Siempre de Pau

Durante el final de mi infancia y parte de mi adolescencia, siempre fui de los Chicago Bulls. Es lo que tiene haber nacido en 1982 y tener a Michael Jordan como referencia. En 2001 todo cambió, aunque nunca «dejé» a Jordan hasta su retirada, me hice seguidor de Pau Gasol Sáez (Barcelona, 6 de julio de 1980). Digamos que fue un amor compartido. La carrera de Pau ha sido maravillosa. Desde aquel oro júnior con la selección española que lo cambió todo para siempre en aquel verano del 99. Líder de una generación irrepetible de jugadores de baloncesto. 

Los llamaron la ÑBA y después se convirtieron en La Familia . Gasol siempre estuvo ahí. Dando ejemplo dentro y fuera de la cancha. Comenzó y terminó su carrera en el Barcelona. Cuesta hablar en pasado sobre él. Se acaba una era de más de dos décadas de disfrute. Llegó muy joven a los Memphis Grizzlies. Fue el segundo jugador español en la NBA tras Fernando Martín.

Primera parada en la NBA

Jugó siete temporadas seguidas en los Grizzlies mejorando año tras año sus estadísticas y porcentajes. Me hice de los Grizzlies. Siempre de Pau. En 2002 fue nombrado mejor rookie del año. En 2006 se convirtió en el primer español en jugar un All Star Game. El promedio de puntos en Memphis siempre superó los 17 por partido y el promedio de rebotes siempre estuvo por encima de los 7 por encuentro. En la temporada 2006-2007 tuvo un promedio de 20.8 puntos y de 9.8 rebotes. 

En febrero de 2008, siete años después de llegar a la NBA, fue traspasado a Los Ángeles Lakers. Me hice de los Lakers. Siempre de Pau. De 2008 a 2010 ayudó al equipo californiano a llegar a la final, ganando dos de ellas en 2009 y 2010. También fue el primer español en ganar un anillo de la NBA y por supuesto el primero en ganar dos. En los Lakers se hizo amigo de uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia, Kobe Bryant. Formaron una dupla sensacional. Bryant llegó a decir que Pau fue uno de los tres jugadores con los que más disfrutó jugando en su carrera. 

Sus promedios de puntos en los Lakers siempre estuvieron cercanos a los 18/19 puntos por partido y en cuanto a los rebotes, su mejor porcentaje llegó en uno de los anillos, 11.2 por encuentro en la temporada 2009-2010. 

Siempre de Pau

Tras su paso por los Lakers volví a hacerme de los Bulls. Siempre de Pau. Firmó por el equipo de Chicago en 2014 y jugó dos temporadas. En la primera de ellas jugó los play offs llegando hasta las semifinales de la Conferencia Este. En la 2014-2015 tuvo un promedio de 18.5 puntos y 11.8 rebotes por partido. Sus porcentajes bajaron un poco en la segunda y última temporada en Chicago. 

En 2016 firmó por los San Antonio Spurs donde jugó tres temporadas. Me hice de los Spurs. Siempre de Pau. Jugó menos minutos y los porcentajes bajaron. La edad y las lesiones no perdonan. 

Su último equipo en la NBA fueron los Bucks de Milwaukee. Me hice de los Bucks. Siempre de Pau. Solo pudo jugar tres partidos debido a una lesión en su pie izquierdo. 

Regresó al Barcelona en la temporada 2020-2021, previa a los Juegos de Tokio. No me hice del Barça, pero siempre fui de Pau. Fue el último escalón de una carrera llena de éxitos. 

Pau Gasol jugó 1.362 partidos en la NBA. Participó en seis ediciones del All Star Game (una estando en los Grizzlies, tres estando en los Lakers y dos estando en los Bulls). Anotó 22.992 puntos, capturó 12.551 rebotes , dio 4.363 asistencias y puso 2.174 tapones. 

