que organizó los Juegos Olímpicos de 1988. A partir de ese momento Corea del Sur se ha mantenido en los primeros puestos del medallero. Una progresión espectacular tras haber organizado los Juegos. Corea ganó una medalla en 1972, seis en 1976 y no participó en Moscú 80. En Los Ángeles 84 sumó diecinueve, seis de oro. En Seúl acabó cuarto del medallero con 33 metales, doce de oro. Desde ese momento, siempre ha estado rondando las tres decenas de medallas. En Londres 2012 acabó quinto con veintiocho metales, trece de oro.

Barcelona 1992

El Plan ADO significó el gran empujón para el deporte español a partir de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Moscú 80, con varios países ausentes por el boicot, era el mayor éxito olímpico de España hasta ese momento. Se ganaron seis medallas, una de oro y se acabó en el puesto veinte. Las 22 medallas, 13 de oro , y el sexto lugar en el medallero en Barcelona, demostraron que la inversión había merecido la pena. Podemos decir que España tocó techo en aquel momento. 

Las veinte medallas de Atenas 2004 se acercaron a dos de las conquistadas en Barcelona. El impulso del deporte femenino hizo que en Londres 2012 se llegase a los diecisiete metales. En los Juegos de Río 2016 la delegación española volvió a alcanzar los 17 podios. Eso sí, se consiguieron siete oros, la segunda mejor cifra de campeones olímpicos españoles de la historia, cifra solo superada en Barcelona 92. En cualquier caso España necesita más inversión privada y recuperar la esencia del Plan ADO que casi tres décadas después, está estancada.

Sídney 2000

Sídney (Australia) fue la ciudad sede de los Juegos Olímpicos de 2000. El país organizador logró su mejor resultado de la historia con 58 medallas, 16 de oro y una excelente cuarta posición en la clasificación final. A partir de ese momento, Australia se ha mantenido en el top 10 del medallero. Aunque es cierto que cada vez con menos medallas. En Londres 2012 ganaron 23 menos que en 2000. 

 

Atenas 2004

Atenas (Grecia) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2004. Las 16 medallas conquistadas (6 de oro) por los griegos, supusieron su mayor éxito olímpico. A partir de ahí la ruina. Ruina económica para el país y ruina deportiva. En Pekín 2008 solo fueron capaces de ganar cuatro medallas y en Londres 2012 volvieron a la media habitual, antes del 2004, dos metales. Ni en 2008 ni en 2012 lograron medallas de oro. Progresión a la baja, que demuestra que no se hicieron bien las cosas en ningún ámbito. 

 

Pekín 2008

Pekín (China) organizó los Juegos de 2008. China es un gigante deportivo. Desde Barcelona 92 no ha hecho más que progresar hasta alcanzar el número uno del medallero en 2008. Con la cifra mágica de las 100 medallas, superó a EEUU y se situó por primera vez en la historia como el rival a batir. 51 medallas de oro, quince más que los americanos, les catapultaron. En Londres 2012 bajaron a 87 metales, 38 de oro. Pero en las próximas citas olímpicas, seguirá la lucha por ser la mayor potencia deportiva del mundo entre chinos y estadounidenses.

 

Londres 2012

Londres (Gran Bretaña) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Se trata del mejor ejemplo de como deben hacerse las cosas. Los británicos invirtieron 320 millones de euros en deporte en cuatro años y los resultados llegaron. Las 65 medallas conseguidas en Londres 2012 no fueron casualidad, los 29 oros y el tercer lugar en el medallero (primeros después de los gigantes chino y estadounidense) llegaron gracias al esfuerzo de sus deportistas y de una inversión espectacular. 

Todo comenzó en Atlanta 1996 donde solo pudieron ganar un oro.  A partir de ese momento se dieron cuenta de que necesitaban algo más. En Sidney 2000 invirtieron 95 millones de euros. Los resultados no se hicieron esperar. Se pasó de 15 a 28 medallas en cuatro años. Y de un oro ganado a once. En Atenas 2004 alcanzaron las 30 medallas (9 oros), en Pekín 2008 ganaron 47 medallas (19 oros).

