100 portadas para Maradona, el genio del fútbol mundial

25 de noviembre de 2020. Recibo una de esas alertas que impactan nada más leerlas. Me entero por el diario El País. Ha muerto Diego Armando Maradona, el genio del fútbol mundial. Es una noticia que podría haber ocurrido en cualquier momento en los últimos años. Pero el destino ha querido que fuera en el que es posiblemente el peor año de nuestras vidas.

Me siento afortunado por haber visto jugar a Maradona. Es cierto que sus grandes tardes de fútbol me pillaron muy pequeño. Cuando Argentina ganó el Mundial de México 86 yo tenía solo cuatro años. Pero luego tuve la suerte de verlo desde Italia 90 y por supuesto de ver repetidas sus obras de arte con el Nápoles y con la selección albiceleste. No puedo decir qué jugador es el mejor de todos los tiempos. Sí sé que Maradona está entre los mejores. Creo que comen en la misma mesa Di Stéfano, Cruyff (ya se ha reunido con ellos allá donde estén), Pelé, Zidane y hay que añadir a dos comensales que siguen en activo, Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Son siete jugadores irrepetibles de la historia del fútbol. Muchos eligen a Maradona como el más grande de todos.

Maradona no era una persona cualquiera

Como dice su amigo, el cantante Andrés Calamaro, Maradona no es una persona cualquiera. Es un hombre pegado a una pelota de cuero. Tiene el don celestial de tratar muy bien al balón. Es un guerrero, un ángel y se le ven las alas heridas. Es la Biblia junto al calefón. Tiene un guante blanco calzado en el pie del lado del corazón. No me importa en que lío se meta. Maradona es mi amigo. Y es una gran persona en el diez. En el alma guardó la camiseta de boca
Que me regaló alguna vez. Diego Armando estamos esperando que vuelvas. Siempre te vamos a querer. Por las alegrías que le das al pueblo. Y por tu arte también.

Mejor no se podía definir a Diego Armando Maradona. Si hablamos solo de fútbol, fue un jugador extraordinario. Solo hay que ver cómo se ha volcado la prensa mundial para rendirle un merecido homenaje. Disfruten y guarden estas 100 portadas del 10. Hasta siempre, genio. AD10S.

 

 

 

 

 

 

 

 

Portadas extraídas de @futpapers, cuentas de Twitter de diarios, kiosko.net, @majimeno

Tres documentos imprescindibles sobre Fernando Martín

Fernando Martín Espina (Madrid 25 de marzo de 1962-3 de diciembre de 1989) se marchó al cielo muy pronto. El domingo tres de diciembre de 1989 el baloncesto español sufrió un golpe en el corazón. Su pionero, el madrileño y madridista Fernando Martín, sufría un accidente de tráfico mortal. Aquel día fue uno de los más tristes que se recuerdan en el baloncesto nacional en particular y en el deporte español en general. Se marchaba un excelente jugador. Un fantástico pivot. Un 10 que ya es eterno y que sigue siendo recordado tantos años después. 

El destino quiso que, aquella tarde en la que iba de camino a ver a su Real Madrid, todo se acabara de un plumazo. Ese día estaba lesionado y no iba a jugar contra el CAI Zaragoza en el Palacio de los Deportes. Recuerdo que aquella tarde iba con mi familia en un coche por la M-30 madrileña sobre las 15:45. En el carril contrario vimos que se había producido un accidente de un coche granate. Cuando llegamos a nuestro destino pusimos la radio y nos enteramos del fatal desenlace.

Su legado

El legado que dejó con tan solo 27 años es impresionante. Con la selección fue subcampeón de Europa en 1983 y formó parte del mítico equipo que logró la plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Con el Real Madrid ganó 4 Ligas, 3 Copas, 1 Supercopa, 2 Recopas, 1 Copa Korac y 1 Mundial de Clubes. Fue el primer español y el segundo europeo en jugar en la NBA, con los Portland Trail Blazers. Algo que ahora parece más fácil y que en aquellos días se veía como algo imposible de lograr. También jugó en el Estudiantes.

A Fernando Martín le ha tocado ver desde ahí arriba muchos éxitos del baloncesto español. Desde el cielo ha podido ver todos los éxitos de las selecciones masculina y femenina. También el «Angolazo» de Barcelona 92. Los triunfos sin pausa de las selecciones inferiores que auguran un futuro muy prometedor tanto en categoría femenina, como masculina. El dominio del Real Madrid de Pablo Laso…Seguro que desde su palco de los mitos del deporte situado en alguna estrella, se sentirá orgulloso de todo lo conseguido.