Emblema de la selección española de baloncesto

Con la selección española sus números son impresionantes también. Siete participaciones en Europeos con un balance espectacular de tres oros, dos platas y dos bronces. Tres mundiales disputados, un oro y dos quintos puestos. Cinco Juegos Olímpicos con unos resultados magníficos: dos platas, un bronce, un sexto y un séptimo puesto. 

El último partido oficial de Pau Gasol fue con la selección española en los Juegos de Tokio. El rival, Estados Unidos. Derrota por 14 puntos en la búsqueda de la semifinal olímpica. 216 partidos jugó Pau con España. Además de ganarlo todo, anotó 3.656 puntos, capturó 1.476 rebotes y repartió 349 asistencias. 

Números siderales que ya forman parte de la historia del baloncesto y del deporte español. Si tuviéramos que destacar uno de sus muchos partidos jugados con la selección española. además de las medallas olímpicas, hay que quedarse, sin duda, con el memorable partido del Eurobasket 2015 contra Francia en territorio francés. El jueves 17 de septiembre de 2015, Pau Gasol, llevó a a la final europea y clasificó a España para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Los números fueron impresionantes: 40 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 16/18 en tiros libres, 12/19 en tiros de 2, 52 de valoración, en 36 minutos jugados. España ganó a Francia 80 a 75 en Lille. La mitad de los puntos los anotó Pau. Una exhibición inolvidable.

Pau Gasol es, sin duda, el mejor jugador español de baloncesto de todos los tiempos. Embajador de UNICEF, comprometido con la igualdad en el deporte y con una Fundación que lleva su nombre, es y siempre será un referente del deporte español. Por eso siempre seré/seremos de Pau. Gracias por todo lo que nos has dado y lo que queda por llegar. Mucha suerte, Pau. 

 

Portadas dedicadas a Pau Gasol

15 oros mundiales que nunca olvidaremos

España es una potencia europea y mundial a nivel deportivo. De eso no hay ninguna duda. Lo que también está claro es que, ganar un oro mundial, está al alcance de muy pocos deportistas. Pocas disciplinas quedan en las que no haya, al menos un español, que se haya proclamado campeón del mundo. Este es un pequeño repaso a quince días históricos. Son quince oros mundiales de españoles que nunca olvidaremos. Todos ellos contaron con su portada del diario Marca correspondiente. Oros mundiales en atletismo, natación, bádminton, motociclismo, waterpolo, baloncesto, patinaje, automovilismo… Grandes estrellas con nombres y apellidos españoles que forman parte de la historia del deporte internacional.

18 de octubre de 1990. Carlos Sainz gana por primera vez el Mundial de rallyes. Dos años después volvería a lograrlo. Acompañado de Luis Moya y conduciendo un Toyota Celica.

10 de agosto de 1997. Abel Antón gana el oro en maratón en el Mundial de atletismo celebrado en Atenas. Martín Fiz, campeón mundial dos años atrás, se cuelga la medalla de plata. Antón revalidó el título en Sevilla 1999. Como Carlos Sainz es bicampeón del mundo.

14 de marzo de 2003. Solo él, Manolo Martínez, ha sido capaz de ganar un oro en un Mundial de atletismo bajo techo. 21 metros y 24 centímetros le valieron al leonés para ser campeón. Un centímetro más que el subcampeón y a tres de batir su propio récord nacional.

MÍTICO FREIRE

3 de octubre de 2004. El ciclista cántabro, Óscar Freire, gana su tercer Mundial de ciclismo en ruta. Igualaba así a toda una leyenda como Eddy Merckx. Lo logró en Verona (Italia), el mismo lugar donde se colgó su primer oro en 1999.

6 de febrero de 2005. La selección masculina de balonmano hace historia al ganar la medalla de oro en el Mundial de Túnez. Ganaron y marcaron 40 goles a un rival muy fuerte como la selección croata. Ocho años después llegaría el segundo oro para España en un Campeonato del Mundo.

25 de septiembre de 2005. Brasil. Otra barrera rota para el deporte español. Fernando Alonso se proclama por primera vez campeón del mundo de Fórmula 1 a los veinticuatro años. El piloto más joven en conseguirlo. Un año después repetiría en el primer puesto del cajón.