Sin duda, la mejor progresión de todos los países en las últimas décadas. Uniendo deporte e inversión, pero antes de organizar los Juegos.  Fue una actuación fantástica la de los británicos en los Juegos de Londres 2012. La corroboraron cuatro años más tarde. En los Juegos de 2016, sumaron 67 metales, 27 oros. 

 

Río 2016

Río de Janeiro (Brasil) fue la ciudad organizadora de los Juegos de 2016. En Pekín 2008 y Londres 2012, los brasileños sumaron 17 medallas. La cifra no aumentó mucho como organizadores, alcanzaron 19 metales. Subieron un poco más, las cifras correspondientes a las medallas de oro. Pasaron de tres en las ediciones de 2008 y 2012 a siete, las mismas que logró España, en los de 2016. En el último cuarto de siglo, Brasil ha ganado siempre más de 10 medallas olímpicas en todos los Juegos en los que ha participado. 

 

Tokio 2020

Tokio (Japón) fue la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, celebrados en 2021 al ser aplazados por la pandemia del COVID 19. Como era esperado, Japón aumentó tanto en número de medallas como en oros. Diecisiete metales y quince oros más que en la edición anterior. Brasil también aumentó su botín de medallas e igualó el número de oros. Hay que destacar también las subidas de Australia y China, tanto en total como en la clasificación de campeones olímpicos.

 

 

La duración de las medallas olímpicas: Mireia Belmonte

Lleva desde que era pequeña metida en una piscina. Se hace imposible contar los miles de kilómetros que ha nadado. Lo que sí sabemos es que Mireia Belmonte García (Badalona, Barcelona, 10 de noviembre de 1990) es la mejor nadadora española de la historia. Años de preparación, horas en el gimnasio y en el agua. Sacrificio, esfuerzo, perseverancia y muy pocas vacaciones al año desde que se convirtió en deportista de élite. Todo eso se traduce en una colección inmensa de medallas, triunfos que recordaremos siempre. Medallas olímpicas que ya forman parte de la historia de la natación y del deporte español.

Una de las nadadoras más completas de la historia

Hablar de Mireia Belmonte es hacerlo de una de las nadadoras más completas de todos los tiempos. Pocas pueden firmar un curriculum olímpico como el de la catalana. Mireia ha subido al podio en tres estilos diferentes. Si repasamos el palmarés de los Juegos vemos que solo dos nadadoras más consiguieron lo mismo. La alemana oriental Kristtin Otto en Seúl 1988 y la irlandesa Michelle Smith en Atlanta 1996. Otto fue campeona olímpica en 50 y 100 metros libre, 100 espalda y 100 mariposa. Smith fue oro en 400 libre, 200 y 400 metros estilos y ganó el bronce en los 200 metros mariposa.

¿Qué ocurre con Otto y Smith?

Que sus metales quedan en duda por el dopaje. Otto nunca admitió haberse dopado como hicieron compañeras suyas de la RDA. Smith sí fue pillada. Ambas iban bien preparadas con sustancias prohibidas.
Mireia Belmonte ha ganado cuatro medallas olímpicas tras haber participado en tres ediciones de los Juegos. Comenzó en Pekín 2008, donde no pudo ser finalista en ninguna prueba. Pero todo cambió en Londres 2012. En la capital inglesa nadó tres finales y ganó dos medallas de plata. En Río 2016 también nadó tres finales y ganó un oro y un bronce. La versatilidad de Belmonte la hace única. Se ha colgado un oro y una plata olímpicas en 200 metros mariposa, una plata en 800 metros libre y un bronce en 400 metros estilos. Ya ha quedado comprobado que subir al podio en tres estilos distintos es algo muy complicado.

¿Cuánto han durado las medallas olímpicas de Mireia Belmonte?