Dicen los que le conocieron más de cerca que tenía un físico privilegiado. Que podría haber sido atleta o nadador si hubiera querido. Se le daban bien todos los deportes. Jugó al balonmano. Le gustaba la velocidad y ganar siempre. Amigos de sus amigos. Cercano y sin darse ninguna importancia. Le encantaba el campo y salir a la sierra. Competidor nato. Trabajador incansable. Líder. Abrió las puertas de la NBA al baloncesto español. Murió muy joven, a los 27, como grandes de la música como Kurt Cobain, Jim Morrison, Amy Winehouse o Jimi Hendrix.  Fue alguien muy grande. Una leyenda, un mito del baloncesto español. 

Tres documentos para guardar

Con el paso de los años el recuerdo permanece. Hay tres documentos imprescindibles para entender lo que fue Fernando Martín como persona y como jugador de baloncesto. Un libro, una revista y un documental. 

El libro se ha publicado en 2019. Se llama Fernando Martín instinto ganador. Se trata de un trabajo excelente escrito por Javier Balmaseda. Una obra en la que ha participado mucha gente. Cerca de medio millar de testimonios que nos acercan a la figura del mito. Anécdotas, partidos, viajes que explican cómo jugaba el jugador madrileño. Cómo llegó a la NBA. Amigos, familiares y fans, ayudan al autor a enseñarnos cómo era Fernando Martín. 

La revista se publicó en diciembre de 2014. Veinte años después del fallecimiento de Martín. Gigantes del Basket sacó un monográfico especial dedicado al jugador. Una publicación para coleccionistas llena de entrevistas, artículos y portadas con Fernando Martín como protagonista. Lo titularon 25 años sin el mito. 

El documental es una maravilla de dos horas y veinticuatro minutos de duración. También se emitió con motivo del 25 aniversario de la muerte del primer español que jugó en la NBA. En Conexión Vintage- Baloncesto: Fernando Martín, presentado por Paco Grande y emitido en Teledeporte, podemos ver opiniones, entrevistas y partidos jugados por el eterno 10 madridista. ¿Dónde estabas cuando murió Fernando Martín? pregunta Paco Grande al inicio del programa. Una pregunta que nos vuelve a poner la piel de gallina, pasen los años que pasen.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/conexion-vintage/conexion-vintage-baloncesto-fernando-martin/2888774/

 

 

Blanca Fernández Ochoa, de la nieve al cielo

Blanca Fernández Ochoa se ha ido al cielo muy joven, a los 56 años. La misma edad a la que nos dejó su hermano Paco. El destino los ha unido ahí arriba casi trece años después. De la nieve al cielo. Han sido días angustiosos sin saber de ella. Desde que la Policía anunció su desaparición, España ha estado pendiente esperando que el desenlace fuera otro muy distinto. Su fallecimiento, al lado de su querida Cercedilla, es una noticia terrible para los que amamos el deporte. Nadie merece irse tan pronto, pero parece que los más grandes lo merecen menos. Desgraciadamente todos tenemos un día asignado. En eso no hay distinciones. El esquí y el deporte español quedan huérfanos de una mujer eterna.

Eterna pionera

Se va una pionera, leyenda del deporte invernal español, una de las más grandes deportistas que ha tenido España. La primera mujer en conseguir una medalla olímpica. La única española que ha ganado una medalla en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Hasta 2018, era la única medallista junto a su hermano Paco. 

El 20 de febrero de 1992 ganó la medalla de bronce en el slalom de los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville. Pionera absoluta. Veinte años antes había sido oro olímpico “Paquito” el pionero. Blanca llevaba luchando por conseguir una medalla olímpica desde los Juegos de 1980. Doce años y tres ediciones después, logró su objetivo. Su perseverancia, lucha, entrega, sacrificio y el no rendirse jamás, hicieron posible lo que nadie había logrado anteriormente. Una hazaña que deberíamos recordar todos los años como homenaje. 

Un historial envidiable

Además del bronce olímpico, la mejor esquiadora de la historia de nuestro país, ganó dos diplomas olímpicos, un quinto puesto en Calgary 1988 y un sexto puesto en Sarajevo 1984. También sumó cuatro victorias y veintitrés podios en la Copa del Mundo, cosechando un excelente cuarto puesto en la clasificación final de la competición en 1988.

Nos queda su legado, la alegría que transmitía cuando la veíamos en televisión o la escuchábamos por la radio y aquella sonrisa vencedora de Albertville. Vamos a echarte de menos, Blanca. Mucho. Gracias por haberme dado la oportunidad de charlar contigo recordando tu bronce que valió oro. Nunca se me olvidará. El deporte y los aficionados españoles nos acordaremos de ti cada vez que veamos la nieve o una competición de esquí. Porque aunque tu Paco llegó antes, tú nos convenciste de que no existían imposibles. Que con trabajo y mucha dedicación todo se puede conseguir. Que vale la pena intentarlo una y otra vez. Gracias por aquellos momentos inolvidables. Por aquel histórico bronce, tu sueño cumplido, que me hizo/nos hizo felices a muchos españoles. Solo tenía diez años, pero me acordaré siempre. Descansa en paz.

 

Fotos: AFP, EFE, GETTY