3 de septiembre de 2006. Una generación irrepetible de jugadores gana el primer Mundial de baloncesto para España en Japón. Arrasando a Grecia y logrando un hito que parecía que jamás se iba a conseguir. En 2019 llegó el segundo Mundial, también en Asia, China.

2 de agosto de 2013. La selección femenina de waterpolo, las «Guerreras del Agua», gana el oro en el Mundial celebrado en Barcelona tras vencer a Australia en el partido decisivo. Un oro histórico en casa.

10 de noviembre de 2013. Marc Márquez gana su primer Mundial de Moto GP al acabar tercero en el circuito de Cheste. Se convertía así en el campeón más joven de la categoría reina del motociclismo. Después han llegado cinco títulos más en Moto GP. El piloto catalán suma ocho mundiales en tres cilindradas.

PIONERO FERNÁNDEZ

28 de marzo de 2015. Javier Fernández se convierte en campeón del mundo de patinaje artístico en Shanghai (China). La victoria fue ajustada, pero logro un hito para el deporte español. ¿Irrepetible? Un año después en Boston logró hacerlo todavía mejor.

27 de julio de 2017. Mireia Belmonte logra el oro que le faltaba en Budapest (Hungría). En los 200 metros mariposa, la misma prueba en la que un año antes ganó el oro olímpico en la piscina de Río. Pocas veces en su historia el diario Marca ha cambiado su mancheta por el nombre de un deportista. La ocasión lo merecía.

5 de agosto de 2018. Carolina Marín gana su tercer Mundial de bádminton en Nanjing (China). La primera mujer en conseguirlo. A la tercera ocupa más espacio en la portada de Marca que en los dos mundiales anteriores. Se acaban las palabras para definir lo logrado por la jugadora onubense.

30 de septiembre de 2018. Después de varias medallas de plata y de bronce, Alejandro Valverde, lograba el oro mundial a los 38 años. Por fin llegaba la medalla que Valverde y todos los aficionados al ciclismo esperábamos.

24 de noviembre de 2019. España gana su sexta Copa Davis en Madrid. Se estrenaba formato, pero Nadal, Bautista, Carreño, López y Granollers se impusieron al equipo canadiense en la gran final.

11 de febrero de 2021. Lucas Eguibar se convierte en el primer español campeón mundial de snowboard en la modalidad de snowboard cross. La última barrera echada abajo en el deporte español.

El día que Nadal, Hamilton y los Lakers unieron sus destinos para siempre


A medida que pasa el tiempo lo tengo más claro, el deporte es maravilloso. Llegará un día que echaremos la vista atrás, buscaremos qué ocurrió el 11 de octubre de 2020 y encontraremos una coincidencia brutal. Rafa Nadal, Lewis Hamilton y los Lakers unieron sus destinos para siempre. Con unas pocas horas de diferencia, el tenista, el piloto de Fórmula 1 y el equipo de baloncesto, igualaron tres registros que hace unos años parecían inalcanzables. Los números 20, 91 y 17, que a priori no tienen nada que ver, ahora aparecen unidos en la historia del deporte internacional.


Lewis Hamilton alcanzó en el circuito de Nürburgring la victoria 91 en un gran premio de Fórmula 1, igualando el registro récord que había dejado el alemán Michael Schumacher. El siete veces campeón del mundo logró su última victoria, a los mandos de un Ferrari, el 1 de octubre de 2006 en el Gran Premio de China. Ocurrió días antes de que el español Fernando Alonso se convirtiera en bicampeón mundial. Aquel día del récord fue segundo conduciendo su Renault. Su compañero de equipo, Giancarlo Fisichella, acabó en tercera posición.
Hamilton comenzó a ganar grandes premios de Fórmula 1 un año después de que Schumacher ganase su última carrera. En 2007 se impuso en cuatro carreras. En 2008 ganó su primer Mundial. Está a uno de ser heptacampeón como Schumacher. Todo apunta a que lo logrará en las próximas semanas. Desde 2014 ha ganado todos los Mundiales disputados salvo el de 2016. A partir de ahora solo queda esperar cuándo ganará su Gran Premio número 92 y establecerá un nuevo récord en solitario.