Si sumamos los cuatro metales conseguidos suman poco más de diecisiete minutos. Años de preparación para alcanzar la gloria y ha tenido que dedicar menos de veinte minutos en intentar ser la mejor.
Las cuatro medallas de Mireia han llegado en pruebas “largas”. La primera llegó el 1 de agosto de 2012 en los 200 metros mariposa. Se quedó muy cerca del oro. Ganó la plata con un tiempo de 2 minutos 5 segundos y 25 centésimas. Dos días después volvió a quedar en segunda posición en los 800 metros libre. La medalla olímpica en la que Belmonte ha invertido más tiempo. Ganó la plata en 8 minutos 18 segundos y 76 centésimas.

Dos medallas en Río

En los Juegos de Río celebrados en 2016 también ganó dos medallas. La primera llegó el 7 de agosto en una de las pruebas más exigentes de la natación: los 400 metros estilos. Cien metros nadando cada uno de los estilos. Mireia fue tercera en el tramo de mariposa. Sexta en la espalda, el estilo que más le ha costado siempre. Quinta en el tramo de braza y la más rápida en el crol donde se defiende a las mil maravillas. El tramo de estilo libre le valió para ganar la medalla de bronce remontando más de un segundo en el último largo. El tiempo invertido por Mireia fue de 4 minutos 32 segundos y 39 centésimas.

El sueño de una noche de verano

La medalla más importante de las cuatro llegó el 10 de agosto de 2016. Mireia Belmonte hizo historia al convertirse en la primera nadadora española en ser campeona olímpica. La final de los 200 metros mariposa ya forma parte de los mejores momentos olímpicos del deporte español. El sueño de la mejor nadadora de nuestro país se hacía realidad en un tiempo de 2 minutos 4 segundos y 85 centésimas. Solo tres centésimas mejor que la australiana Madeline Groves que dominó la prueba en sus primeros ciento cincuenta metros. La española ocupó plaza de podio desde el inicio. Fue segunda y alcanzó el primer lugar a cincuenta metros del final.
Mireia buscará en los Juegos de Tokio la quinta medalla olímpica. De conseguirla igualará al piragüista David Cal, que tiene el récord español con un oro y cuatro platas. De lograr un oro, superaría al gallego. Con la vigente campeona olímpica de 200 metros mariposa todo puede ocurrir.

Duelos olímpicos para la historia: el 4×100 libre de Estados Unidos y Francia

Los Juegos Olímpicos nos deparan siempre imágenes memorables, finales históricas y duelos que no olvidaremos jamás. De Pekín 2008 a Río 2016, el 4×100 metros libre masculino de natación, solo tuvo a dos países como campeones y subcampeones olímpicos. Estados Unidos y Francia se repartieron los oros y las platas. Dos oros y una plata para los americanos y un oro y dos platas para los franceses.

En las tres finales celebradas en Pekín, Londres y Río, solo repitieron dos hombres: Michael Phelps y Fabien Gilot de Francia. Phelps nunca ganó una medalla importante en los 100 metros libre. Ni en Juegos Olímpicos, ni en Mundiales. El mejor nadador de todos los tiempos colaboró para que los estadounidenses ganaran tres medallas olímpicas en el relevo. Y si lo miramos desde el otro lado, gracias a sus compatriotas, Phelps pudo alcanzar también el estratosférico récord de veintiocho medallas en los Juegos.

Se llegó a los Juegos de Pekín 2008 con el récord mundial y olímpico, conseguido por el cuarteto sudafricano en Atenas 2004. La marca era de 3 minutos 13 segundos y 17 centésimas. En la semifinal de Pekín 2008, un día antes de la final, Estados Unidos dejó el récord en 3:12.23. 

Una final épica

El 11 de agosto de 2008 se celebró una final para la historia. Estaba en juego el récord de medallas de Mark Spitz. Si Estados Unidos no ganaba el oro, Phelps no podría superar ya las siete medallas de oro de Spitz en Múnich 1972. La prueba tuvo de todo y todo fue bueno. De principio a fin podemos estar hablando de una de las más grandes finales de natación de todos los tiempos. 

Por Estados Unidos comparecen Michael Phelps, Garrett Weber-Gale, Cullen Jones y Jason Lezak. Por Francia, Alain Bernard, Frederik Bousquet, Fabien Gilot y Amaury Leveaux. Phelps y Leveaux son los primeros en lanzarse a la piscina. Todos los ojos están puestos en el americano. Si el cuarteto estadounidense gana, sumará su segundo oro en Pekín, y podrá seguir optando al récord de medallas en unos Juegos Olímpicos. 