¿Qué significado tiene el número 91?

Es independiente y humanitario. Entiende las situaciones y es compasivo, paciente y tolerante. Encuentra satisfacción en estar solo, explorando nuevas formas de hacer las cosas o progresando hacia sus propias metas.


El 28 de enero de 2018 Roger Federer ganó su vigésimo Grand Slam de tenis. Venció en la final del Open de Australia al croata Marin Cilic en cinco sets: 6-2, 6-7, 6-3, 3-6 y 6-1. En ese momento Rafa Nadal sumaba 16 grandes títulos. Siempre lejos de los registros de Federer. Pero a partir de ahí llegaron otros dos títulos en Roland Garros y uno en el US Open. Hasta el 11 de octubre de 2020. El tenista español ha ganado en tres sets a Novak Djokovic (6-0, 6-2 y 7-5) y ha sumado su decimotercero Roland Garros y ha igualado al suizo cinco años mayor que él a 20 títulos sumando el torneo parísino, los cuatro US Open, dos Wimbledon y un Open de Australia. La lógica y los años indican que Nadal está en condiciones de superar los 20 Grand Slams y de colocarse como el jugador con más majors de todos los tiempos. El tiempo dirá si es así. La primera oportunidad llegará en el Open de Australia 2021. Ya le va tocando a Nadal volver a ganar en Melbourne. Allí ganó en 2009 y ha sido finalista en cuatro ocasiones.

¿Qué significado tiene el número 20?

En la numerología la carta con el número 20 representa para muchos momento de cambio y renovación. A este número se le asocia con palabras como fe, renovación y verdad. El destino nos está diciendo que ha llegado la hora de descubrir nuevos rumbos.


Durante la década de 1980 la NBA vivió un duelo espectacular entre los Lakers y los Celtics. El equipo californiano ganó cinco anillos. Los de Boston se impusieron en tres. Son los dos equipos que más títulos han ganado a lo largo de la historia de la mejor competición de baloncesto del mundo. Los Celtics ganaron su último título en 2008 tras acumular 22 años sin hacerlo. Lo consiguieron tras imponerse a los Lakers por 4 a 2 en la final. Era 17 de junio de 2008 y los Boston Celtics colocaban el 17 en su casillero de títulos.
Justo dos años después, el 17 de junio de 2010, los Lakers se tomaron la revancha y ganaron 4 a 3 a los Celtics. Revalidando así el título del año anterior y situando en 16 sus títulos conquistados. La espera para igualar al equipo de Boston ha durado una década. Liderados por un gigante llamado LeBron James (cuatro anillos con tres equipos diferentes) los Lakers han igualado los 17 anillos tras imponerse en la final por 4 a 2 a los Miami Heat.

¿Qué significado tiene el número 17?

Es señal de aprendizaje y conocimiento para guiarnos hasta nuestro destino final. Según la numerología, la presencia del número 17, es una señal de esperanza, estabilidad y buena fortuna.
Michael Schumacher, Lewis Hamilton, Rafa Nadal, Roger Federer, los Celtics, los Lakers, historia del deporte mundial, nombres de oro y para la eternidad.

Fotos: Getty

Mis fotos deportivas preferidas: Jordan contra Utah Jazz y el sexto anillo de los Bulls

FERNANDO MEDINA/GETTY IMAGES

14 de junio de 1998. Delta Center de Salt Lake City. Cancha de los Utah Jazz. Michael Jeffrey Jordan (Nueva York, 17 de febrero de 1963) se dispone a anotar una de las canastas más importantes de su excelsa carrera deportiva. Se disputa el sexto partido de la final de la NBA entre los Chicago Bulls y los Utah Jazz. Faltan unos segundos para que suene la bocina. Si gana el equipo local habrá séptimo y último encuentro. Si gana el equipo de Jordan celebrarán su sexto título. Antes de llegar a la preciosa imagen de Fernando Medina se producen varias jugadas que hay que destacar. 