Récords por doquier

La primera posta da a entender que estamos ante una final histórica, inolvidable. El australiano Eamon Sullivan cubre sus cien metros en 47.24, récord del mundo de 100 metros libre. En las imágenes se puede ver como siete de los ocho nadadores acaban el primer relevo, por debajo del récord que poseía el francés Alain Bernard. Phelps hizo un gran relevo 47.51, nuevo récord estadounidense y tercera mejor marca de todos los tiempos. 

Igualdad en la segundo relevo y varios hombres que siguen muy por debajo del récord mundial. Los franceses van por la calle 5. Bousquet se coloca en primer lugar y realiza el segundo relevo más rápido del 4×100 libre, 46.63. A falta de 150 metros para el final, Francia es primera, Estados Unidos segunda a 0.29 y Australia ocupa el tercer lugar a 0.63. 

La ventaja se amplía antes del último relevo. Francia va directa hacia el oro con 0.59 de ventaja sobre Estados Unidos. Australia queda ya a 1.07. Peligra el récord para Phelps. Se lanzan a la piscina, Alain Bernard y Jason Lezak. El francés aventaja al americano, tras el último viraje, en 0.82. El oro y la plata parece que tienen dueño. Los australianos ya solo pueden ser bronce. Pasan a casi dos segundos de los franceses. 

Los últimos cincuenta metros son una auténtica barbaridad. Bernard tiene que defender el oro. Lezak se aproxima cada vez más. A cinco metros para el final, el estadounidense iguala al francés y con una última brazada colosal, logra la medalla de oro para Estados Unidos. Fue una proeza increíble, sensacional. Un final épico que le dio el oro a los estadounidenses y que permitió a Michael Phelps seguir su camino hacia los ocho oros en unos mismos Juegos. 

La remontada increíble de Lezak

La euforia y los gritos del cuarteto americano también forman parte de la historia de la natación. Lo vieron perdido. Pero Lezak reaccionó espectacularmente para conseguir ser primeros. Su relevo fue el más rápido de la historia, 46 segundos y seis centésimas. El Cubo de Agua de Pekín acogió una carrera para guardar en el libro de oro del olimpismo. 

Cinco países batieron el récord mundial y olímpico. Estados Unidos ganó el oro con 3:08.24. Francia se colgó la plata con 3:08.32 y Australia el bronce con 3:09.91. Italia acabó en cuarto lugar con 3:11.48 y Suecia fue quinta con 3:11.92. Los ocho finalistas del 4×100 metros libres batieron la marca conseguida por Sudáfrica en Atenas 2004, 3:13.17. Los sudafricanos acabaron séptimos en Pekín con 3:12.66. 

Revancha en Londres

El 29 de julio de 2012 se celebró la final del 4×100 libre de los Juegos de Londres. Estados Unidos buscaba revalidar el título conquistado en Pekín cuatro años antes. Francia la revancha. Ocurrió lo segundo. El deporte te da la oportunidad de volverlo a intentar. De luchar por tu objetivo una y otra vez. En el caso de los Juegos Olímpicos, cada cuatro años. 

Michael Phelps, Cullen Jones y Ryan Lochte repitieron en el cuarteto americano. Se unió Nathan Adrian. Solo faltaba Jason Lezak, el héroe que remontó para ganar en Pekín. El cuarteto francés estuvo formado por Amaury Leveaux y Fabien Gilot, ambos plata en Pekín, Clement Lefert y Yannick Agnel

Estados Unidos nada en la calle 5 y Francia por la calle 6. Los primeros en tirarse a la piscina fueron Adrian y Leveaux. El francés también había sido el primer relevista en 2008. Al paso por los primeros cien metros, Estados Unidos le saca a Australia 0.14. Los franceses son terceros a 0.24. Todo está por decidir. 