A falta de cuarenta y un segundos y nueve décimas, Utah Jazz gana de tres, 86 a 83. Jordan anota y coloca a uno a los Bulls a falta de treinta y siete segundos. El resultado es 86 a 85. La posesión es para los de Utah. A veinte segundos, Jordan le roba el balón a Karl Malone y coloca a los de Chicago en una situación inmejorable. Si anotan en la siguiente posesión habrán ganado el partido y el anillo. Jordan controla el balón hasta que decide lanzar a canasta. Si encesta, los Bulls son campeones. 

El cronómetro marca 06.6

En ese instante en el que Michael Jordan se eleva faltan 6 segundos y 6 décimas. Lo podemos ver en la foto. El balón está en el aire. Y se aproxima a la canasta. Por la trayectoria parece que va a entrar. Aunque puede ocurrir lo contrario. Que dé en el aro o el tablero o que ni siquiera llegue a su destino. Tratándose del mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, la última opción es la más difícil. 

En la imagen aparecen los cinco jugadores de los Jazz y tres compañeros de Jordan, Steve Kerr, Dennis Rodman y Toni Kukoc. Karl Malone mira el balón. John Stockton que aparece de lado, vigila a Kerr ante un posible rechace. 

Una imagen histórica

Es una foto histórica. De las mejores que hemos visto en el deporte. Además de los jugadores podemos ver a un montón de espectadores que asisten expectantes al tiro de Michael Jordan. Muchos están de pie. Otros sentados. Algunos aparecen con la boca abierta. Otros asustados. Alguno se echa las manos a la cabeza. Otros a la boca. Pocos lo celebran antes del desenlace. La mayoría son aficionados de los Jazz. Cientos. Miles de personas en el Delta Center y en todo el mundo esperan que el balón dejé de volar, que baje y sepamos qué ocurre finalmente. Bryon Russell mira a canasta. Unos segundos antes, Jordan le ha hecho una finta antológica y le ha dejado sin poder reaccionar. 

Michael Jordan anota y pone en ventaja a los Bulls, 87 a 86, solo faltan 5.2 segundos. Tiempo muerto. La última posesión es para el equipo local. John Stockton lanza un triple a falta de dos segundos. El balón da en el aro. Los Bulls son campeones por tercer año consecutivo. Por sexta vez. Michael Jordan acaba de hacer su último tiro con los Bulls. Y lo más importante de todo, se va con seis anillos ganados y dándole la victoria a su equipoThe Last Dance

 

La mejor foto deportiva de 2019

Lunes 13 de mayo de 2019. Se enfrentan en las semifinales de la Conferencia Este de la NBA, los Toronto Raptors y los Philadelphia 76ers. La eliminatoria está empatada a tres. Quien gane ese partido se convertirá en finalista de Conferencia. El partido transcurre igualado hasta el final. Es entonces cuando se produce la imagen del año 2019. La mejor foto deportiva. Faltan cuatro segundos y dos décimas para el final. Marc Gasol, que ha llegado hace unos meses a los Raptors, saca de banda. Empate a noventa en el marcador. La última posesión es para el equipo local. El Scotiabank Arena, lleno a rebosar, asiste a un momento histórico. 

Gasol pone el balón en juego. Se lo pasa a Kawhi Leonard que lo bota en cuatro ocasiones y se dirige a la esquina para lanzar de dos a canasta.Cuando se eleva, quedan apenas ocho décimas para que suene la bocina. Si no encesta, habrá que ir a la prórroga. Si anota, los Raptors estarán a un paso de alcanzar la final de finales de la NBA.   

 

El cronómetro se pone a cero. El tiempo se ha terminado pero el balón sigue en el aire. Hay que esperar a que baje, para saber el desenlace del partido y de la eliminatoria. El balón bota en la parte exterior del aro. No una, ni dos, ni tres. Cuatro veces hasta que con un suspense de película entra en la red y convierte en finalistas del Este a los Raptors de Toronto. Leonard espera en cuclillas esas décimas interminables. Todo el mundo asiste expectante. 

Después llegan la euforia, los abrazos y las felicitaciones. Los Toronto Raptors ganan 92 a 90 con Kawhi Leonard como héroe. Un final histórico en el camino al título definitivo del equipo canadiense unas semanas más tarde. 

 

Imágenes de #Vamos

 

 

 

Fotos: Getty, twitter @NBA

 

Imágenes míticas de la historia del deporte: el Dream Team de la NBA

La portada de la revista Sports Illustrated del 18 de febrero de 1991 cambió la historia del baloncesto para siempre. Aquel día nació el Dream Team: el mejor equipo de la historia en cualquier deporte. La fotografía la hizo Theo Westenberger, fotógrafa ya fallecida, que acompañó a Jack McCallum en aquel reportaje mítico de cinco páginas. McCallum cuyo libro “Dream Team” es una delicia, lo tituló “Lords of the rings”, los señores de los anillos.

Los protagonistas de la imagen son Charles Barkley, Patrick Ewing, Karl Malone, Magic Johnson y Michael Jordan. Cinco enormes jugadores de la NBA, tanto por su altura como por su juego. Cinco integrantes de un equipo que maravillaría año y medio después, en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

El Congreso Mundial de la FIBA de 1989 permitió que los profesionales participaran en los Juegos Olímpicos

El 7 de abril de 1989 el Congreso Mundial de la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) celebrado en Múnich, decidió permitir en todas las competiciones oficiales, incluidos Juegos Olímpicos, a profesionales, incluidos los jugadores de la NBA. Los de Barcelona 92 serían los primeros en beneficiarse de tal medida. «Con este acuerdo hemos entrado en el siglo XXI», declaró el secretario general de la FIBA, el yugoslavo Borislav Stankovic, “queremos a los mejores en nuestras competiciones”. Al principio hubo dudas en la NBA, pero la portada de Sports Illustrated hizo que las opiniones cambiasen. También ayudó el interés de varios patrocinadores como Coca-Cola o McDonald´s.

En septiembre de 1991 fue elegido el equipo que dejaría con la boca abierta al mundo entero: Magic Johnson, Chris Mullin, Charles Barkley, John Stockton, Karl Malone, Michael Jordan, Larry Bird, Patrick Ewing, David Robinson, Clyde Drexler y Scottie Pippen fueron los once jugadores elegidos, a los que se sumó un representante del baloncesto universitario americano, Christian Laettner. Chuck Daly fue el hombre escogido como seleccionador.

El 28 de junio de 1992 se produjo el debut internacional del Dream Team

El 28 de junio de 1992, a un mes vista de los Juegos Olímpicos de Barcelona, se produjo el debut internacional del equipo de ensueño. Se trataba de un torneo clasificatorio para los Juegos. Estados Unidos quedó encuadrado en el grupo A junto a Argentina, Canadá, Cuba y Panamá. El Dream Team arrasó a todos sus rivales. Seis victorias de seis posibles. El primer partido acabó con un resultado escandaloso: 136 a 57 contra Cuba. El 29 de junio llegó el turno de Canadá, que cayó derrotada por 105 a 61. Panamá perdió 112 a 52 y Argentina 128 a 87. En semifinales el equipo estadounidense derrotó a Puerto Rico por 81 a 119. En la gran final, el perdedor fue Venezuela con un resultado de 80 a 127.

Los partidos del Dream Team en Barcelona 92

Un día después de la inauguración de Barcelona 92, el 26 de julio, el Dream Team comenzó su maravilloso viaje olímpico. Estados Unidos venció a Angola por 116 a 48. El máximo anotador de aquel histórico partido fue Charles Barkley con 24 puntos.

Croacia fue el siguiente rival. 27 de julio de 1992. De nuevo paliza. 103 a 70. Michael Jordan anotó 21 puntos. Mientras que Barkley se quedó en los 20. En Croacia jugaba Drazen Petrovic que sumó 19.