Michael Phelps se lanza en segundo lugar. Nada al lado de Fabien Gilot. El relevo del multimedallista es fantástico. Phelps aumenta la ventaja y entrega la posta a Jones con 0.76 sobre los franceses. Australia sigue teniendo opciones, son terceros a 0.82. Lefert es el tercer relevista francés. 

Agnel supera a Lochte

Los últimos cien metros comienzan con ventaja estadounidense. 0.55 sobre Francia y 0.90 sobre Australia. Los últimos relevistas son Ryan Lochte y Yannick Agnel. Tras el último viraje la ventaja de Lochte es de tan solo treinta centésimas. El francés está cada vez más cerca. Los últimos metros de la final de Londres recuerdan a la de Pekín, pero esta vez son los americanos los que defienden el primer puesto. 

Agnel alcanza a Lochte a diez metros del final y le pasa como si fuera un avión. Esta vez no hubo que esperar a la última brazada para saber el vencedor. Agnel confirma la revancha con un parcial magnífico de 46.74. Lochte no lo hizo mal, pero un segundo más lento que el francés 47.74. Esta vez es Francia la reina de la velocidad. Las marcas no superan a las de Pekín, pero se cuelgan un oro histórico. Los que gritan de alegría esta vez son los franceses que ganan con un tiempo de 3:09.93. Estados Unidos es plata con 3:10.38. Rusia se cuelga la medalla de bronce con 3:11.41.

 

ESPECTACULAR REPORTAJE DEL DIARIO L´EQUIPE  (clic)

Estados Unidos vuelve a dominar

Los Juegos de Río 2016 significaron el adiós definitivo de Michael Phelps. Dieciséis años después de su debut en Sidney 2000, ponía punto y final a una carrera inmejorable. El 7 de agosto de 2016 se disputó la final del 4×100 libre. El equipo americano llegaba deseoso de revancha tras el resultado de Londres 2012. Allí los franceses vengaron la derrota de Pekín 2008. El tercer duelo franco estadounidense, de nuevo con Phelps como protagonista.

Phelps y Adrian repitieron en el cuarteto americano. Se unieron Caeleb Dressel y Ryan Held. Por parte de los franceses, Mehdy Metella, Florent Manaudou, Jéremy Stravius y repite Fabien Gilot. El reloj marca las 23:53:09 (hora de Río de Janeiro) cuando da comienzo la final. Phelps nada de nuevo en segundo lugar. Dressel y Metella son los primeros relevistas del equipo estadounidense y francés respectivamente. 

La final comienza igualadísima. Los primeros cien metros son para los franceses con dos centésimas de ventaja sobre Estados Unidos. En tercer lugar se colocan los anfitriones brasileños a cuatro centésimas. El relevo de Michael Phelps (47.12) fue decisivo. Al paso por la mitad de la prueba, Estados Unidos aventaja a Australia en 1.04 y a Canadá en 1.05. 

El llanto de Phelps

Nathan Adrian confirmó la victoria estadounidense en el último relevo. Esta final no fue tan emocionante como la de los dos Juegos Olímpicos anteriores, pero sí provocó las lágrimas del mejor nadador de siempre en el podio. Phelps ganaba así su vigésimo tercera medallas olímpica de las veintiocho que ganó finalmente. Era la decimonovena de oro, le quedaban otras cuatro. “En Pekín 2008 ganamos una gran carrera. Esta la hemos planeado en nuestras habitaciones en los últimos días. Era mi último 4×100 libre y es realmente genial haberlo ganado” dijo emocionado. 

Estados Unidos se colgó el oro con un tiempo de 3:09.92. Francia acabó en segundo lugar con 3:10.53. Australia regresó al podio con 3:11.37. Rusia, que había sido tercera en Londres, se quedó a un puesto de las medallas. 

Una prueba. Tres Juegos Olímpicos. Dos victorias para Estados Unidos y una para Francia. Un protagonista único e irrepetible: Michael Phelps. Natación de muchos kilates. Emoción, esfuerzo, perseverancia. Ingredientes que solo da el deporte. Momentos olímpicos para la eternidad.

Fotos: diario L´EQUIPE , GETTY , AFP Y AP