Miércoles 29 de julio de 1992. Alemania es el tercer rival en el camino hacia el oro olímpico del Dream Team. Estados Unidos vence 111 a 68 con partidazo de Larry Bird. 19 puntos en 21 minutos. 7 de 11 en tiros de campo. Karl Malone anotó 18 puntos.

Todos los rivales cayeron por más de 30 puntos de diferencia

Brasil fue el cuarto rival de Estados Unidos. De nuevo un resultado final abultadísimo. 127 a 83. Charles Barkley sumó 30 puntos en un magnífico encuentro. Barkley lo anotó casi todo, 12 de 14 en tiros de campo, 5 de 7 tiros libres, 8 rebotes.

La selección española fue el quinto y último rival de Estados Unidos en la primera fase. El Dream Team ganó 122 a 81. El máximo anotador del partido fue Andrés Jiménez con 23 puntos. Charles Barkley anotó 20, siendo de nuevo el mejor del equipo americano.

Llegados los cuartos de final, solo quedaba saber quién alcanzaría el partido decisivo contra Estados Unidos. Puerto Rico cayó por 115 a 77. Y eso que el equipo de “Piculin” Ortíz se puso 13-0 por delante al comienzo. Chris Mullin anotó 21 puntos y el Dream Team se clasificó para semifinales.

Lituania fue el rival en la semifinal. Estados Unidos le endosó una tremenda paliza. 51 puntos de diferencia. La segunda más grande del torneo olímpico del Dream Team. 127 a 76. El equipo de otra galaxia tuvo como máximo anotador del encuentro a Michael Jordan con 21 puntos.

La final la jugaron los dos mejores equipos del torneo. Ya se habían enfrentado en la primera fase. La selección de Croacia fue un digno rival del Dream Team. Se fueron al descanso con un resultado de 56 a 42 y acabaron perdiendo de 32. Los croatas Drazen Petrovic y Dino Radja anotaron 24 y 23 puntos respectivamente, Michael Jordan se quedó en 22. Aquel 117 a 85 fue el último partido de un equipo legendario, irrepetible, mítico, memorable. El baloncesto tomaba una nueva dimensión.

 

La mejor foto deportiva de 2015

FOTO: RAFA CASAL. DIARIO MARCA

Madison Square Garden. El pabellón más famoso del planeta acoge uno de los acontecimientos más importantes de la historia del deporte español. Es 15 de febrero. En la capital del mundo, Nueva York, hace frío. En España ya es madrugada. Está a punto de comenzar el partido de las estrellas con más de 17.000 espectadores en las gradas. Pero no es un encuentro cualquiera. Por primera vez en la historia, dos hermanos van a protagonizar el salto inicial del All Star Game de la NBA. Pau y Marc Gasol son los actores principales de una noche de la que ambos saldrán como vencedores, a pesar de jugar en Conferencias diferentes. La foto del año es para ellos, los Gasol, que meses después serían galardonados con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Dos actores secundarios, Carmelo Anthony y Kyle Lowry, observan como se elevan hacia el cielo los hermanos Gasol. Parece que Marc va a ganar la primera bola del partido, pero es su hermano mayor el que lo consigue. Más tarde sería el otro el que ganaría el partido.

El salto inicial desde otras posiciones

 

El partido estuvo igualado y no se decidió hasta el último cuarto. Ganó la Conferencia Oeste 158-163. Marc Gasol anotó seis puntos, cogió diez rebotes y dio dos asistencias. Su compañero de equipo aquel día, Rusell Westbrook, fue el máximo anotador con 41 puntos. Pau anotó diez puntos, cogió doce rebotes y dio dos asistencias. Marc jugó un minuto menos (25) que Pau. Pero los números eran lo de menos en aquella noche mágica que recordaremos siempre. La noche en la que dos hermanos de Barcelona rompieron una barrera que parecía infranqueable. Al terminar el encuentro, ambos se fundieron en un emocionante abrazo. No sabemos si lo volveremos a ver. Pero ellos siempre serán los primeros.

 

El histórico salto inicial en vídeo
 
 
 
La ficha del partido, publicada en el diario Marca